¿Es posible que se acoja petición del Gobierno sobre matrimonio gay?

¿Es posible que se acoja petición del Gobierno sobre matrimonio gay?

Caso en Corte Constitiucional lo maneja Jorge Pretelt, quien afronta investigaciones por corrupción

¿Es posible que se acoja petición del Gobierno sobre matrimonio gay?
30 de julio de 2015, 01:02 pm

La petición que realizará el Gobierno en la Corte Constitucional este jueves para habilitar una figura temporal para los matrimonios de parejas del mismo sexo es, sin duda, uno de los pasos concretos más significativos del Ejecutivo en su defensa de la comunidad LGBTI.

Como lo informó EL TIEMPO, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, pedirá al alto tribunal que se establezca un “contrato análogo al contrato de matrimonio civil vigente”, con el cual las parejas gay podrían casarse y tener los mismos derechos que las heterosexuales.

Esta figura, según la idea del Ejecutivo, sería temporal mientras el Congreso define el tema de fondo, lo cual podría hacerse a través de una enmienda al artículo 42 de la Constitución o una reforma al Código Civil, entre otras posibilidades.

La petición del Gobierno va encaminada en la misma vía en la que ha insistido en los últimos meses y que busca que se respeten los derechos de estas personas.

Hace apenas un mes, en medio de la jornada del Orgullo Gay, Cristo reiteró su compromiso con esta comunidad y dijo que era “necesario” dar “el paso para consagrar el matrimonio y la adopción igualitaria”.

“La jurisprudencia de la Corte Suprema de Estados Unidos, que legalizó el matrimonio homosexual, no solo nos llena de esperanza, sino también nos confirma la convicción que inspira nuestro trabajo. La igualdad es imparable y la igualdad también llegará a Colombia”, manifestó el Ministro en una carta abierta a propósito de esa celebración.

Las manifestaciones gubernamentales también se han visto reflejadas en el decreto que permitió cambiar de sexo en el registro civil de nacimiento y en la comunicación emitida a las entidades públicas para que no haya discriminación contra los miembros de esta comunidad.

La audiencia que se realizará este jueves en la Corte Constitucional y en la que el Gobierno dará este nuevo paso se da en medio del estudio de una tutela que busca formalizar una unión entre una pareja del mismo sexo mediante la figura del matrimonio civil, algo a lo que se negó una notaria de Cali.

El caso en el alto tribunal lo tiene el magistrado Jorge Pretelt, quien ha votado en contra en varias decisiones anteriores sobre derechos de la comunidad LGBTI.

Pretelt ha sido denunciado por supuestamente pedir coimas a cambio de influir en fallos de tutela entre sus compañeros. Esa denuncia la tramita actualmente la Comisión de Acusación de la Cámara.

Cabe recordar que desde que se conoció ese recurso, el Gobierno envió una carta a esa célula congresional en la que le pidió que "en breve término pueda esclarecerse lo acontecido y se preserve la integridad de la Corte Constitucional”, algo que dejó claro que la Casa de Nariño estaría vigilante de una pronta resolución del caso Pretelt.

Estas y otras manifestaciones gubernamentales llevaron al magistrado Pretelt a enviarle una carta al propio presidente Juan Manuel Santos en la que le pidió respetar "el debido proceso" y "evitar hacer señalamientos contra mí o mi familia y sobre todo abstenerse de generar prejuicios que afectan la imparcialidad de quienes tienen el deber de investigarme y juzgarme”.

Impulso en el Congreso

En la petición que elevará el Gobierno ante la Corte Constitucional, este jueves, también podría leerse un apoyo decidido del Ejecutivo a los proyectos de ley que tramita el Congreso y que reglamentan las uniones de parejas del mismo sexo.

Estas iniciativas han naufragado en el Legislativo, el cual tuvo que presenciar las protestas de defensores y detractores del matrimonio igualitario y que se tomaron la plaza de Bolívar durante las semanas que se tramitaron esas normas, en abril del 2013.

Pero con el nuevo paso en la posición gubernamental sobre este tema podría darse un impulso a la aprobación de la reglamentación de las uniones gay en el Congreso, tomando en cuenta que los partidos de la coalición de Gobierno (‘la U’, Liberal y Cambio Radical) controlan las mayorías en Senado y Cámara.

Para ello, el Ejecutivo tendría que emplearse a fondo para tramitar el tema entre los congresistas, varios de los cuales –al menos este semestre legislativo- estarían más concentrados en las elecciones de alcaldes y gobernadores que en la aprobación de proyectos de ley.

La primera decisión, en todo caso, estará en cabeza de la Corte Constitucional, la cual deberá determinar si acoge o no la petición del Gobierno y habilita esa figura temporal para la unión de parejas del mismo sexo.

POLÍTICA