Polémica por veto a turistas sin camisa en calles de Cartagena

Polémica por veto a turistas sin camisa en calles de Cartagena

La iniciativa se suma a otra que pretende desterrar los 'bailes eróticos' en los menores.

Polémica por veto a turistas sin camisa en calles de Cartagena
16 de julio de 2015, 03:23 am

Caminar sin camiseta por las calles de la ciudad colonial de Cartagena, práctica común entre algunos turistas que visitan la ciudad, podría enviar a un taller de civismo a quien lo haga por primera vez o hasta pagar una multa a quien sea reincidente.

Así lo indica la última iniciativa que prepara el concejal del partido de ‘la U’, César Pión González. Se trata de un proyecto que busca prohibir que turistas y locales se movilicen por el centro histórico sin camiseta.

“La Constitución da libertades pero también protege a la niñez. En el centro de Cartagena hay escuelas, en Bocagrande y el malecón jardines y párvulos, pero acá la gente anda en pantaloneta mostrando sus partes púbicas, sin camisa, sin rasurarse, trasmitiendo una mala imagen a la niñez, y eso hay que reglamentarlo”, dijo el cabildante Pión.

Aunque el proyecto aún está en el escritorio del concejal ya hay gente que elevó su voz de apoyo, pero otros también fueron críticos.

“Es una idea absurda que nos hace ver como una ciudad atrasada. En el verano europeo, es común ver jovencitas en vestido de baño y a los niños y jóvenes en pantaloneta sin ningún tipo de morbo. Además, el turista en su mayoría es norteamericano, y no tienen esa costumbre; el andar sin camiseta es más propio del latino”, responde la presidenta de los guías de Cartagena, Paulina Rincón.

La presidenta de la Corporación de Turismo de la ciudad, Zully Salazar Fuentes, dice que lo prudente es esperar a que la norma tome forma para pronunciarse pero dijo que “está claro que hay unas reglas de urbanidad que todo ciudadano y visitante deben cumplir. Pero, si tomamos ejemplos a nivel internacional nos encontramos con hombres caminando sin camisetas y en bermudas, en las calles de Miami, Río de Janeiro, incluso en Europa durante el verano, donde los turistas, sin ser exhibicionistas, prefieren utilizar ropa ligera”, señaló.

La idea de Pión surgió justo cuando en el Concejo discute otra iniciativa que pretende restringir los ‘bailes eróticos’ entre los niños de la ciudad.

El martes pasó en segundo debate el proyecto que promete dictar normas para regular la participación de menores de edad en bailes que inciten el contacto físico de tipo sexual. En dos semanas se llevará a cabo el último debate, en el que se estima están a favor.

El acuerdo distrital busca que se prohíban estos bailes, promovidos por ritmos como la champeta o el reguetón, entre niños en colegios y también en los barrios. “Los menores de edad no tienen libertad sexual, y el acceso sexual con un menor es un delito, este tipo de bailes que son aplaudidos por los propios padres tienen alto contenido sexual”, señaló el concejal conservador, Luis Gutiérrez Gómez.

Por otro lado, el cantautor de champeta Charles King señaló: “El tema es de educación, y no de prohibición. En Cartagena todos crecimos bailando champeta y somos una generación de bien. Lo que sí tiene que hacer el Distrito es educar a los adultos para que protejan a los niños, les muestren el respeto por su cuerpo”, dijo.

El proyecto de acuerdo tiene hasta ahora una votación de 6 a favor y 4 en contra entre los concejales.

“Esto es una garantía para el pueblo cartagenero, porque quedó claro que la libre expresión también tiene sus límites”, dijo el Concejal Antonio Salim Guerra, ponente del proyecto.

JOHN MONTAÑA
Corresponsal de EL TIEMPO