Plantones contra Correa por impuesto a la herencia

Plantones contra Correa por impuesto a la herencia

El gravamen propone pagar hasta el 47,5 por ciento de los montos recibidos.

notitle
09 de junio 2015 , 10:09 p.m.

Ecuador podría ser el país del mundo con el más alto cobro de impuesto a la herencia, si se aprueba un impuesto del 77,5 por ciento para el traspaso de bienes heredados a terceros beneficiarios o por donaciones y legados que superen los 849.600 dólares.

Una publicación del diario El Comercio recoge un informe elaborado por Tax Foundation, organización estadounidense de investigación tributaria de EE. UU., que señala a Japón, Corea del Sur, Francia, Reino Unido y EE. UU. en el escalafón de los cinco primeros lugares de recaudación por herencias, con montos que van desde el 40 al 55 por ciento.

La propuesta de incremento al impuesto fue enviada por el presidente Rafael Correa a la Asamblea Nacional como un proyecto económico urgente para la “redistribución de la riqueza”. “La acumulación desmedida de capital, fomentada por grandes fortunas heredadas, produce desigualdades que quebrantan los cimientos de justicia social (…)”, señala el documento en su exposición de motivos.

Según el presidente Correa, en Ecuador el 80 por ciento de las empresas tienen estructura familiar por lo que pretende “democratizar” la propiedad.

Para eso también se pretende establecer que los beneficiarios directos de las herencias, es decir los hijos, deberán pagar un impuesto que va desde el 2,5 hasta 47,5 por ciento de los montos a recibir si superan los 35.400 dólares.

La primera protesta llegó desde las Cámaras de la Producción del país y pidieron “no satanizar al éxito y a la acumulación”, que es importante para reinvertir y generar empleo.

“Por qué tienes que volver a pagar, y en montos desproporcionados, un impuesto post mórtem, el momento que uno hereda si ya pagaste todos los impuestos durante toda tu vida”, dijo el presidente del Comité Empresarial, Henry Kronfle.

Una ola de reclamo ciudadano ha tomado fuerza contra la medida a través de plantones populares.

En las manifestaciones también se protesta por otro proyecto de ley propuesto por Correa que incrementa el impuesto a la plusvalía, que, según Correa, pretende frenar las “ganancias extraordinarias” sobre la tierra que sobrepasen los 8.496 dólares.

Correa asegura que en el país se enriquecieron muchas personas que, por tener información privilegiada, adquirieron terrenos en zonas donde se edificaron importantes obras del Gobierno, lo cual incrementó el valor de sus tierras.
“La ilegalidad”, manifestó el Jefe de Estado, radica en que “luego se venden los terrenos hasta 20 veces más del valor en que fueron comprados. Así, aumenta la inequidad que hay en el país” explicó.

Las redes sociales se han convertido en la circular de convocatoria para fijar el día y la hora en que los protestantes se dan cita, desde la semana pasada, frente a la sede del oficialista movimiento Alianza País, en la avenida de los Shyris, una de las principales avenidas del centro Norte de Quito.

El oficialismo también se ha hecho presente frente a frente con los opositores para defender el proyecto de “revolución ciudadana”. No faltaron desmanes y agresiones entre los dos bandos.

EL TIEMPO