Van 8.000 multas por chatear y hablar por móvil al volante

Van 8.000 multas por chatear y hablar por móvil al volante

Contestar llamadas o sostener chats mientras se conduce le puede costar 322.200 pesos de multa.

Van 8.000 multas por chatear y hablar por móvil al volante
19 de septiembre de 2015, 11:01 pm

Acababan de entrar en funcionamiento los buses de TransMilenio por la carrera Séptima cuando *Alejandra, una trabajadora del sector salud, simplemente se parqueó en ese corredor vial, a la altura de la calle 73 y se puso a chatear por celular. “Ella se encontraba en el costado oriental. Lo supimos porque nos pidieron un recurso”, dijeron funcionarios del Centro Regulador de Urgencias (Crue).

Estaba tan inmersa en su conversación que pese a que todos los carros pitaban ella ni se inmutaba. Al final, un bus de TransMilenio la envistió con la buena suerte de que ni ella ni los pasajeros sufrieron lesiones de gravedad.

Así como la protagonista de este accidente se ven cada vez más conductores que mientras manejan hablan por teléfono, chatean, ven videos o manipulan tabletas electrónicas. “Ya me he estrellado dos veces por andar contestando mensajes. La última vez pagué un arreglo de 800.000. Eso me costó el chiste”, dijo Armando Romero, un taxista que confesó su pecado por ser aficionado a los aparatos electrónicos dentro de su vehículo. Dice que son la única distracción que tiene en los largos trancones que tiene que soportar.

Ana María, una publicista, no pensó que responder un mensaje le terminaría costando casi dos millones de pesos. “Me distraje un momentico a contestar un mensaje de WhatsApp, era mi jefe el que me hablaba, aceleré sin darme cuenta y el carro que iba delante de mí no había arrancado. Lo choqué. Fue mi culpa. Tuve que asumir las consecuencias del daño del otro vehículo y del mío”, contó.

Según la Secretaría de Movilidad, a corte del 15 de septiembre de este año, la Policía de Tránsito de Bogotá ha impuesto un total de 8.069 comparendos por la infracción C38 del Código Nacional de Tránsito. Esta se impone cuando los conductores usan sistemas móviles de comunicación o teléfonos instalados en los vehículos, al momento de conducir.

La única excepción en estos casos es que el conductor utilice estos equipos electrónicos con accesorios que le permitan tener las manos libres. La multa es de 15 salarios mínimos, equivalentes a 322.200 pesos para quien incumpla la norma.

Aunque la Policía de Tránsito de Bogotá tiene la certeza de que los casos de accidentes por esta causa son recurrentes, es muy difícil determinar si la causa probable fue esta, ya que las autoridades no la catalogan entre las causas contenidas en el Informe policial de accidente de tránsito (Ipat). “Es muy difícil, a no ser que existan cámaras en el lugar para tener alguna evidencia del comportamiento asociado”, dijeron voceros de la Secretaría de Movilidad.

Las autoridades temen que casos más graves se presenten en el futuro, y no solo a causa de los conductores que chatean mientras conducen sino de los peatones que, por andar mandando mensajes, no se percatan de los huecos, los desniveles ni los cruces en la calle. El caso más grave se conoció este año, cuando un bus del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) estrelló a una mujer en una calle de la localidad de Usaquén, en el norte de Bogotá, cuando ella iba hablando por su teléfono móvil. Eso se conoció el 27 de Julio de 2015. El hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad del barrio San Cristóbal Norte.

En el video se puede ver a Jazmín Peña lanzándose a la vía mientras habla por celular, sin percatarse de que por una esquina salía un bus azul de placas WGH 587, que la embistió y lesionó una de sus piernas con una de las llantas delanteras. La víctima fue atendida en el Hospital Simón Bolívar.

El coronel Manuel Silva, director de la Policía de Tránsito de Bogotá, en esa ocasión pidió a los conductores y peatones transitar con cuidado al tomar puntos ciegos y estar alerta si se encuentran en la vía pública.

Según el artículo 57 del Código Nacional de Tránsito, los peatones deben cerciorarse al cruzar la vía, es decir, tener los cinco sentidos puestos al caminar y usar cruces seguros.

Por ahora, la Secretaría de Movilidad aseguró que trabaja en mensajes y estrategias de pedagogía que sensibilicen a los conductores de que desviar, así sea por un segundo, la mirada y la atención al conducir genera una pérdida importante en la concentración y los reflejos .

CAROL MALAVER
Redactora de EL TIEMPO
Escríbanos a: carmal@eltiempo.com