Joven ganó una tutela en la que pedía tratamiento médico para su madre

Joven ganó una tutela en la que pedía tratamiento médico para su madre

El menor de 17 años pedía que se le ordenara a la Nueva EPS el procedimiento.

Joven ganó una tutela en la que pedía tratamiento médico para su madre
22 de octubre de 2015, 02:32 pm

En un documento de 5 páginas, y actuando en representación de su madre, un menor de 17 años presentó en mayo de este año una tutela ante un juzgado solicitando un tratamiento para su progenitora.

En la tutela argumentaba que la Nueva EPS le estaba vulnerando a María del Carmen Fonseca Torres, de 56 años, sus derechos a la dignidad humana, la vida y la salud, al negarle un tratamiento para un tumor maligno que tiene en la glándula tiroides.

En la tutela, el joven argumentaba que aunque la EPS ya había autorizado el tratamiento, este se había aplazado en reiteradas ocasiones porque la institución médica "no tenía agenda" y porque la EPS había remitido el caso a cuatro centros médicos que afirmaban que no tenían el equipo especializado para realizar el tratamiento.

En primera instancia, el 14 de mayo pasado, el juzgado 38 civil del circuito de Bogotá no aceptó la tutela, considerando que en el proceso no se acreditó la imposibilidad de la madre de presentar ella misma la tutela, ni el poder que le dio a su hijo para representarla en el proceso.

El caso pasó entonces a la Corte Constitucional que aceptó revisar la tutela y este jueves, en un fallo, le concedió al menor su solicitud ordenándole a la EPS que garantice que su madre pueda acceder al tratamiento pedido.

El alto tribunal, con ponencia del magistrado Jorge Iván Palacio, le ordenó a la Nueva EPS que en 48 horas, desde la notificación del fallo, "le preste el servicio de consulta especializada por medicina nuclear a la paciente, la cual se encuentra autorizada por la misma EPS".

El fallo del alto tribunal dice que las demoras para realizar un tratamiento médico al que un paciente tenga derecho "amenaza su derecho a la salud, e impide su efectiva recuperación física y emocional". Además, reitera, los conflictos contractuales que existan entre las instituciones médicas no "constituyen una justa causa para impedir el acceso de sus afiliados a los procedimientos médicos".

La Corte también estableció que "en el evento de que la entidad prestadora del servicio de salud no cuente con las condiciones de idoneidad requeridas, estará obligada a contratar la práctica de las mismas con una institución particular y debidamente autorizada por el Estado".

Así, la Corte revocó el fallo del Juzgado 38, y ordenó que se conceda la petición del joven para su madre.

'Mi hijo no tiene 8 años'

María del Carmen Fonseca, madre del joven, aseguró que no es cierto que su hijo tenga 8 años, como dice el fallo de la Corte, y aclaró que en el tiempo en el que el menor interpuso el recurso tenía 17 años.

La aclaración de Fonseca sae da porque el alto tribunal le advirtió en la resolución de la tutela a la madre del niño que "tiene que procurar la protección de sus derechos fundamentales a través de otros mecanismos procesales que no impliquen la concurrencia de su hijo menor", que en el fallo aparece reseñado como un niño de 8 años de edad.

Incluso, una de las pruebas que tenía la Corte era el documento de identidad del menor que indicaba que nació el 24 de enero del 2007.

Fonseca aseguró que "esa fue una equivocación de la Corte". "Cómo iba a tener 8 años, yo no lo habría dejado ir solito por allá. Cuando me llegó la respuesta de la Corte yo quedé sorprendida pero ya no sabía cómo contestarles porque yo no sé nada de eso", explicó. Agregó, además, que su hijo nació el 30 de junio de 1997 y que la asesoría para la tutela se las dio una casa de justicia.

Dijo que su hijo interpuso la tutela en su nombre porque por su estado de salud no se sentía bien para iniciar ese trámite. "En esa época yo acababa de salir de la clínica,  estaba en recuperación y no me sentía capaz de caminar y acompañarlo, por eso él hizo todo".

JUSTICIA