Día clave para demandas contra la minería en páramos y megaproyectos

Día clave para demandas contra la minería en páramos y megaproyectos

La Corte Constitucional estudia acciones contra varios artículos del Plan Nacional de Desarrollo.

Día clave para demandas contra la minería en páramos y megaproyectos
8 de febrero de 2016, 07:48 pm

La Corte Constitucional debate en la tarde de este lunes, en una sesión extra, una demanda de varios representantes del Polo Democrático contra siete artículos de los dos últimos Planes Nacionales de Desarrollo.

Los demandantes pidieron que se declaren inconstitucionales varios artículos que permitieron las reservas mineras estratégicas, la continuación de proyectos mineros en páramos si ya se contaba con contratos y licencias, y que dieron luz verde para el Sistema Nacional de Proyectos de Interés Nacional Estratégicas.

El artículo 108 del Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 y el artículo 20 del Plan 2014-2018 reglamentaron las reservas mineras estratégicas. Esas normas establecieron que la autoridad minera determinará los minerales de interés estratégico para el país y, por lo tanto, podrá delimitar áreas especiales para practicar la minería en zonas que se encuentren libres.

Esas áreas son delimitadas según estudios que realice el Servicio Geológico Colombiano, en donde se establecerá su potencial minero. La norma contempla, incluso, que las áreas de reserva puedan ser asignadas para formalizar a pequeños mineros.

La norma aclara, sin embargo, que no podrán ser áreas de reserva para el desarrollo minero las áreas de páramos y humedales.

Pero los representantes también demandaron el artículo 173 del último Plan de Desarrollo (2014-2018). Este estableció la protección y delimitación de los páramos, zonas en las que quedó consignado que no se podrán adelantar “actividades agropecuarias ni de exploración o explotación de recursos naturales no renovables, ni construcción de refinerías de hidrocarburos”.

La delimitación de los páramos quedó a cargo del Ministerio de Ambiente, según la cartografía entregada por el Instituto Alexander Van Humboldt.

Sin embargo, el parágrafo primero de ese artículo permitió que en los páramos puedan continuarse las actividades de exploración y explotación de recursos naturales no renovables (actividades mineras) que tenían contratos o licencias ambientales desde antes del 9 de febrero del 2010.

En el caso de los hidrocarburos, se permitió que esta actividad se siga desarrollando en páramos si la licencia y el contrato se obtuvieron antes del 16 de junio del 2011.

Esas dos actividades, según la norma, “podrán seguir ejecutándose hasta su terminación, sin posibilidad de prórroga”.

La demanda contra los Proyectos de Interés Nacional Estrategico

Otro artículo demandado (el 49) es el que avaló el sistema que pondrá a andar los Proyectos de Interés Nacional Estratégico (Pine), que pueden ser de origen público, privado o mixto y que concentran el interés del Gobierno al ser categorizados como claves para la economía del país.

Los Pines permitieron, por ejemplo, la expropiación administrativa o judicial de bienes urbanos o rurales que se requieran para desarrollar dichos proyectos.

Además, los predios que sean significativos para desarrollar los Pines no podrán ser restituidos, lo que le impuso al Fondo de la Unidad de Restitución la obligación de compensar a las víctimas que reclamen tierras en esas regiones.

Las licencias y los permisos ambientales para los proyectos Pines serán tramitados, según la norma, por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla). 

JUSTICIA