Corte ordena reabrir caso de violencia sexual

Corte ordena reabrir caso de violencia sexual

Se trata de una niña afrodescendiente y desplazada. El agresor era menor de edad.

27 de mayo de 2015, 03:33 am

Por considerar que una menor de edad fue revictimizada cuando a su madre le negaron acceder a la información sobre el proceso judicial contra el agresor sexual, la Corte Constitucional tumbó dos fallos previos y ordenó reabrir el caso del victimario, quien está libre.

Se trata de una niña afrodescendiente, desplazada y con discapacidad cognitiva, quien fue violentada sexualmente en dos oportunidades en el 2005 y el 2006 y cuyo agresor, también menor de edad al momento de los hechos, nunca fue objeto de persecución judicial.

La madre –quien se encuentra en una especial condición de vulnerabilidad, además, porque no sabe leer ni escribir– denunció al delincuente ante la Fiscalía en Cartagena. Según su versión, el 9 de abril de 2006, en horas de la noche, el agresor, quien actualmente es vecino de la víctima y consume estupefacientes, “raptó a la joven y la violentó salvajemente”.

Temerosa de que las acciones volvieran a repetirse, la abogada de las mujeres pidió, en febrero del 2007, que se tomaran medidas provisionales para que no estuviera cerca de la víctima.

Siete meses después, la abogada de la familia pidió información sobre el caso, que le fue negada bajo el argumento de que, como el agresor era menor de edad, “los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás”.

Ellas insistieron con dos derechos de petición más que fueron negados. Luego interpusieron una demanda para declararse como víctimas dentro del proceso, pero el despacho de Cartagena tampoco acogió esa petición.
Acudieron entonces a una tutela que fue negada, esta vez, por el Tribunal Superior de Cartagena. Tras apelar, la Corte Suprema de Justicia confirmó la negativa.

El caso llegó a la Corte Constitucional que tumbó las dos decisiones judiciales y ordenó reabrir el proceso en contra del agresor sexual para permitir el testimonio de personas que conocieron de los hechos.

Además, la Corte pidió a la Unidad de Víctimas que les dé protección tanto a la víctima como a su madre, especialmente en asuntos de educación y salud, y solicitó el acompañamiento de organismos internacionales como la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

JUSTICIA