Exsecretaria del CTI le lavó dinero al cartel de Sinaloa

Exsecretaria del CTI le lavó dinero al cartel de Sinaloa

Ella y su esposo, miembro de la Dijín, están involucrados en una red de blanqueo de capitales.

Exsecretaria del CTI le lavó dinero al cartel de Sinaloa
6 de septiembre de 2015, 03:31 am

En el patio 5 de la cárcel de mujeres del Buen Pastor permanece Carmen Sofía Carreño Daza, hasta hace 38 días empleada de plena confianza del CTI de la Fiscalía.

La mujer, de 46 años, busca afanosamente un abogado que le ayude a probar que ella no sabe de dónde salió el millón de dólares que venía camuflado en su maleta, en la de su esposo, el técnico de la Dijín Luis Enrique Rodríguez Torres, y en las de su hija y su consuegra.

El dinero estaba distribuido en paquetes de entre 230.000 y 270.000 dólares, escondidos en compartimentos y tapados con sábanas nuevas y ropa de hombre, que llegaron a Bogotá el 29 de julio, en el vuelo 251, proveniente de República Dominicana.

Sofía les ha jurado a allegados que viajó a ese país a vender fajas y cremas adelgazantes, negocio que en anteriores desplazamientos le dejó una ganancia neta de casi 2 millones de pesos. Por eso, para ausentarse del búnker, le mintió a su jefe, Julián Quintana, director del CTI, a quien le dijo que tenía un familiar enfermo.

Sin embargo, investigaciones iniciadas por la policía judicial de Migración Colombia, retomadas por el CTI y ahora en manos de la DEA, señalan que Sofía terminó involucrada en una gigantesca red que lava dinero del cartel de Sinaloa y de otros mafiosos mexicanos, a través de República Dominicana.

“El dinero fue entregado en Punta Cana al esposo de Sofía, oriundo de Chiquinquirá (Boyacá) y conocido con el alias de ‘el Boyaco’. Su contacto es una organización criminal que se conoce dentro de la mafia como ‘Junior pañales’ ”, explicó un investigador.

Según Germán Miranda, procurador antilavado de República Dominicana, se trata de una organización de dominicanos y colombianos que se dedica al blanqueo de capitales del narcotráfico.

“Al principio, en el CTI creímos que Sofía había sido usada, pero las interceptaciones demuestran que ella sabía cómo era la operación”, dijo un alto funcionario de la entidad.

Sofía y ‘el Boyaco’, de 35 años, se conocieron en el DAS, a donde ella ingresó en el 2000 a cumplir labores en las áreas de Identificación y de Policía Judicial. Luego de la liquidación del organismo, ella pasó a la Fiscalía y ‘el Boyaco’ fue asignado a la oficina de verificación de antecedentes de la Dijín. Además, obtuvo la credencial de investigador, hasta el 2017, que expide la Superintendencia de Vigilancia.

La evidencia demuestra que no era el primer viaje que hacían para lavar dinero de la mafia.

La banda de Migración

Sofía ha dicho que viajó a República Dominicana tres veces, entre marzo y julio del 2015. En la primera ocasión, ‘el Boyaco’ la habría invitado a vacacionar en Punta Cana.

Pero hay dos cosas que no parecen cuadrar en esa versión. Supuestamente, está separada hace años de ‘el Boyaco’, lo que dejaría sin peso la versión de las vacaciones. Además, le aparece un movimiento migratorio adicional.

“En el viaje que ella no reconoce, se investiga si fue suplantada por una mujer que logró burlar los controles migratorios gracias a que ‘el Boyaco’ estaba conectado a la red de funcionarios de Migración Colombia que dejaba entrar y salir a personas sin control alguno, a cambio de millonarias sumas.

La banda fue capturada hace 8 días en el aeropuerto El Dorado, y dentro de esa investigación, adelantada por Migración Colombia, el celular del funcionario de la Dijín estaba interceptado desde finales del 2014, por orden de un juez.

De hecho, miembros de policía judicial ya inspeccionaron su oficina y computador para establecer si borró, alteró o vendió antecedentes de delincuentes y si alguien más está involucrado con la red.

Sin embargo, para las autoridades es claro que ‘el Boyaco’ no es el jefe de la banda sino una ficha clave, que, además, tenía su propio negocio de lavado.

Las pruebas que más lo comprometen son los audios obtenidos por Migración Colombia en los que los funcionarios corruptos lo mencionan. El 30 de julio, Óscar Gómez, oficial de migración y señalado cabecilla de la red, le aseguró a René Caldas, uno de sus cómplices, que “ ‘el Boyaco’ de la Pol” había sido detenido la noche anterior en el aeropuerto El Dorado. Y atribuyó la captura a que no había contado con ellos.

“Días antes, Sofía le dijo a ‘el Boyaco’ que una mujer llamada ‘Pilar’ quería mandarse hacer un vestido igual al de ella. Es evidente que estaba hablando de una maleta de doble fondo como la que trajo de República Dominicana”, explicó uno de los investigadores.

Y aunque Sofía insiste en que no tiene nada que ver con la organización, hay un audio en el que su marido pareciera advertirles a varias personas que no hablen. Además, se indaga si dos sujetos, que llegaron a ofrecérseles como abogados, son emisarios de la banda ‘Junior pañales’.

También se investiga qué funcionarios de Migración Colombia, la Dian y la Policía aeroportuaria estaban de turno en la puerta 9 del aeropuerto El Dorado, en donde ‘el Boyaco’ debía entregar los dólares.

Tras esa verificación, la Fiscalía decidirá si ordena nuevas capturas. Y Estados Unidos, si pide en extradición a miembros de la poderosa red que, al parecer, le iba a cambiar la identidad a ‘Megateo’, capo del Catatumbo por cuya cabeza se ofrecen 5 millones de dólares.

¿Nueva identidad para Megateo?

Autoridades indagan audios que indicarían que la red de Migración Colombia fue contactada para que le elaborara una nueva identidad a Víctor Ramón Navarro, ‘Megateo’, el capo del Catatumbo, blanco de una reciente ofensiva de Policía y Ejército. Según uno de los audios, un integrante de la red fue contactado para el trabajo. Se le escucha decir que piden un “nuevo paquete para el del bombardeo”, y luego aclara “que es para el que le dio a los nuestros en Hacarí”. Esta última frase haría referencia al ataque, de abril del 2006, a una comisión judicial que iba por ‘Megateo’, episodio en el que fueron masacrados 10 detectives del antiguo DAS y 6 militares. Ya está probado que todos los miembros de la red de Migración Colombia eran exmiembros del DAS.

Y aunque hace dos semanas, no hay noticias del capo, el audio demostraría que sobrevivió al bombardeo.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
@Uinvestigativa