Definidos los primeros indultos a las Farc para impulsar la paz

Definidos los primeros indultos a las Farc para impulsar la paz

Beneficio jurídico es para 30 condenados por rebelión o delitos conexos. Será vía decreto.

Definidos los primeros indultos a las Farc para impulsar la paz
23 de noviembre de 2015, 03:14 am

El Gobierno tomó este domingo una decisión clave para darles un nuevo impulso a los diálogos de paz de La Habana y fortalecer la confianza de las partes en negociación, al autorizar el indulto de 30 militantes de las Farc que están condenados únicamente por el delito de rebelión y que purgan su pena en cárceles colombianas.

La medida es un gesto unilateral autorizado por el presidente Juan Manuel Santos, cuyo propósito es impulsar la búsqueda de acuerdos definitivos que permitan cumplir con la fecha del 23 de marzo del 2016 como el último día de una Colombia con conflicto armado interno. (Además: Diez claves del indulto a los 30 guerrilleros de las Farc)

Esta semana se hará público un decreto en el cual se oficializarán los indultos a estos 30 guerrilleros, dejando en claro –eso sí– que ninguno de ellos tiene investigaciones o condenas por delitos graves.

Entre los beneficiados de este primer grupo también habrá personas condenadas por delitos conexos a la rebelión, tales como utilización ilegal de uniformes e insignias, utilización ilícita de equipos transmisores o receptores y porte ilegal de armas de fuego o municiones de uso privativo de las Fuerzas Armadas o de defensa personal. (Lea también: 'Queremos decirles a los colombianos que cometimos errores': 'Márquez')

“El Gobierno Nacional diseñará un programa para este primer grupo de miembros de las Farc que recibirán el beneficio, con el fin de garantizarles apoyo psicosocial, acompañamiento para su estabilización familiar, comunitaria y social, acceso a la educación y posibilitar su formación para el trabajo. Es un primer grupo que iniciará su proceso de reincorporación”, dice un comunicado de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

Esta decisión se tomó luego de analizar las medidas unilaterales que han adoptado las Farc, como el cese unilateral del fuego, dejar el reclutamiento de menores de 17 años y el abandono del secuestro con fines extorsivos, entre otras. El Gobierno reconoce que esto se ha cumplido.

Este primer grupo de 30 indultados, de acuerdo con información del Ejecutivo, recibirá en concreto “un perdón de la pena”, lo cual se adoptó “como parte de los gestos de construcción de confianza entre el Gobierno y las Farc”.

EL TIEMPO pudo establecer que este tema se viene hablando desde hace por lo menos dos años entre las partes –en la mesa de La Habana– y su anuncio era inminente, como efectivamente ocurrió. (Vea: Diez lugares que podrá visitar cuando termine la guerra)

El ministro de Justicia, Yesid Reyes, explicó que “este indulto se hace a través de un decreto que se está terminando de preparar y que tendrá unos trámites ante los respectivos juzgados; eso podría ser antes de que finalice este año”.

El Gobierno, además, se comprometió a revisar la situación de 106 presos de las Farc que tienen algún tipo de afectación en su salud. Dice la Oficina del Alto Comisionado de Paz que se “dispondrá lo necesario para su adecuada atención”.

El Ejecutivo, la Fiscalía, el Inpec y el Consejo Superior de la Judicatura (en proceso de desaparición) están consolidando cuál es el universo real de miembros de las Farc detenidos en cárceles colombianas por rebelión y otros delitos.

Esto se hace con el fin –como también lo anunció el Gobierno– de poder disponer de pabellones especiales en diferentes centros penitenciarios para poder trasladarlos, ya sean “detenidos o condenados” y con el fin de “facilitar el estudio de su situación jurídica, personal y familiar, como medida de preparación para su futura reintegración a la vida civil”.

Gobierno y Farc también han tomado decisiones conjuntas de construcción de confianza, como el desminado humanitario –mañana se entregará un balance público sobre el tema–, el acuerdo sobre desaparecidos –en diciembre se mostrará el primer avance con la entrega de algunos restos– y, entre otros aspectos, la conformación de subcomisiones para acelerar el cese bilateral y definitivo del fuego.

Anoche, tras conocer la decisión del Gobierno de otorgar estos indultos, la guerrilla reaccionó positivamente ante el hecho. Rodrigo Granda, conocido como el canciller de las Farc, dijo que “el indulto es un importante gesto de paz que despertó gran respaldo, ya que con voluntad política sí se puede”. Más temprano había pedido esta figura para 80 de sus compañeros.

Durante las dos administraciones de Santos se han otorgado por lo menos 21 indultos a miembros de las Farc. Y desde 1998, cuando entró a regir jurídicamente esta figura en el país, se han firmado 267 de estos procedimientos a militantes de esa guerrilla.

Así fueron las reacciones

Óscar Iván Zuluaga
Director del Centro Democrático

“Como indulto de guerrilleros lo pactaron Enrique Santos y ‘Timochenko’, sobra equipo negociador. Que familia Santos sea la que firme”.

Piedad Córdoba
Exsenadora y vocera de Marcha Patriótica

“El indulto a 30 presos políticos de las Farc es, sin duda, un nuevo paso hacia la paz que afianza la confianza entre las partes en la mesa de La Habana”.

Iván Cepeda
Senador del Polo Democrático

“Creo que la decisión del indulto a 30 presos de las Farc muestra que hemos avanzado hacia la consolidación de la última fase del proceso”.

Marta Lucía Ramírez
Excandidata presidencial del Partido Conservador

“¿El indulto unilateral, como tantos beneficios anticipados para las Farc, será el abrebocas para pedirle a Estados Unidos devolver a Simón Trinidad?”.

Rodrigo Lara
Director de Cambio Radical

“Este paso es una confirmación de que el proceso de paz está siendo pensado de manera seria por el equipo negociador y que estamos negociando los puntos finales”.

El 'canciller' de la guerrilla fue indultado por Uribe

Rodrigo Granda, conocido como el 'canciller' de la Farc y quien actualmente hace parte de la mesa de diálogo de La Habana, fue indultado por el expresidente Álvaro Uribe (hoy senador) en el 2007 para intentar tender puentes que facilitaran un intercambio humanitario por secuestrados en poder de esa guerrilla. La medida del Gobierno de la época cobijó a otros 149 miembros de ese grupo ilegal.

El Ejecutivo les exigía su renuncia expresa a las Farc y acogerse a los programas de resocialización para evitar su regreso a las tropas ilegales, pero no todos cumplieron con esos requisitos. De hecho, Granda siempre dijo que no desconocería su militancia en la guerrilla. Uribe explicó en su momento que la libertad del ‘canciller’ de las Farc fue un pedido del entonces presidente de Francia Nicolás Sarkozy, ya que las Farc tenían en su poder a la colombofrancesa Íngrid Betancourt.

EL TIEMPO