Con bloqueos, USO enfrenta a firma de perforación petrolera

Con bloqueos, USO enfrenta a firma de perforación petrolera

La empresa Weatherford se encuentra paralizada desde finales de marzo.

13 de abril de 2015, 12:20 am

En medio del complejo panorama laboral que vive la industria petrolera, cerca de 1.700 puestos de trabajo en el país de la compañía de perforación Weatherford, una de las firmas europeas de servicios petroleros más reconocidas del mundo, se están viendo afectados por una protesta que inició la Unión Sindical Obrera (USO), desde marzo.

EL TIEMPO conoció una comunicación interna, firmada por el gerente de la compañía en Colombia, Marcelo Cammi, en la que denuncia que desde el 27 de marzo las acciones de bloqueo ilegal, por parte de la organización sindical, en las bases operativas de Yopal, Barrancabermeja y Villavicencio, vienen afectando de forma sensible la operación de la empresa.

“La situación anterior, que profundiza la problemática financiera y operativa que sufre la compañía por cuenta de la crisis petrolera, está afectando de manera evidente el desarrollo de las actividades laborales de un número muy importante de nuestros colaboradores, e incluso ya se han perdido muchos servicios para nuestros clientes”, señala un aparte de la comunicación.

Según el directivo, se han sostenido cuatro reuniones con la USO, que representa solo al 8 por ciento de los empleados, pero los resultados de las mismas han sido infructuosos.

Advierte que la situación deja a la empresa cerca de una fuerza mayor, lo que implicaría el no pago de salarios hasta que se restablezca la operación.

Mientras la empresa de perforación señala que inició acciones legales con el fin de normalizar sus operaciones, invocando el derecho al trabajo de 1.700 personas, el presidente de la USO, Edwin Castaño, reconoció que desde finales de marzo se inició una parálisis de labores, con personal encadenado a las puertas de acceso de las sedes, en protesta por el recorte de 39 empleados sindicalizados. Agregó que el viernes se esperaba la salida de 20 más afiliados al sindicato y que hay versiones de que vendrían 60 o 70 más.

Al asegurar que los empleados sindicalizados están haciendo valer sus derechos, debido a que dichos despidos no fueron informados sino a través de una carta o por medio de un arreglo con cada trabajador, el presidente de la USO señaló que se han hecho propuestas para suspender temporalmente parte de las bonificaciones y para cumplir con jornadas laborales de ocho horas, a fin de mantener los tres turnos y la vinculación de la gente.

EL TIEMPO