Corte Constitucional oirá a las partes interesadas en tesoro Quimbaya

Corte Constitucional oirá a las partes interesadas en tesoro Quimbaya

Se pedirá la devolución de 122 piezas entregadas en 1893 a España.

Corte Constitucional oirá a las partes interesadas en tesoro Quimbaya
28 de enero de 2016, 01:46 am

La Corte Constitucional tendrá este jueves una sesión especial para oír a las partes interesadas en el tesoro Quimbaya. En total, 20 personas, entre funcionarios de los ministerios de Cultura y Relaciones Exteriores, así como directores de museos y solicitantes de la devolución del tesoro, expondrán sus argumentos en la Corte.

El tesoro Quimbaya es un compendio de 122 piezas que el presidente Carlos Holguín le obsequió en 1893 a la reina María Cristina de Habsburgo. El proceso (que nació de una acción popular) tuvo un primer fallo a favor del Juzgado 23 Civil de Bogotá, que estableció que la entrega a España del tesoro era inconstitucional.

Pero este fallo fue revocado por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que determinó que en 1893 el tesoro Quimbaya no era considerado patrimonio nacional. Posteriormente, el Consejo de Estado negó su revisión, pero la Corte Constitucional revivió el caso.

Para Jaime Lopera, presidente de la Academia de Historia del Quindío, la recuperación del tesoro Quimbaya es un “asunto patrio que compromete más el patrimonio cultural de la Nación que el de una de sus regiones”.

El tesoro Quimbaya está expuesto en el Museo de las Américas de Madrid (España) y está conformado por 11 cuentas de collar, una corona, 21 narigueras, ocho colgantes, objetos de sonido, 31 orejeras y unos recipientes.

Las 122 piezas tienen un gran valor simbólico para el país, porque si se sale hoy al mercado a vender ese oro, se podría comercializar en uno o dos millones de dólares”, dice Lopera.

En el proceso, está el abogado Felipe Rincón, quien participa de forma independiente pero, como dice Lopera, “ha servido de gran apoyo para esta causa”.

Lopera espera que pronto el tesoro Quimbaya esté en las sedes del Museo del Oro del Banco de la República de Bogotá y Armenia.

Fue hallado en Quindío

La colección fue hallada en 1891 entre las poblaciones de Filandia y Quimbaya (Quindío), en una zona rural llamada La Soledad.

Según información del Banco de la República, “fueron saqueadas dos sepulturas con una ofrenda de orfebrería y cerámica, que inicialmente se conoció como el tesoro de Calarcá”. El Gobierno de la época pagó 10.000 pesos por la colección de oro y cerámica.

EL TIEMPO