Esposa de Pretelt afirmó que su suegro fue quien negoció fincas

Esposa de Pretelt afirmó que su suegro fue quien negoció fincas

Martha L. Patrón señaló que los precios que se pagaron por los predios están ajustados a los costos.

Esposa de Pretelt afirmó que su suegro fue quien negoció fincas
15 de abril de 2015, 01:56 am

Ciento trece documentos, entre escrituras, promesas de compraventa y cheques de gerencia entregó este martes en la Fiscalía Martha Ligia Patrón, esposa del magistrado Jorge Pretelt, investigada por las irregularidades en la compra de dos predios en el Urabá antioqueño y que habrían sido despojados por ‘paras’.

Durante cinco horas, Patrón, acompañada por su abogado, el exprocurador Carlos Arturo Gómez Pavajeau, respondió 46 preguntas de los investigadores sobre la forma como compró esos bienes, que hoy tienen medidas cautelares del Tribunal de Justicia y Paz de Medellín y que podrían ser destinados para reparar a víctimas de paramilitares.

Contra lo manifestado por el magistrado Pretelt sobre la falta de imparcialidad en la Fiscalía, el abogado Gómez sostuvo que encontró “todas las garantías en la diligencia” y que respeta el trabajo adelantado por los investigadores.

Como parte de sus explicaciones, la señora Patrón dijo que su fallecido suegro, Ricardo Pretelt, fue quien hizo el negocio y firmó las promesas de compraventa de uno de los predios y que tres años después se oficializó el traspaso.

Según ella, ese traspaso de escrituras se hizo porque la familia tenía la intención de sembrar madera en la zona y necesitaban englobar los predios para pedir un préstamo bancario.

Sobre la venta del predio No hay como Dios, que según testigos la hizo el exparamilitar Evelio Díaz Yáñez, el ‘Burro’, quien supuestamente era administrador de las fincas de Pretelt, el abogado de Patrón dijo que conocen a tres personas en la zona con ese sobrenombre y que ninguno era trabajador de la familia.

Patrón dijo desconocer sobre la presencia de paramilitares en la finca que hubieran desplazado a campesinos o que el sitio hubiera sido un centro de entrenamiento de las autodefensas.

Ella ni siquiera conoce bien la zona, habrá ido tres veces a la finca y se vino muy joven para Bogotá. No tiene nada que saber de los paramilitares que se movían por la región”, aseguró Gómez Pavajeau.

En la diligencia ante un fiscal delegado ante la Corte Suprema, la defensa de Patrón señaló que los precios que se pagaron por los predios están ajustados a los costos de la tierra para esa zona y que incluso después de la venta algunos miembros de las familias de los vendedores siguieron viviendo en la región.

El fiscal del caso tiene que examinar las evidencias para determinar si hay elementos para llamar a juicio a Patrón por los delitos de concierto para delinquir agravado, desplazamiento forzado de población civil, lavado de activos agravado, destrucción y apropiación de bienes protegidos o si cierra la investigación. 

JUSTICIA