Denuncian que ahora los 'paseos millonarios' los hacen a pie en Bogotá

Denuncian que ahora los 'paseos millonarios' los hacen a pie en Bogotá

Jóvenes le relataron a ELTIEMPO.COM cómo fueron atracados por los delincuentes durante 45 minutos.

Denuncian que ahora los 'paseos millonarios' los hacen a pie en Bogotá
7 de mayo de 2015, 04:59 pm

Dos jóvenes que salían de sus oficinas el lunes pasado en la localidad de Chapinero, en el nororiente de Bogotá, denunciaron una nueva modalidad de robo de la que fueron víctimas: el ‘paseo millonario’ a pie. Sí, la misma técnica de hurto que antes se hacía a bordo de vehículos y que ahora padecieron en un transcurso de 45 minutos por una de las zonas más exclusivas de la capital del país.

Según relataron a ELTIEMPO.COM, todo sucedió en horas de la tarde, pasadas las 6, en la carrera 11 con calle 79. Por ahí caminaban los jóvenes cuando dos hombres que iban por delante de ellos se voltearon y les reprocharon que los estuvieran mirando mal.

Luego, de atrás llegaron otros dos y los arrinconaron. Uno de ellos insinuó tener un arma blanca dentro de una mochila. (Lea también: Historia de cómo ladrones roban en Bogotá con 'psicología del miedo')

Los delincuentes, todos de aproximadamente 20 años, vestidos con ropa ancha, les dijeron que vendían droga y que no les gustaban los sapos. Luego afirmaron que no eran ladrones y que para probarlo podían darles sus celulares y que se los devolverían. Una especie de prueba de confianza en la que cayeron. “Nos decían todo el tiempo que no nos querían robar, que querían saber que éramos personas de bien”, manifestó una de las víctimas.

Entonces comenzó el paseo millonario para los jóvenes. Los delincuentes les indagaron por cuánta plata tenían en sus cuentas de ahorros: “Si me dice la verdad no lo robo, me decían. No entendíamos qué estaba pasando, eran muy buenos hablando ‘mierda’ para manipularnos psicológicamente”.

Los afectados hicieron caso, presionados sicológicamente e intimidados verbalmente, según tratan de explicar, y fueron con la banda, primero, hasta un cajero electrónico ubicado en la calle 82 con carrera 13, a pocos metros de dos prestigiosos centros comerciales. Ahí sacaron $ 1’200.000 de un Servibanca. Según relatan, luego caminaron cuatro cuadras hasta un cajero del Caja Social ubicado en la carrera 15 con calle 79. De ahí retiraron $1’400.000 más.

Después de los dos retiros, los ladrones les pidieron la plata y les dijeron a los jóvenes que no gritaran ni avisaran a la Policía. “Si lo hacen y nos cogen, en 24 horas salimos libres y ya sabemos dónde trabajan ustedes, ya los conocemos”, recuerda una de las víctimas sobre la amenaza.

1

Imagen de la denuncia que presentó de uno de los jóvenes asaltados ante las autoridades.

Sin plata, aún confundidos y lastimados emocionalmente, los jóvenes se comunicaron con la Policía del cuadrante, que recibió la llamada y les pidió presentar la denuncia formal en la estación de Chapinero, donde uno de ellos finalmente lo logró hacer este miércoles, tras varios intentos.

En la denuncia, conocida por ELTIEMPO.COM, uno de los afectados pide a la Policía investigar en las cámaras de seguridad de uno de los cajeros, en la cual habría quedado la imagen de uno de los ladrones.

“Es un cuento muy bien armado el que tienen para intimidar a la gente y logran mantenerlo por mucho tiempo. Se veía que no era la primera vez que lo estaban haciendo”, afirma este jueves, ya más tranquilo, uno de los jóvenes asaltados.

Para conocer la postura de las autoridades, este diario presentó el caso al general Humberto Guatibonza, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, quien se comprometió a investigar la denuncia y desmantelar esta banda que ahora ha impuesto una nueva modalidad de atraco en las zonas más exclusivas de la ciudad: el ‘paseo millonario’ a pie.

Recomendaciones para que no caiga

Las autoridades aseguran que los delincuentes que se dedican a hurtar bajo esta modalidad realmente no pertenecen a organizaciones criminales, como aparentan. Por eso, dan algunas recomendaciones para que no logren su cometido.

1. Alertar a autoridades o transeúntes

Cuando personas extrañas lo aborden en la calle y pretendan llevarse sus pertenencias, las autoridades recomiendan alertarle a quienes estén cerca, mediante voces de auxilio. Esto teniendo en cuenta que, en la mayoría de los casos de intimidación, no hay uso de armas, pese a que los delincuentes intentan amedrentar a sus víctimas con lo que les dicen.

2. Hacer lo posible por huir

Según la Policía, los delincuentes que engañan a las víctimas las enredan asegurándoles que hacen parte de grupos armados o que se han dedicado a cometer delitos que van desde el homicidio hasta el hurto, pasando por el tráfico de estupefacientes. Por tanto, las autoridades sugieren que cuando personas extrañas lo aborden o pretendan trasladarlo a algún lugar, "griten, pidan socorro y corran" hacia alguien que represente autoridad como vigilantes de empresas privadas, escoltas o los propios uniformados.  "Como no tienen control de la víctima, sabe que la Policía va a llegar muy pronto", aseguró la Policía.

3. No enfrentarse al delincuente

Esta no es una señal de cobardía. Si la víctima huye, sin hacerles frente a los delincuentes, corre menos riesgos de ser herido -si es que este realmente cuenta con un arma-. También le permite comunicarse con las autoridades más rápido, ya sea llamando a la línea 123 o al teléfono del cuadrante. 

4. Entregar información precisa

Si llega a ser víctima de hechos similares, las autoridades recomiendan comunicarse con ellos y entregar información concreta sobre su ubicación -para acudir más rápido-. También dar características del delincuente que puedan contribuir a dar con su paradero (detalles físicos, prendas de vestir, etcétera).

5. Denunciar los hechos

No basta con llamar a la línea de emergencias o al cuadrante para poner en conocimiento de la Policía lo que pasó, es vital denunciar formalmente, para iniciar la investigación correspondiente y capturar a los responsables del hurto.

ELTIEMPO.COM