A las Zidres les espera duro examen en la Corte Constitucional

A las Zidres les espera duro examen en la Corte Constitucional

Tras más de un año de trámite con obstáculos, la iniciativa será demandada ante ese tribunal.

A las Zidres les espera duro examen en la Corte Constitucional
17 de diciembre de 2015, 02:07 am

Uno de los proyectos que más ha causado controversia en el Congreso y que se ganó una gran cantidad de detractores, el que crea las llamadas Zonas de Interés de Desarrollo Rural, Económico y Social (Zidres), fue aprobado en la plenaria del Senado, al filo de la medianoche del martes.

Sin embargo, los que consideran que es nocivo para el sector agrario y para los campesinos señalan que una buena parte de los territorios baldíos de la Nación pasarían a manos de la empresa privada.

Por esto, desde este miércoles anunciaron una demanda ante la Corte Constitucional en busca de su declaratoria de inexequibilidad, es decir, que si no pudieron tumbarlo en el poder Legislativo lo harán acudiendo al Judicial.

En las sesiones del martes y del lunes se enfrentaron dos bandos: la bancada de la Unidad Nacional (apoyándolo) y el Polo Democrático (opositor).

Este miércoles, antes de que el proyecto fuera sometido a la conciliación de los textos aprobados en la Cámara y en el Senado (el proceso iniciaba a la medianoche al iniciar las sesiones extras en el Congreso), el representante a la Cámara por Bogotá de la Alianza Verde Inti Asprilla dijo que el proyecto se tramitó violando el derecho fundamental a la consulta previa, por lo cual está en riesgo de caerse en la Corte Constitucional por vicios de fondo y trámite.

Según el parlamentario, desde el comienzo se alertó sobre la inconstitucionalidad e inconveniencia política del proyecto, pues pretende legalizar la acumulación de tierras de origen baldío por parte de multinacionales y de empresarios colombianos. Pero el proyecto pasó a pesar de varias iniciativas para archivarlo y para aplazar la discusión para la próxima legislatura, de las cuales ninguna fue acogida.

Aunque la propuesta de aplazamiento de la senadora Claudia López, también de la Alianza Verde, no prosperó, la parlamentaria destacó que se acogieron medidas para proteger el medioambiente.

Por ejemplo, fue aprobada la eliminación del texto que señalaba que los territorios declarados como Zidres serán sustraídos automáticamente para todos los efectos de Ley 2 de 1959, con lo cual se protegen las reservas forestales.

Igualmente se amplió la protección de los humedales, ya que en el Senado se aprobó la proposición para que todos los humedales queden cobijados y no solamente los que están reconocidos por la convención Ramsar.

Según el proyecto, podrán ser Zidres las zonas de aptitud agropecuaria, en el área rural dispersa, que demandan elevados costos de adaptación productiva, tienen baja densidad poblacional y altos índices de pobreza; carecen de infraestructura para el transporte y venta de los productos, y, por sus características agrológicas y climáticas, resultan inapropiadas para desarrollar unidades de producción agrícola familiar.

Se busca promover la inclusión de los trabajadores agrarios, subir la productividad y promover el desarrollo social y económico.

Se busca, además, mejorar las condiciones agrológicas del suelo, incentivar la conservación del medio- ambiente y promover el acceso y la regularización de la propiedad de la tierra a los trabajadores agrarios, al igual que el empleo rural y la seguridad alimentaria.

JUAN CARLOS DOMÍNGUEZ
Redacción Economía y Negocios