A través de una valla, empresario le cobrará deuda a un parlamentario

A través de una valla, empresario le cobrará deuda a un parlamentario

En Bogotá instalarán el mismo aviso con el que en Bucaramanga recordaron supuesto pago pendiente.

A través de una valla, empresario le cobrará deuda a un parlamentario
22 de julio de 2015, 03:41 pm

Raúl Benavides, propietario de la litografía donde se imprimió la valla que el pasado domingo fue montada en la carrera 27 con calle 51, en Bucaramanga, y en la que señaló al representante a la Cámara, Freddy Anaya, de deberle 50 millones de pesos por concepto de trabajos publicitarios realizados para las elecciones del 2014, aseguró que montará un aviso similar en Bogotá, cerca al Congreso.

Freddy Anaya se posesionó en su cargo la semana pasada, por el movimiento Opción Ciudadana, para remplazar en la curul al representante Ricardo Flórez, que dimitió de su cargo.

El empresario asegura que recurrió a este tipo de métodos desesperado por las constantes negativas del representante a ‘dar la cara’ y por las deudas que acosan a su empresa de la que dependen 14 familias santandereanas.

Benavides añadió que por esta situación ha recibido amenazas, pero que llevará el caso “hasta las últimas consecuencias hasta que el representante a la Cámara cancele la deuda”.

El dueño de la litografía añadió que viajará a Bogotá en los próximos días con la otra valla que ya tiene impresa para instalarla cerca de la plaza de Bolívar. La valla que se instaló el fin de semana en Bucaramanga fue desmontada horas después de su ubicación.

En respuesta a las declaraciones del empresario, Carlos Arturo Rojas, abogado del parlamentario Anaya, declaró que las acusaciones que hace el empresario en contra del representante son muy graves, pues “este no puede salir a despotricar sin pruebas que corroboren la información para señalarlo por esos hechos”, aunque admitió que si se comprueba la existencia de la deuda, Anaya estaría dispuesto a pagar.

EL TIEMPO llamó en varias oportunidades al nuevo parlamentario, pero Anaya no respondió.

BUCARAMANGA