Viuda de campanero cobraba pensión como si su esposo fuera congresista

Viuda de campanero cobraba pensión como si su esposo fuera congresista

Familiar de exfuncionario del Congreso recibió mesada de legislador. Corte tumbó la 'megapensión'.

8 de mayo de 2015, 03:13 am

Una decisión de la Corte Constitucional acaba de salvar al erario de desembolsar más de 2.000 millones de pesos a la viuda de un trabajador del Congreso y echó para atrás dos resoluciones del Consejo de Estado que avalaron la ‘megapensión’.

El caso se remonta a 1994, cuando por un error el Fondo de Previsión Social del Congreso (Fonprecón), la entidad encargada de las pensiones de los funcionarios del Legislativo, le autorizó a Nohora Peralta Ibáñez una pensión millonaria de sustitución con salario de congresista.

El asunto es que su difunto esposo, Alberto Arbeláez, no había sido parlamentario, sino campanero del Capitolio. Peralta solicitó a Fonprecón, a comienzos del 2000, una reliquidación de la pensión, y fue así como el organismo se percató del millonario error en la liquidación inicial.

Ante esto, el fondo procedió a rebajar la pensión a lo que realmente le correspondía. Como respuesta, la viuda demandó con el argumento de que no le podían reducir su mesada.

El caso terminó en el Consejo de Estado, que en el 2010 dejó en firme la millonaria pensión y ordenó pagarle el retroactivo por lo que se le dejó de pagar. Consideró que para revocar la resolución que le otorgó una jubilación de congresista al auxiliar administrativo, Fonprecón debió informarle primero a la viuda y no hacerlo de manera unilateral. El fondo siguió en la brega y apeló para no tener que pagar.

Finalmente, Fonprecón acudió a una tutela que terminó en revisión de la Corte Constitucional y que, con ponencia de la magistrada Martha Victoria Sáchica, reversó las dos polémicas decisiones que impidieron reducir la millonaria pensión.

Llamado de atención

El tribunal constitucional, además, le hizo un fuerte llamado al Consejo de Estado porque no tuvo en cuenta que Peralta “guardó silencio y se aprovechó indebidamente del grave y manifiesto error en que por propia cuenta incurrió” el fondo. Tampoco consideró que por estos hechos la viuda fue “penalmente condenada por estafa”.

“La Corte Constitucional dejó sin piso una decisión del Consejo de Estado que consideraba que sí teníamos que pagarle”, dijo Francisco Ramírez, director de Fonprecón.

De acuerdo con el funcionario, con esta determinación “se elimina cualquier nueva pretensión de la señora”.

Aunque la Corte reconoce que las decisiones del Consejo de Estado se basaron en una jurisprudencia vigente, bajo la cual han ordenado restablecer ‘megapensiones’ por encima de los topes fijados por la ley, para el alto tribunal existe otra interpretación de la norma que permite proteger bienes constitucionales como el erario.

De ahí que la Corte también ordenara a Peralta reintegrar “las sumas que le hayan sido entregadas en exceso” y conformarse con los 2,6 millones de pesos de pensión, que es a lo que legalmente tiene derecho.

JUSTICIA