Arte e historia recrean el centro de Cartagena

Arte e historia recrean el centro de Cartagena

Esculturas de Gustavo Vélez y una exposición colectiva aportan formas y colores a la amurallada.

Arte e historia recrean el centro de Cartagena
16 de diciembre de 2015, 09:33 pm

En el 2013, el escultor Gustavo Vélez (Medellín, 1975) intervino la Piazza del Duomo y la Chiesa di Sant’Agostino, dos lugares emblemáticos de Italia. Se convirtió en el segundo colombiano en exponer en el espacio público de dicho país, después de Fernando Botero.

Y aunque algunas de sus obras se han expuesto en espacios como el Metro de Medellín, la Universidad Pontificia Bolivariana de dicha ciudad o el centro de Ibagué, Vélez no había tenido en su país natal una exposición de tanto peso como la que se inaugura este viernes en Cartagena: 19 esculturas monumentales en mármol de carrara o en acero, y 24 de mediano formato.

“Siento que estoy cumpliendo con una cita inevitable”, dice Vélez, quien se formó como artista en Medellín y se fue a Italia hace más de 20 años, primero a Florencia y luego a Carrara. A esta población llegó para aprender a esculpir el mármol local, con el que se han hecho esculturas emblemáticas como la Pietá, de Miguel Ángel.

Esta muestra es el producto de un trabajo de hace dos años, desde cuando la galería LGM Arte Internacional le propuso traer sus esculturas a la Heroica.

Cada una de sus esculturas nace de un ejercicio en el que Vélez realiza varios bocetos, y que posteriormente pueden proyectarse hasta llegar a tener seis metros de altura, o más. “Si uno la quiere dirigir a que sean monumentales o para el espacio público, la perspectiva cambia totalmente”, continúa.

Una vez escoge el material, Vélez comienza a tallar –en el caso del már- mol– hasta darle el acabado deseado, o hacer que el acero brille como si fuese un espejo. Las esculturas pensadas para el espacio público son para que “el público las viva y las toque”.

Y en el caso de esta muestra, para que las relacione con lugares y momentos claves de la historia de Cartagena. Así, la curadora María del Pilar Rodríguez se encargó no solo de seleccionar las piezas sino de darles su lugar. Por ejemplo, Hipercúbico, su primera escultura monumental y que se asemeja a una flor, fue ubicada frente a la Torre del Reloj, donde hace unos años un grupo de mujeres cartageneras había instalado una escultura similar. O Libertad, en plena plaza de Getsemaní, donde se gestó la independencia de Cartagena. Así, la exposición permite hacer un recorrido y una relectura del espacio, con el propósito de “establecer un diálogo entre el patrimonio histórico de Cartagena y la contemporaneidad, con una visión joven”, explica la curadora.

Y es que, si bien Vélez está influenciado por la historia del arte y exponentes de la escultura como Gian Lorenzo Bernini –quien hizo Apolo y Daphne–, el artista busca que sus obras sean atemporales, que intervengan en el espacio y que “sean armónicas”, continúa el artista.

‘Presencias y ausencias’

Otra exposición, curada por María del Pilar Rodríguez, intervendrá un espacio de valor histórico y arquitectónico: el Santuario de San Pedro Claver. Abierta al público desde hoy, la colectiva presenta el trabajo de Ramiro Cuello, Alfonso Bonilla, Jaime Osorio, Rafael Dussan y Esteban Sánchez. Cada una de las propuestas, cuenta Rodríguez, fue pensada para dicho espacio, y busca mostrar aquellos conflictos que existen cuando los seres humanos desconocen que en sí mismos habitan fuerzas femeninas y masculinas, sin importar el género.

También, para dar cuenta de las formas de esclavitud que prevalecen en Cartagena y en el mundo, pues el arte es un medio universal que evoca sensaciones y sirve para comunicar.

MARÍA ALEJANDRA TORO VESGA
Cultura y Entretenimiento