El desafío de @Twitter #SiSalgoVivoDeEsta

El desafío de @Twitter #SiSalgoVivoDeEsta

Esta plataforma digital ahora trata de conseguir usuarios nuevos y 'monetizar' los que ya tiene.

El desafío de @Twitter #SiSalgoVivoDeEsta
8 de noviembre de 2015, 02:12 am

@Justinbieber tiene 69,2 millones de seguidores, @BarackObama 65,6 @TaylorSwift13 65,3, @Shakira 35,4, @SofiaVergara 8,8, @JamesdRodriguez 8,9, @JuanManSantos 4,1 y @AlvaroUribeVel 4,08. En el planeta hay 320 millones de mentes conectadas por Twitter. Y la genial, famosa y todo-poderosa red social está en crisis ¿Por qué?

Le pasa lo mismo que al jovencito cantante que era la estrella más popular de la radio y los conciertos y ahora, desesperado, ve que sus fans no solamente lo están abandonando, sino que siguen a otro artista y su música les parece muy guisa. Twitter quiere ser Facebook pero hoy está más cerca de MySpace. ¿Saldrá vivo de la unidad de cuidados intensivos? (Vea también: Facebook, Twitter y Google en manos de la Unión Europea)

Necesita enormes transfusiones de sangre tipo USD+, que es la sangre más difícil de conseguir. No ha sabido monetizar –así llaman en Silicon Valley a conseguir dólares– esos 320 millones de entusiastas seguidores.

Comandados ahora por Jack Dorsey, o simplemente @jack, uno de sus creadores, un grupo de intensivistas y traumatólogos lo tienen conectado a la máquina de #WallStreet y lo están monitoreando 24/7. Hace 15 días se gastaron un jurgo de dólares en un comercial de TV que se transmitió en el primer partido de la serie de béisbol, crearon la pestaña Moments, una aplicación que resume la actualidad en textos e imágenes y cambiaron la lejana estrella que había que espichar si te gustaba un tuit por un corazoncito rojo que es el símbolo universal para expresar amor y emociones. Y cambió Favorito por Gustar, que es mucho más cálido.

Twitter quiere alcanzar a Facebook y Google, adelantar a Instagram y no dejarse sacar más ventaja de Snapchat, la fiebre social de los más jóvenes, que prefieren enviar y ver pequeños y divertidos videos que las prehistóricas y manipulables fotografías y que además tiene la morbosa opción de autodestruir los mensajes en el tiempo que se le programe. (Vea aquí: Descubra cinco trucos de Snapchat que posiblemente no conoce)

El éxito de Instagram, cuatro años menor, consiste en que reposa más en imágenes de un planeta aparentemente feliz donde todos sus rincones son atractivos y sus habitantes salen bonitos y estirando los labios. Además, tiene filtros para mejorar las selfis y se pueden enviar videos. Aquí hay que trabajar más en el photoshop que en pensar cosas diferentes e inteligentes para escribir.

Pero todo eso se puede hacer por Twitter igualmente. Sin embargo, los usuarios no saben que por ahí las fotos también se pueden procesar con filtros para tapar manchas y arrugas o borrar el rojo de los ojos; no se han enterado que por ahí se permite enviar videos hasta de 30 segundos y el constreñido límite de los 140 caracteres parece que se va a acabar muy pronto. (Lea aquí: ¿Ya conoce las cinco novedades de Twitter?)

La pedagogía, otro problema

Twitter fue creado por ingenieros y es manejado por ingenieros, normalmente densos, estructuralmente pesados. Le hacen falta sicólogos, comunicadores, calle. Y vendedores. Buenos vendedores. (Vea: EL TIEMPO es el diario latinoamericano con más seguidores en Twitter)

La identidad es otro problema.

¿Qué es Twitter?:

a) Comunicación en tiempo real

b) Estatus

c) Segunda pantalla frente al televisor

d) Un lugar para promocionar marcas

e) Una plataforma de noticias

f) Un medidor de ‘ratings’ y popularidad

g) Una plataforma para enviar fotos y videos

h) Todas las anteriores

i) Ninguna de las anteriores

Está comprobado que Twitter es la forma de comunicación más rápida conocida hasta ahora. Noticias sobre terremotos, tragedias aéreas, resultados electorales y deportivos, alineaciones de la Selección Colombia o atentados terroristas se saben primero por alguno de los 320 millones de corresponsales de Twitter que por las agencias de noticias.

