Es oficial: termina era del glifosato en fumigaciones

Es oficial: termina era del glifosato en fumigaciones


15 de mayo de 2015, 02:26 am

Como estaba previsto, y con la única oposición del procurador Alejandro Ordóñez, el Consejo Nacional de Estupefacientes determinó la suspensión de las fumigaciones de narcocultivos con glifosato, herbicida, que según la OMS puede producir cáncer.

Por siete votos contra uno, el Consejo dio el paso que ya había sido anticipado por el presidente Juan Manuel Santos y que cumple con una orden de la Corte Constitucional.

Habrá un periodo de transición para no afectar la lucha contra el narcotráfico, que por casi 30 años tuvo en las fumigaciones su principal punta de lanza.

El Consejo creó un comité técnico que deberá entregar nuevos lineamientos para la estrategia contra el narcotráfico y la droga. Ese plan debe estar listo dentro de un mes.

De acuerdo con fuentes que estuvieron en el debate, que se prolongó por casi cuatro horas, hubo un intenso contrapunteo entre el Gobierno y el jefe del Ministerio Público. Ordóñez se mantuvo en que no hay una evidencia científica que demuestre plenamente que el uso del herbicida produce cáncer y, sobre todo, en el riesgo de que la suspensión de las fumigaciones redunde en “un mar de coca” en el país.

En el último año, los narcocultivos crecieron hasta en un 20 por ciento, especialmente en zonas donde se habían frenado las aspersiones. Así, la cifra oficial pasaría de 48 hectáreas en el 2013 a unas 60.000 en el 2014.

El incremento se concentró en Putumayo, donde no se fumiga por el acuerdo con Ecuador, y en el Catatumbo, donde hace dos años se firmaron pactos de sustitución con las comunidades que no fueron cumplidos.

La suspensión se hará efectiva en el momento en el que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales revoque o suspenda el Plan de Desarrollo Ambiental, que permitía el uso del herbicida en las aspersiones. Ese proceso podría tardar algunos meses.

Esto significa que, por ahora, los aviones que realizan esa tarea, y que hoy están concentrados sobre las siembras ilegales en Nariño, seguirán fumigando.