'Reforma del equilibrio de poderes no suplanta la Constitución'

'Reforma del equilibrio de poderes no suplanta la Constitución'

Magistrado Mauricio González pide en ponencia avalar la reforma a la cúpula de la Justicia.

'Reforma del equilibrio de poderes no suplanta la Constitución'
19 de septiembre de 2015, 01:33 am

Al aprobar el acto legislativo 02 de 2015 de ‘equilibrio de poderes’ –que entre otros puntos eliminó al cuestionado Consejo Superior de la Judicatura y creó una corte con ‘dientes’ para rondar al Fiscal y a los altos magistrados–, el Congreso no sustituyó la Constitución ni afectó la independencia de la Rama Judicial.

Así lo plantea la ponencia que resuelve el primer ‘round’ judicial de esa reforma: dos demandas acumuladas que le piden a la Corte hundir el acto legislativo por vicios de fondo.

El magistrado Mauricio González radicó el viernes el proyecto de fallo, que será llevado a la plenaria de la corporación el próximo miércoles y que respalda el contenido de la norma.

De acuerdo con la ponencia, de 142 páginas, los cambios de la Carta Política que se hicieron en la reforma no afectan ningún eje fundamental de la Constitución de 1991. En ese sentido, el documento señala expresamente que no existen modificaciones que hagan irreconocible o sustancialmente diferente la Constitución Nacional, en especial en lo relativo a la separación de poderes y la autonomía judicial.

González plantea, de entrada, que hay elementos suficientes para que el alto tribunal se pronuncie de fondo sobre el contenido del acto legislativo. Esto, en respuesta a varias posiciones expresadas en la audiencia pública de hace casi dos semanas, que señalaban que la Corte debía declararse inhibida frente a la demanda contra la reforma.

El proyecto de fallo señala también que al transferir las funciones de control disciplinario de los empleados judiciales de la Procuraduría al nuevo Consejo de Disciplina Judicial no se sustituyó la Constitución. Y al declarar exequibles los artículos 14 al 19 del ‘equilibrio de poderes’, la ponencia deja viva la creación del Consejo de Gobierno Judicial, la gerencia de la Rama y el Consejo Nacional de Disciplina Judicial. Estos órganos son los que, en el corto plazo, deben sustituir a la polémica Sala Administrativa de la Judicatura.

González señala que los cambios en la arquitectura de la cúpula de la justicia no están afectando la independencia del poder judicial, pues la reforma no introdujo elementos que les den a las otras dos ramas del poder público (Ejecutivo y Legislativo) prevalencia sobre la justicia.

El proyecto también avaló las nuevas funciones de la Corte Constitucional de dirimir conflictos de competencia entre jurisdicciones que actualmente se encuentran en cabeza de la Sala Disciplinaria de la Judicatura, que está en proceso de desaparición. En la Corte hay otras dos demandas en curso. Una de ellas es del fiscal Eduardo Montealegre contra el tribunal que juzgaría a los aforados.

JUSTICIA