Twitter también es ideal para encontrar perros perdidos, enviar chistes viejos, memes nuevos, frases célebres, insultar políticos, protestar por vuelos retrasados o saber dónde hay trancón o está lloviendo.

Nacimientos, bodas, bautizos, paseos, grados, fiestas se saben por Facebook, donde los usuarios son conocidos entre sí.

El Twitter fusiló dictaduras en Egipto y Libia. Era la fuerza aérea de los extraños levantamientos populares de la Primavera Árabe. Y es el enemigo natural de los gobiernos tiranos de China, Cuba y Venezuela, un medio que los gobiernos no pueden manipular.

En Colombia, por ejemplo, el opositor @AlvaroUribeVel, armado con un @twitter, le ha marcado la agenda al gobierno de @JuanManUribe.

El papa Francisco @pontifex, 10,2 millones de seguidores, usa Twitter para predicar su doctrina en español. En inglés, @pontifex solo tiene 7,8 millones de fans; en italiano, la lengua oficial del vaticano, @pontifex_it acumula 3,12 millones.

El mismo Timoleón Jimenez @timochenko_FARC –20.000– se quitó la gorra y se afeitó para salir de la clandestinidad a través de su cuenta de Twitter.

El candidato republicano @realDonaldTrump, 4,7 millones, ha convertido Twitter en el escudo para protegerse de las burlas y en el botafuegos de su descendente campaña llena de tuits inteligentes, ególatras, xenofóbicos y agresivos. ‘Great’ es su palabra preferida según los algoritmos de Twitter.

Políticos, periodistas, medios de comunicación, deportistas, artistas, cantantes son los mejores VIT (Very Important Twitters), los que arrastran millones de seguidores para que conozcan sus vida, sus movimientos, lanzamientos y cotidianidad.

En Colombia, con mensajes simples y proactivos, adornados con corazoncitos rojos @carocruzosorio polariza a 2,68 millones de twitteros criollos; @LAAZCARATE que solo sigue a 200, entretiene a 2,6 millones de seguidores que admiran su inteligencia y critican su comercialización; la bellísima @TalianaV cautiva con su positivismo a 1,7 millones, mujeres y hombres que la admiran; @DanielSamperO destila humor a 1,1 millones de risueños lectores, el Twitter de @DCoronell, 576.000, es la pantalla donde ningún corrupto quiere ver su nombre; @gusgomez1701, 339.000, el más visual de los tuiteros influyentes casi siempre incluye imágenes para destacar el contenido; a @fdbedout lo siguen 2,6 millones que anhelan caer algún sábado en su selectiva cacería de trinos; los 274.000 confesos seguidores y otro tanto de stalkers de @EsperanzaGomez, la tuitera más buena, esperan sus trinos XXX; el declarado ateo de la influencias de las redes sociales @jsanchezcristo, 393.00, aprendió –con sangre– a manejar el complicado Twitter para darles información extra a sus oyentes.

Esa aparente complejidad de Twitter es otra de sus patas cojas. Para los usuarios nuevos no es tan amigable y lógico como Facebook o Instagram, donde todo es más fácil y los comandos están ahí, a la vista.

Con este miniblog, cualquier persona se convierte en un medio de comunicación sin censuras y le puede meter un mensajito por debajo de la puerta a la persona que se le antoje y que tenga cuenta de Twitter. Se recomienda contar hasta 10 antes de disparar un tuit.

Oscars, Grammys, Superbowls, partidos del Mundial y otros eventos en vivo, que hoy son lo único que sientan televidentes frente a las pantallas –como antes–, siempre tienen un teléfono inteligente o un laptop en su mano para comentar por Twitter los resultados, criticar el profundo escote de Sofía Vergara, la nota desafinada de un cantante o mentarle la madre al árbitro a través de Twitter que ahora se ha convertido, también, en un medidor de rating que indica el instante más visto, el personaje más admirado o el más criticado de un evento transmitido por televisión.

