Diez 'chicharrones' para el nuevo alcalde de Bogotá

Diez 'chicharrones' para el nuevo alcalde de Bogotá

Recibirá al menos diez 'papas calientes' que tendrá que resolver comenzando el gobierno.

Diez 'chicharrones' para el nuevo alcalde de Bogotá
23 de octubre de 2015, 09:47 pm

Quien resulte elegido el próximo domingo recibirá al menos diez 'papas calientes' que tendrá que resolver comenzando el gobierno, si quiere dejar atrás temas polémicos que mantienen divididos a los bogotanos.

SITP: sus finanzas, empresas privadas y patiotalleres

La implementación del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) no ha podido avanzar ante la crisis de Coobús y Egobús, concesionarios conformados por pequeños propietarios de buses, a cargo del 40 % de las rutas de la ciudad. Las firmas fueron intervenidas por la Supertransporte. Este retraso ha implicado una carga financiera que le ha impedido al SITP llegar a punto de equilibrio: su déficit roza los $ 200.000 millones anuales.

Además, entre el 2016 y el 2018 se deben adquirir 60 hectáreas de patiotalleres, que cuestan unos $ 3 billones. Se necesitan chequera, organización y autoridad para salir del lío y garantizar la calidad del sistema.

¿Quién recoge la basura?

Este es el relleno Sanitario de Doña Juana, sur de Bogotá. Archivo / EL TIEMPO

Decidir si mantiene o no el modelo de aseo con el operador público Aguas de Bogotá que impuso Gustavo Petro es un ‘chicharrón’ mayor para quien sea el nuevo Alcalde. El reto para quien gane las elecciones es conciliar los derechos de los recicladores protegidos por la Corte Constitucional para que sean parte del negocio del aseo. Eso se definirá con la licitación que la actual Administración iniciaría.

Expropiación del San Juan de Dios

El hospital San Juan de Dios está en expropiación. Archivo / EL TIEMPO

El alcalde que resulte elegido este domingo encontrará el hospital San Juan de Dios en pleno proceso para la expropiación decretada por el alcalde Gustavo Petro. La Administración ya le hizo una oferta de compra al Gobernador de Cundinamarca, pero no se ha resuelto el lío que se generó cuando el registrador del sur anuló todos los registros de venta del hospital desde 1923.

La retoma del Acueducto

Deberá decidir si sostiene la retoma –hecha por la Bogotá Humana– de las actividades de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAB) que solían ser tercerizadas o si revoca esa decisión y vuelve a contratar a privados.
Esto implicará tomar decisiones sobre la continuidad o no de los contratos de los 1.344 funcionarios, decisión del hoy alcalde Petro.

Colegios por concesión

El modelo de colegios por concesión (25 en total) que comenzó a operar en Bogotá hace 15 años, en el gobierno de Enrique Peñalosa, es un lío para resolver de entrada. El Gobierno Petro decidió no extender indefinidamente los contratos de concesión, que se vencieron en el 2014. De hecho, ocho de estos colegios entraron en un proceso de manejo desde el Distrito y en tres se anunció la retoma total, con el argumento de que se detectó baja calidad en la educación.

La intervención social en el Bronx

La calle del Bronx fue intervenida en el 2013. Archivo / EL TIEMPO

El Bronx, el mayor centro de expendio de drogas del país, será uno de los dolores de cabeza del próximo alcalde. La intervención que las autoridades hicieron en el lugar terminó por dispersar la venta y el consumo de estupefacientes en las distintas localidades. Desde el 19 de febrero del 2013, los habitantes de calle también se extendieron por los barrios aledaños, y produjo un aumento en la sensación de inseguridad.

Decreto 562 de alturas

Uno de los temas más polémicos del 2014 es el decreto 562, mediante el cual la Administración liberó la altura de edificios en la ciudad. A pesar de las críticas, el Alcalde ha mantenido vigente la norma.
El nuevo alcalde de la ciudad tendrá que decidir si les hace caso a los críticos y deroga el decreto o lo mantiene vigente. Lo que sí no podrá cambiar son las licencias de construcción que queden en firme.

Doña Juana, a punto de reventar

Esta es una de las decisiones que no se puede seguir aplazando. El relleno sanitario de Doña Juana tiene poco tiempo de vida, recibe a diario más de 6 millones de toneladas, ha causado derrumbes por más de 3 millones de toneladas y graves emergencias ambientales, sociales y sanitarias.

La plaza de Santamaría

La Santamaría se cerró para los toros con Petro. Archivo / EL TIEMPO

Quien llegue a gobernar la ciudad enfrentará un fallo de la Corte Constitucional que dijo que el alcalde no tenía facultad para prohibir las corridas de toros, como hizo Petro. El nuevo mandatario o mandataria encontrará en ejecución el contrato para reforzar y hacer mantenimiento a la plaza y tendrá que dirimir si vuelven o no los toros.

Fondo de vigilancia

Al Fondo de Vigilancia, encargado del manejo de recursos para la seguridad, lo rodean continuos escándalos de corrupción. El alcalde deberá definir si el modelo se mantiene o no. Tampoco la tendrá fácil con el número único de seguridad y emergencias (Nuse) o 123, un sistema sin modernización, del que hay rumores de supuestas irregularidades.

BOGOTÁ