Matrimonio gay vuelve a discusión en la Corte Constitucional

Matrimonio gay vuelve a discusión en la Corte Constitucional

Pareja en Cali llevó tutela al tribunal. Sala Plena inicia discusión. Se espera decisión definitiva.

Matrimonio gay vuelve a discusión en la Corte Constitucional
7 de mayo de 2015, 02:04 am

Casi dos años después de la entrada en vigencia, por orden de la Corte Constitucional, de las uniones gais con plenos derechos y obligaciones, el tema vuelve a la órbita de ese tribunal.

La Sala Plena de este jueves discutirá si, ante la falta de definición del Congreso, esas uniones pueden o no ser llamadas matrimonio.

Lo hará al estudiar una tutela, cuya ponencia está a cargo del magistrado Jorge Pretelt. Aunque una decisión de fondo podría tomar varios días más porque se planteó la posibilidad de realizar una audiencia pública sobre el tema.

El caso en estudio es el de una pareja de Cali que acudió el 20 de junio del 2013 a la notaría cuarta del círculo de Cali para celebrar un matrimonio civil. Lo hizo luego de que se cumpliera el término de dos años que la Corte le dio al Congreso, en la sentencia C-577 de 2011, para legislar sobre el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Si bien en el Congreso hubo debate justo antes de que se venciera el plazo, no hubo legislación al respecto, porque la iniciativa se hundió en abril del 2013.

En el caso en estudio, la pareja señaló que la notaria a la que acudieron rechazó la solicitud de matrimonio argumentando “incompetencia constitucional para autorizar el matrimonio civil entre parejas del mismo sexo”, pero reconoce competencia para “formalizar y solemnizar el vínculo contractual”.

En primera instancia, el juzgado once civil municipal de Cali concedió las pretensiones de los tutelantes y ordenó a la notaria realizar la diligencia para recibir el consentimiento de la pareja “en un contrato que debe regirse por la normativa aplicable al matrimonio civil”.

La pareja apeló argumentando que en lugar de ‘contrato’ se emplee el término ‘matrimonio civil’. El juez de segunda instancia negó sus pretensiones y revirtió la primera decisión. El caso llegó a la Corte.

Ponencia negativa

En el estudio, la ponencia del magistrado Pretelt no acoge las peticiones de la pareja homosexual.

Pero fuentes cercanas al alto tribunal explicaron que la discusión será clave y, sobre todo, decisiva para zanjar ambigüedades interpretativas de la sentencia en la que declaró exequible la expresión ‘un hombre y una mujer’, contenida en el artículo 113 del Código Civil, que define el matrimonio civil en el país.

Allí quedo claro que la Corte no condicionó el matrimonio exclusivamente a parejas heterosexuales, pero tampoco avaló el matrimonio gay.

Ante el vacío legal, dos tesis empezaron a tomar fuerza. De un lado, las organizaciones defensoras de derechos de parejas del mismo sexo argumentan que la sentencia avaló sus uniones, pues carece de sentido útil pensar que la Corte emitió un fallo con el único propósito de permitir a los homosexuales ‘contarle’ a un notario que desean formalizar su unión.

De otro lado, están opositores del tema como la Procuraduría, que indica que si el alto tribunal hubiera tomado la decisión, habría sido explícita en el fallo.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com