'Corte no está restringiendo facultades del Congreso'

'Corte no está restringiendo facultades del Congreso'

Magistrada María V. Calle dice que en el debate quedó claro que adopción gay no afecta a los niños.

'Corte no está restringiendo facultades del Congreso'
14 de noviembre de 2015, 01:53 am

Una semana después de que la Corte Constitucional autorizó que los menores de edad puedan ser adoptados por parejas del mismo sexo, la presidenta de ese alto tribunal, María Victoria Calle, habla sobre el histórico fallo. Asegura que la Corte no está usurpando competencias del Congreso.

La Corte ha dicho en otros fallos que le corresponde al Congreso legislar sobre la adopción igualitaria. ¿Cambió de posición?

La Corte respeta profundamente las competencias del Congreso. Por eso, en múltiples ocasiones, desde hace varios años, viene solicitándole que supere los vacíos normativos en materia de protección y reconocimiento de las personas sin importar su sexo u orientación sexual. La legislación no puede dejar por fuera de su abrigo a algunas personas por su condición religiosa, origen familiar, sexo, orientación sexual o raza. Cuando ello ocurre, es deber del juez constitucional actuar en favor de las minorías y darles la protección que por la Constitución deben tener. Pero esas decisiones en modo alguno cambian o restringen las facultades del Congreso.

¿El país estaba preparado para un fallo semejante?

La Constitución de 1991 contiene acuerdos sobre lo fundamental, a los que se llegó luego de un proceso de deliberación amplio. Lo que hizo la Corte en el fallo fue interpretar esos compromisos, a la luz de los cambios que ha experimentado la sociedad. Quizás esta decisión pueda despertar inquietudes, pero, como dijo la Corte, “las dudas no se disipan negando una inocultable realidad sino enfrentando sus desafíos”.

¿Qué estudios tuvo en cuenta la Corte?

El proceso que dio lugar a esta decisión es público. La Corte examinó experiencias internacionales relacionadas con la adopción homoparental de niños, dentro de las cuales se incluyen, por ejemplo, las de México, España, Sudáfrica, Alemania, entre otras. Además, se aportó un número significativo de estudios científicos y de disciplinas como la pediatría, la psiquiatría, la psicología, el trabajo social y la sociología. También podría mencionarle los estudios científicos referidos por el Ministerio de Salud, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, el Dane, la Universidad Nacional, la Universidad de California, la American University. La corporación señaló que los estudios y pruebas aportadas al proceso demostraban en forma dominante, o bien que la adopción por parejas del mismo sexo no genera afectaciones en el desarrollo integral de los niños, o bien que no está acreditada ninguna afectación.

¿La decisión de la Corte mejora la situación quienes no han sido adoptados?

La Constitución contempla un catálogo de derechos que dignifican al ser humano. La decisión que tomó la Corte consiste en asegurar que la ley colombiana se ajuste a algunos de esos derechos. Según la decisión, la Constitución establece el derecho de los niños en situación de adoptabilidad a tener una familia. Por lo tanto, se vulnera este derecho si el universo de potenciales adoptantes se ve restringido injustificadamente. Desde luego, la Corte no perdió de vista que todo proceso de adopción debe estar orientado a la satisfacción del interés superior de los niños, pero consideró que no había razones, constitucionalmente aceptables, para excluir de ese universo a las parejas gais.

¿Qué opina de los ataques de distintos sectores que califican el fallo como inmoral?

En un Estado democrático y pluralista, todas las opiniones deben ser consideradas con un espíritu de respeto y tolerancia. No dejo de señalar que en Colombia estos procesos tienen un amplio grado de apertura hacia la deliberación, pues la Constitución le garantiza a todo ciudadano el derecho a intervenir ante la Corte para exponer allí sus argumentos.

¿Puede una nueva corte tumbar el fallo?

Las decisiones que toma la Corte en casos como este hacen tránsito a cosa juzgada. Lo cual quiere decir que el asunto ya se juzgó y no puede volver a ser enjuiciado. No obstante, contra las sentencias de la Corte, excepcionalmente, cabe la posibilidad de presentar una solicitud de nulidad.

¿Podría prosperar un referendo para echar atrás el fallo sobre la adopción gay?

Eventualmente, si aún estoy en el cargo de magistrada, podría tener que pronunciarme sobre la constitucionalidad de ese referendo, y para no verme impedida no puedo responder específicamente la pregunta.

Nuevos registros

En otra decisión, la Corte Constitucional falló a favor de una pareja gay que tuvo a sus hijos gemelos en EE. UU. –alquilando un vientre– y a los que en Colombia les habían negado el registro por la condición de sus padres. La Registraduría tiene 30 días para cambiar los formatos de registro en los que incluya a familias homoparentales.

EL TIEMPO