El 10 por ciento de los colombianos tiene problemas mentales

El 10 por ciento de los colombianos tiene problemas mentales

Encuesta refleja que la depresión y la ansiedad afectan sobre todo a los más pobres y vulnerables.

notitle
16 de septiembre 2015 , 09:10 p.m.

La más grande radiografía de salud mental hecha en el país hasta la fecha, y cuyos resultados serán presentados oficialmente este jueves por el Gobierno, arroja datos que resultan preocupantes para los investigadores.

Para la muestra está que la Encuesta Nacional de Salud Mental 2015, en cuya elaboración participaron la Universidad Javeriana, Colciencias y el Ministerio de Salud, encontró que cerca del 10 por ciento de los colombianos hoy tienen problemas de este tipo.

Vale la pena anotar que uno de los principales valores de este trabajo es que se encuestó a población infantil, adolescente y adulta, en sus hogares, que no necesariamente ha sido diagnosticada con problemas de esta naturaleza.

“Se visibilizan por primera vez –señalan los autores de la investigación– los problemas mentales, entendidos como síntomas o conductas que no constituyen una enfermedad mental diagnosticada, pero que producen malestar emocional y disfunción, y que requieren apoyo social”.

Los investigadores, que entrevistaron a los integrantes de cerca de 19.000 familias en todo el territorio (y de las cuales se validaron 13.555), presentan sus resultados divididos en cuatro grupos de edad.

Encontraron que los adolescentes de 12 a 17 años tienen un porcentaje más alto de problemas de salud mental (del 12,2 por ciento), y que las más afectadas son las mujeres.

Además, trece de cada 100 encuestados en este grupo de edad manifestaron tener tres o cuatro síntomas de ansiedad, y el 16 por ciento más de cuatro síntomas de depresión.

Estas prevalencias son más significativas en la región Pacífica y Central, en tanto que la depresión es más relevante en las regiones Central y Oriental.

Al aplicar la encuesta entre adultos de 18 a 44 años se encontraron signos de problemas mentales en el 9,6 por ciento de la población; en este grupo las mujeres también resultaron ser las más afectadas, toda vez que casi 11 de cada 100 de ellas mostraron indicios de ansiedad, depresión o psicosis, en porcentajes variados. Ocho de cada 100 hombres también los tiene.

La ansiedad resultó ser la molestia más identificada por los encuestados, sobre todo entre las mujeres, seguida por la depresión. El siete por ciento de estos adultos presentan algún rasgo de psicosis.

Todos estos síntomas fueron identificados por los investigadores luego de que los encuestados respondieron, entre otros instrumentos validados, un formulario SRQ, que detecta rasgos de ansiedad, depresión, psicosis y epilepsia.

Así se supo que las regiones con mayores problemas mentales, en adultos, son Bogotá con el 11 por ciento, y las regiones Pacífica y Central, con el siete.

La población con mayor sintomatología sugestiva de ansiedad se encuentra en Bogotá y en menor cantidad en la Costa Atlántica.

Esta tendencia regional se repite cuando de síntomas depresivos y psicosis se trata, y en ambos casos Bogotá ocupa de lejos el primer lugar.

La radiografía en población mayor de 45 años no es mejor; de hecho, se hallaron indicios, en el 11,2 por ciento de esta población, de problemas de salud mental.

En este grupo, en el que la ansiedad y la depresión son los males más comunes, el problema también es mayor en mujeres que en hombres.

Los investigadores también se ocuparon de analizar las condiciones de los hogares y de las personas, y encontraron que el 27,5 por ciento de los ubicados en las áreas rurales están en pobreza extrema, lo mismo que el 9,2 por ciento de los encuestados en el área urbana.

Los autores hallaron que factores como este, al igual que el desempleo, la baja escolaridad y el pobre acceso a los servicios de salud, tienen una relación directa con la génesis de alteraciones mentales.

En ese orden de ideas, formulan, al final del documento, recomendaciones que apuntan a la consolidación de políticas integrales y transectoriales, que incluyan promoción, prevención e intervención de la salud mental en el país.

Los males que más prevalecen

Los autores de la Encuesta también analizaron los trastornos mentales que ya están diagnosticados y que son más prevalentes entre la gente.

Encontraron que en la población de niños de 7 a 11 años el porcentaje de males de este tipo es del 4,7 por ciento, en promedio.

De acuerdo con el análisis, los trastornos mentales en la infancia son más frecuentes en niñas (5,6 por ciento) que en niños (3,8 por ciento).

Los trastornos mentales de niños resultaron ser menos frecuentes en la región Atlántica, y más comunes entre poblaciones con mayores índices de pobreza.

El déficit de atención (hiperactividad), seguido por la ansiedad por separación y ansiedad generalizada son los problemas más diagnosticados en estas edades.

Los trastornos mentales ya diagnosticados también prevalecen en el 7,2 por ciento de los adolescentes, y en este grupo las mujeres también son las que más los padecen.

El 9,1 por ciento de los adultos también tienen un trastorno consolidado; las mujeres igualmente son las más afectadas, con excepción de los trastornos afectivos bipolares, cuya prevalencia es más alta en los hombres.

De estos últimos los más significativos son los del ánimo, que incluyen trastornos bipolares, depresión y las manías.

La región con mayor prevalencia analizada para el último año fue la Pacífica y para toda la vida la más afectada es Bogotá.

ANDREA FORERO AGUIRRE Y CARLOS F. FERNÁNDEZ
Redacción Salud

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.