Corte Constitucional ratifica blindaje del proceso 8.000

Corte Constitucional ratifica blindaje del proceso 8.000

Negó una nulidad con la que 'Joselito' Guerra quería reabrir su proceso.

10 de junio de 2015, 07:01 pm

La Sala Plena de la Corte Constitucional negó una solicitud de nulidad interpuesta por el excongresitas José Elías Guerra de la Espriella a la decisión de ese mismo tribunal que negó una tutela con la que buscaba reabrir el proceso en su contra.

El excongresista fue condenado en 1998 a 72 meses de prisión por un juez sin rostro por los delitos de enriquecimiento ilícito de particular en concurso heterogéneo con el delito de falsedad en documento privado y estafa, dentro del escándalo del proceso 8.000. Esto, luego de renunciar al Congreso para perder su fuero de modo que la investigación no la llevaría al Corte Suprema sino la Fiscalía, con lo cual escogió la vía del juez sin rostro.

Guerra llevó su caso ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU en 2007, alegando que el Estado colombiano desconoció lo previsto en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, porque no lo escuchó ni le dio las debidas garantías en el proceso.

El Comité concluyó que “hubo violación del derecho del autor a un juicio con las debidas garantías” y que en consecuencia “el Estado debe proporcionar al autor un recurso efectivo, incluida una indemnización adecuada”.
Tras esta decisión, Guerra de la Espriella interpuso una tutela para revivir el proceso que falló el juez sin rostro que llegó a revisión de la Corte Constitucional.

Durante la revisión del alto tribunal, el polémico magistrado Jorge Pretelt tuvo que declararse impedido por su amistad y cercanía con el excongresista. Además, la Sala Plena de esa corporación decidió derrotar la ponencia del también polémico magistrado Alberto Rojas que acogía el pedido de Guerra.

En ella, Rojas planteó que el caso debía ser revisado por la Corte Suprema y Guerra debía ser indemnizado. Sin embargo, en una votación 6-1 la ponencia fue derrotada con lo que la Corte dejó en firme la condena a ‘Joselito’ pues consideró que en su casi sí hubo garantías.

Si la Corte hubiera acogido los argumentos de Guerra de la Espriella al abrir su proceso se hubiera presentado un efecto dominó para reabrir otros casos del proceso 8.000 que sirvieron para dar cuenta de la forma en la que el narcotráfico infiltró las campañas políticas.

Pese a la primera decisión de la Corte, el excongresista insistió e interpuso un recurso de nulidad a su decisión que fue nuevamente negado por el alto tribunal.

JUSTICIA