Yuri Buenaventura, el sonero del puerto y de la Ciudad Luz

Yuri Buenaventura, el sonero del puerto y de la Ciudad Luz

El músico ofrecerá hoy un concierto en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo.

Yuri Buenaventura, el sonero del puerto y de la Ciudad Luz
29 de octubre de 2015, 08:23 pm

Empieza a tararear despacio y el sonido es algo así como “cu tim bu, cu tim bu”. Y luego acelera hasta que después de 10 o 15 segundos ya se sabe que es un currulao, que así suena un currulao.

Esta es una de las formas como Yuri Buenaventura define la música del Pacífico colombiano, de ese al que llama ‘gigante maravilloso’.

“Es que uno se sienta al lado de un río, allá en la selva del Pacífico, y se pone a oír las piedras que suenan en el fondo del agua cuando se mueven, y ahí está la música”, afirma Buenaventura, uno de los más importantes músicos colombianos de salsa y latin jazz, y que hoy se presentará en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo.

Yuri Buenaventura (nacido en Buenaventura, Valle, en 1967, y cuyo nombre real es Yuri Bedoya) es salsero y empezó su carrera en Francia, donde vive desde hace 30 años, cuando se fue a estudiar Economía gracias a una beca, aunque nunca terminó la carrera. Era percusionista en el metro de París y se hizo famoso gracias a su versión salsera de Ne me quitte pas.

Muchas cosas pasaron entre su llegada a París y su fama, pero durante todos estos años ha vivido entre Francia y Colombia. Va y viene porque necesita, según cuenta, ir a Buenaventura a visitar a su familia.

“Uno tiene que ir a nutrirse de manglar y mariscos del Pacífico, de la selva y del mar. Cuando estoy en los viajes y en mi casa en París extraño que en Buenaventura se oye música por todas partes, con su riqueza y su diversidad. Es que el hombre de esa zona es muy musical”, dice.

El artista estará en Colombia hasta el 2 de noviembre, cuando vuelva a París para el lanzamiento de su disco Paroles (Palabras), que es un homenaje a la chanson, la música francesa, a través de las canciones de sus figuras más relevantes: Charles Aznavour, Georges Brassens, Léo Ferré, Jacques Brel (de origen belga), Claude Nougaro y Georges Moustaki, entre otros.

“Grabé música del patrimonio francés desde los años 50 hasta el 2000, más o menos, mezclándolo con la sabiduría caribeña, la del Pacífico colombiano, jazz y latin jazz”, afirma.

“Es un disco muy ambicioso que define la poesía francesa a través de la salsa, género que no solo ha ido ganando espacios en Francia, sino en Senegal, Túnez, Argelia y Canadá, entre otros lugares donde se habla francés”, agrega.
La producción es de un caldense con corazón caleño: José Aguirre, actual director del grupo Niche y amigo de Buenaventura desde hace años, cuando precisamente se conocieron en París, en 1995, donde “él me invitó a descargar en el escenario con los muchachos de Jairo Varela”.

Buenaventura ha grabado, además de Palabras, los discos Herencia africana, Yo soy, Vagabundo, Lo mejor de Yuri Buenaventura, Salsa dura y Cita con la luz.

Sigue convencido de lo maravilloso del sonido de los tambores y de la marimba de chonta.

“Pero por darle otra forma, ahora quieren ‘brusquear’ el vibráfono de la marimba. Eso no se debe hacer porque es un instrumento que tiene su propia frecuencia. Uno no puede modificar un sonido que tiene cinco siglos y que atraviesa la selva, los árboles, el mar, que se oye hasta muy lejos. A mí me gustan la tradición y el respeto a las raíces y eso siempre va a estar en mi música”, dice Buenaventura.

Afirma que igual pasa con las cantadoras viejas, a las que hay que cuidar y aprender de ellas, “porque la tradición oral está ahí”.

¿Dónde y cuándo?

Hoy, 8 p. m. Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo. Calle 170 n.° 67-51, Bogotá. Informes: 404-2463. Boletas: 35.000, 70.000, 80.000, 100.000, 110.000, 120.000 y 130.000 pesos.

Olga Lucía Martínez Ante
Coordinadora de Eskpe