Cinco razones para proteger los páramos

Cinco razones para proteger los páramos

Colombia alberga el 50 por ciento de estos ecosistemas en el mundo.

Cinco razones para proteger los páramos
9 de febrero de 2016, 02:55 pm

La decisión de la Corte Constitucional de frenar los títulos mineros con licencias ambientales en páramos del país, que habían sido expedidos antes de febrero del 2010, revivió el debate sobre la relevancia de estos ecosistemas únicos.

El alto Tribunal tumbó un parágrafo del Plan Nacional de Desarrollo aprobado en el 2014 y que permitía que proyectos de explotación minera y de hidrocarburos con licencias antiguas pudieran seguir operando hasta la terminación de los permisos y sin posibilidades de una prórroga. Eso puso en el congelador 347 títulos mineros con licencia. (Lea también: 'Acataremos decisión de la Corte': Minambiente)

La mayoría de ríos del país nacen de los humedales de los páramos.  Archivo particular. 

Aunque la ciencia ha aportado diversos conceptos de estos ecosistemas, un páramo se puede definir como un ecosistema de alta montaña, que se localiza entre el límite superior del bosque andino y el límite inferior de los glaciares. Se le conoce como el bosque enano porque su vegetación generalmente es bosques bajos y arbustivos.

Estas son cinco razones por las que el país debe blindar a sus páramos:

-Son ecosistemas vitales para mantener los ciclos del agua, porque permiten la transformación de la neblina en recurso hídrico que a su vez genera el nacimiento de lagos, ríos y, por ende, el abastecimiento de los embalses. Cerca del 70 % de la provisión del líquido de este país depende de nuestros complejos de páramo.

-Los páramos en Colombia ocupan una superficie cercana al 3 por ciento (29.000 km²) del área continental del territorio nacional, sin embargo, representa el 50 por ciento de los páramos del mundo. Solo media docena de países en el planeta tienen el privilegio de contar con ecosistemas de páramo.

-El frailejón es el rey del páramo. Colombia cuenta con 68 especies endémicas y el país es la segunda nación, después de Venezuela, en albergar mayor diversidad de frailejones. Esta planta es clave para la captura de agua que alimenta a los embalses.

Los páramos se ubican entre el límite superior del bosque andino y el límite inferior de los glaciares.  Archivo particular.


- En los páramos se ubican más de 4.700 especies de plantas. Este dato indica que, aunque son apenas menos del 3 por ciento de territorio del país, albergan el 17 por ciento de diversidad de flora del país.

- Los páramos son claves en la mitigación al cambio climático. Ayudan a la captura de carbono y con eso son reguladores del proceso de calentamiento global.

REDACCIÓN MEDIOAMBIENTE
Con información del Instituto Humboldt y Parques Nacionales
Escríbanos laubet@eltiempo.com