El fallo que abre la puerta a tratamientos contra infertilidad en POS

El fallo que abre la puerta a tratamientos contra infertilidad en POS

Conozca las claves de la decisión tomada por la Corte Constitucional.

El fallo que abre la puerta a tratamientos contra infertilidad en POS
15 de septiembre de 2015, 03:04 pm

Al defender los derechos fundamentales de varias mujeres a la salud reproductiva, a la vida privada y familiar, a la igualdad, al libre desarrollo de la personalidad y a conformar una familia, la Corte Constitucional le ordenó al Gobierno que reglamente, una vez realizados estudios de impacto fiscal, la inclusión de los tratamientos de reproducción asistida en el Plan Obligatorio de Salud.

Esta problemática afecta a miles de familias y su eventual cubrimiento en el POS estaría mediado, según el mandato de la Corte, por factores como “la condición de salud del o la paciente, la edad, el número de ciclos o intentos que deban realizarse y su frecuencia, así como la capacidad económica del afiliado".

Con ponencia del magistrado Jorge Iván Palacio, el tribunal estableció varios parámetros para que una pareja pueda solicitar esos tratamientos, que son restrictivos debido a su alto costo. Estos son los apartes claves de la sentencia.

1. "La falta del medicamento o tratamiento de fertilización in vitro excluido del POS puede llegar a vulnerar los derechos fundamentales a la salud reproductiva, a la igualdad, al libre desarrollo de la personalidad y a conformar una familia de la accionante, en la medida que su no realización la podría privar de la posibilidad de procrear de manera biológica, lo que podría incidir negativamente en la continuidad de su proyecto de vida".

2. Se debe demostrar que la pareja no tiene medios económicos para realizar ese tratamiento. Pero en todo caso, el paciente debe realizar un aporte económico. "La Sala considera que la accionante debe realizar cierto aporte económico para financiar en una mínima parte el tratamiento de fertilidad. Según se expuso, debe existir la suma de esfuerzos tanto de los ciudadanos como del Estado, y los pacientes, desde el momento de tomar la decisión de procrear y conformar una familia debe asumir, así sea en parte, el esfuerzo mancomunado que ello implica. El monto que deberá sufragar el paciente para acceder al procedimiento, a través de la cuota moderadora o el copago, según corresponda, obedecerá a su capacidad de pago, teniendo en cuenta que se encuentra afiliada al régimen subsidiado, y sin que se vea afectado su mínimo vital".

3. Las condiciones específicas de salud y edad del paciente son claves para determinar el número de ciclos de fertilización. La decisión la deberá tomar un grupo interdisciplinario integrado por médicos especialistas que justifiquen científicamente la viabilidad o no del procedimiento. También debe haber acompañamiento psicológico permanente.

JUSTICIA