Opositor venezolano Manuel Rosales fue detenido al volver del exilio

Opositor venezolano Manuel Rosales fue detenido al volver del exilio

El excandidato presidencial es acusado de corrupción y tenía una orden de captura desde 2009.

notitle
15 de octubre 2015 , 04:30 p.m.

El excandidato presidencial y opositor venezolano Manuel Rosales fue arrestado este jueves en el aeropuerto de Maracaibo (Venezuela), tras seis años en el exilio, informó la Fiscalía de ese país.

Rosales "fue detenido por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) este jueves 15 de octubre en el Aeropuerto Internacional La Chinita, cuando arribó de un vuelo procedente de Aruba", señaló la Fiscalía en un comunicado, e indicó que será presentado en las próximas horas ante un tribunal de Caracas.

Hasta ahora no trascienden imágenes del momento del arresto porque, según periodistas en el lugar, las autoridades impidieron el ingreso a la pista. Momentos después de aterrizar, el dirigente difundió un video en su perfil de Periscope en el que cuestionó el operativo policial y militar dispuesto en la terminal aérea.

"Ese despliegue de mi llegada deberían hacerlo para combatir la delincuencia, la inseguridad. Haremos esto en paz, vamos a cobrar el 6 de diciembre", escribió al aludir a la fecha de las próximas elecciones legislativas.

Rosales, de 62 años, fue acusado de corrupción en 2009 y tenía una orden de captura. El excandidato presidenciales es uno de los rivales más caracterizados del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez. 

Rosales arribó hacia las 16H30 locales (21H00 GMT) al aeropuerto de la ciudad de Maracaibo, capital de su natal estado Zulia.

El fundador del partido de centroderecha Un Nuevo Tiempo llegó hacia las 4:30 p.m. hora local al aeropuerto de Maracaibo, capital de su natal Zulia, en un vuelo comercial procedente de la isla de Aruba, según un corto video difundido por él mismo del momento en que la azafata anuncia el arribo a Maracaibo.

Rosales anunció su retorno el pasado viernes. Desde entonces, la Fiscalía General advirtió que el hombre sería detenido para responder en un proceso por supuesto enriquecimiento ilícito durante su gestión como gobernador de Zulia, entre 2000 y 2008.

"Será aprehendido inmediatamente llegue al país", había dicho la jefa del Ministerio Público, Luisa Ortega, el pasado domingo. Tras su salida del país en abril de 2009, Rosales recibió en Perú asilo por razones humanitarias, aunque versiones de prensa indican que se hallaba desde hacía algún tiempo en Panamá.

Considerado por años el más férreo opositor de Chávez, el político es acusado de enriquecimiento ilícito en Venezuela, pero él alega que se trata de una persecución política en su contra.

Rosales se exilió cuando debía comparecer a una audiencia donde se decidiría una privativa de libertad y la prohibición de salir del país. Entonces se desempeñaba como alcalde de Maracaibo.

¿Por qué ahora?

Aunque el presidente Nicolás Maduro admite que estos comicios serán los más difíciles en 16 años del chavismo, la oposición encara el desafío de superar sus divisiones, en una coyuntura de descontento popular por la crisis económica y la inseguridad.

"Su regreso coloca de nuevo, en el contexto de la oposición, un núcleo de liderazgo (...) Sabe que es un gesto que va a poner su figura de nuevo en el escenario político", declaró a la AFP el politólogo Carlos Romero, profesor de la Universidad Central de Venezuela. Para el analista Nicmer Evans, afín a Chávez pero distanciado del gobierno de Maduro,

Rosales es un político "en decadencia" y "desconectado" de la realidad venezolana. Su regreso refleja "una terrible crisis de liderazgo dentro de la oposición venezolana, que incluso de manera bizarra parece planificada por el gobierno de Maduro para facilitar tener enemigos 'cómodos' que descalificar ya que no aportan en nada al debate político, económico y social", afirmó.

A mediados de este año, Rosales fue inhabilitado para optar a cargos públicos por 7 años y 6 meses, al igual que otros líderes opositores como la exdiputada María Corina Machado, quien junto a Leopoldo López y el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, forman el ala radical de la variopinta coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

El dirigente, derrotado por Chávez en las presidenciales de 2006, ha dicho que el objetivo de su retorno es "ayudar a construir la victoria del 6 de diciembre" en los comicios legislativos, de cara a los cuales fue inhabilitado como candidato a mediados de este año.

AFP