Habitantes de Barú suplican por fallo de la Corte

Habitantes de Barú suplican por fallo de la Corte

En abril se cumplieron dos años en que el proceso tenía términos suspendidos en la Corte.

11 de agosto de 2015, 12:36 am

 Los habitantes de la isla de Barú le suplican al honorable magistrado de la Corte Constitucional, Alberto Rojas, que falle de una vez por todas las dos tutelas que deben aclarar la situación de los comerciantes que hoy ocupan gran parte de los cerca de tres kilómetros de Playa Blanca en la Isla de Barú.


En abril pasado se cumplieron dos años en que el proceso tenía los términos suspendidos en dicha Corte.


En estos más de dos años, y gracias al vacío de la justicia, se frenó la diligencia de restitución de la playa en enero del 2014 y el Distrito de Cartagena dio apertura al puente de Barú, lo que empeoró la situación de la playa, hoy convertida en tierra de nadie y le abrió las puerta, según el Secretario del Interior de Cartagena Roberto Barrios, “a invasores profesionales”.


Las dos tutelas habían sido instauradas en el año 2012 por un grupo de comerciantes de Playa Blanca, con la ciudadana española Carmen García a la cabeza, donde exigían una consulta previa a la Sociedad Playa Blanca Barú SAS para que el grupo de comerciantes fuera reconocido como consejo comunitario.


Pero las dos tutelas fueron negadas en primera y segunda instancia, pues el Distrito determinó que los comerciantes no podían ser reconocidos como consejo comunitario pues Playa Blanca pertenece al corregimiento de Santa Ana y allí ya hay un consejo.

Además, determinaron las autoridades, en Playa Blanca no había un asentamiento. Así, las tutelas fueron seleccionadas para revisión de la Corte en diciembre del 2012 y llegaron en la sala de selección y le fueron comisionadas al doctor Alexei Julio, como magistrado ponente, pero este salió apenas se hizo el reparto.


Mientras tanto, hoy las autoridades en Cartagena siguen con las manos cruzadas, mientras los invasores depredan más territorio y llenan sus bolsillos, y cada vez que llega el Distrito a un operativo con descaro responden: “Hasta tanto no falle la corte aquí nos quedamos”.