El papel que jugará la Canciller en la mesa de La Habana

El papel que jugará la Canciller en la mesa de La Habana

María Ángela Holguín debe explicar el impacto negativo de la lentitud sobre el apoyo internacional.

El papel que jugará la Canciller en la mesa de La Habana
21 de mayo de 2015, 01:50 am

La canciller María Ángela Holguín, quien reforzará el grupo de negociadores del Gobierno en los diálogos con las Farc, tendrá entre sus misiones potenciar el mensaje de que el tiempo se volvió enemigo de la confianza en el proceso de paz y de que es necesario acelerar el ritmo para no perder el apoyo internacional para el posconflicto.

El Gobierno cree que el ritmo lento en la decisión sobre el modelo de la justicia transicional que se aplicará para satisfacer a las víctimas no solo golpea la credibilidad de los colombianos, sino que agota también la paciencia internacional.

Se busca que Holguín, quien no deja su cargo de Canciller, entregue más argumentos a los negociadores de las Farc sobre la importancia que tiene darles celeridad a los diálogos para aprovechar el consenso internacional en el apoyo al proceso de paz, lo que permite fortalecer la discrecionalidad colombiana para negociar las penas alternativas que se aplicarán luego del fin de la guerra. Este es uno de los temas que, como se sabe, preocupan a la guerrilla.

“La paciencia de los colombianos no es infinita, y llegó el momento de las decisiones, el momento de trabajar más intensamente. No podemos desaprovechar esta oportunidad. No dejemos que pase el tren de la historia. El tiempo se volvió enemigo de la confianza en el proceso”, enfatizó este miércoles el presidente Juan Manuel Santos al anunciar la llegada de la Canciller a la mesa de paz de La Habana.

La intención del Jefe de Estado, y de hecho es parte de las instrucciones que les dio a sus negociadores –que hoy comienzan el ciclo 37 de diálogos en Cuba–, es hacerles entender a las Farc que el contexto en todo el mundo ha cambiado y que deben comprender los compromisos internacionales que debe cumplir Colombia. Si se pierde el respaldo del mundo a los diálogos, será demasiado difícil firmar el fin del conflicto.

La Canciller tiene unas inmejorables relaciones con mandatarios y cancilleres de distintos países, incluido Estados Unidos, de cuyo gobierno depende que el extraditado y condenado ‘Simón Trinidad’ pueda ser repatriado para sumarse más adelante a los diálogos, como lo piden las Farc.

“La paciencia de los colombianos no es infinita, y es responsabilidad de la mesa de diálogo que dicha paciencia no se agote. Los ojos del mundo están puestos en nosotros”, dijo Santos.

Y con la intención de acercar más al sector empresarial a los diálogos, también designó este miércoles como nuevo miembro de la delegación oficial a Gonzalo Restrepo, quien fue por muchos años presidente del Grupo Éxito (ver perfil). Tanto Holguín como Restrepo irán con alguna frecuencia a la isla, pero, por lo menos por ahora, no serán parte de los negociadores plenipotenciarios.

Estos movimientos, que se suman al nombramiento como ministro de Defensa del hoy embajador en Washington, Luis Carlos Villegas, y del actual ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, como embajador en Estados Unidos, fueron anunciados por Santos luego de una reunión con su equipo negociador y con la Comisión Asesora de Paz, que este miércoles volvió a contar con la presencia del expresidente Andrés Pastrana; fue de los primeros en llegar a la Casa de Nariño.

“Sabemos que no es fácil seguir creyendo cuando no hay avances visibles, pero les pido a los colombianos que no desfallezcamos”, concluyó el Jefe de Estado.

Expresidente del Éxito, el empresario para el equipo de paz

Gonzalo Restrepo, quien desde 1990 hasta el pasado 22 de marzo presidió el Grupo Éxito, llega a la mesa de negociación con las Farc para representar al empresariado, un lugar que había quedado vacío desde que el expresidente de la Andi Luis Carlos Villegas dejó la mesa de La Habana para irse como embajador a Washington.

Durante la gestión de Restrepo como presidente del Grupo Éxito, esta cadena de almacenes se convirtió en la primera compañía privada de Colombia en la generación de empleo, y en la segunda en ventas, con 427 almacenes y sedes en 82 poblaciones de Colombia, y con 52 tiendas en Uruguay de las marcas Disco y Devoto, también líderes del sector en su país.

La sensibilidad social y la cancha que el empresario antioqueño tiene en términos de responsabilidad social también fueron claves para que el presidente Juan Manuel Santos lo nombrara como uno de sus negociadores en la mesa de paz de La Habana, a donde irá con relativa frecuencia.

Restrepo, quien preside hoy la junta directiva de Ecopetrol, es administrador y psicólogo de la Universidad de Syracuse y obtuvo una maestría en Administración de Negocios en la Universidad de Georgia.

También ha participado en otros programas académicos, como la Gestión de planeación estratégica en el mercado minorista, de Babson College, y el programa de Estrategias de competencia para bienes de consumo, del instituto INSEAD, en Fountainebleau (Francia). Así mismo, ha sido profesor en Eafit.

Listo decreto para desminado

De otro lado, el presidente Santos ya firmó el decreto con el que se reglamentó la forma en que se desarrollará el acuerdo de desminado humanitario en el que trabajarán juntos militares y guerrilleros de las Farc.

El decreto establece lo relacionado con la acreditación de la ONG noruega que coordinará el desminado y los ajustes que se requieren en el Ejército para esto.

POLÍTICA