En un rincón de las pantallas de televisión ahora siempre aparece el #Hashtag o #PalabraClave que se debe mencionar y el nombre en Twitter de los comentaristas o periodistas para invitarlos a que los sigan o se suscriban a sus cuentas y presuman de su popularidad según la cantidad de seguidores que tienen.

Twitter es el creador de los sustantivos #Hashtags (etiquetas) los TT (tendencias), RT (retweets), FAV (favoritos), DM (mensajes directos) instrumentos vitales en la comunicación digital.

El trino con mas RT en la historia es aquel que envió la presentadora Ellen De Generes, @TheEllenShow con la famosa foto del grupo de actores de los Oscars del 2013 que lleva 3.354 millones de RT y 2,07 millones de FAVS. Y resultó ser una viveza publicitaria de Samsung.

Números que no curan

Con alrededor de 4.000 empleados en el mundo, la compañía del pajarito azul que gorgorea más de 500 millones de veces cada día, este trimestre ha aumentado sus ventas en un 58 % equivalentes a 569 millones de dólares de ingresos en el último trimestre y ha reducido sus pérdidas a 132 millones de dólares, 42 millones menos que el anterior trimestre. Números que alivian pero no curan todavía. Como en todo medio de comunicación, incluidos los digitales, la hemoglobina se la suministran los ingresos por las ventas de publicidad. Los precios de esa publicidad son directamente proporcionales a la cantidad de consumidores que les llegan.

Las marcas, productos y servicios, grandes o pequeños, están gastando cada día más dinero de la torta publicitaria en Google y Facebook. El mensaje les llega directamente a los usuarios con el perfil deseado. Las pantallas de los teléfonos inteligentes, las tabletas y los computadores compiten con la televisión, la radio y los medios impresos por el dinero de la publicidad.

Y Twitter no ha logrado crear el sistema perfecto para los anunciantes. Google y Facebook van mucho más adelante.

El ideal es que cuando un usuario quiera saber lo que predica @pontifex_es o la foto de @jamesdrodriguez relajado en el camerino, con @Cristiano, (38,6 millones) o @NavasKeylor, 1,17 millones, salte el aviso pago de un fabricante de autos, una aerolínea o un champú teledirigido al mismo territorio del usuario que se localiza por el área del teléfono o cuando acepta que se indique su ubicación geográfica. Twitter puede identificar las aficiones del usuario por las palabras que usa en sus mensajes. Y debe tener en cuenta además la cantidad de mensajes publicitarios que puede tolerar un usuario acostumbrado a recibir todo gratis y limpio.

Facebook es más sofisticado, reúne grupos con intereses y pasiones similares y, gracias a la información captada en el perfil del usuario, puede dirigir sus mensajes, por ejemplo, a mujeres de 18 a 45 años con ingresos superiores a 3 millones de pesos y con grado universitario que viven en determinado país, ciudad o barrio.

También le toca darse codo contra el popular @Youtube, que sigue creciendo geométricamente a pesar de que le clavan muchos comerciales al visitante antes de ver su videoclip preferido.

Para sobrevivir, el universalmente reconocido Twitter solo tiene, entre otras tareas, que llegar a ofrecer ese nivel de información a los anunciantes, actualizar su plataforma que está casi igual que cuando arrancó, reducir los millones de inactivos o desertores, y aumentar la cantidad de usuarios, que en países como Estados Unidos, el mercado más importante, tiene congelada esa cifra desde hace 2 años en tan solo 65 millones, mucho si se considera que es 1 de cada 4 americanos, pero poco frente a Facebok, que tiene 1.200 millones de usuarios en el mundo, de los cuales 150 millones viven en Estados Unidos.

Instagram, que pertenece a Facebook y tiene 400 millones de usuarios, y creciendo; 80 más que Twitter, que está estancado o con un crecimiento anémico.

Muchos VIT ya tienen cuentas en Instagram que superan a las de Twitter, que es como el triciclo guardado de los que ya saben montar en bicicleta.

¿Sobrevivirá Twitter?

Esa es la misión de @Jack. Si usted tiene alguna sugerencia o comentario, le puede colar un mensajito debajo de la puerta.

@fernanmartinez
Para EL TIEMPO