Cinco perros que regresaron a casa con ayuda de las redes sociales

Cinco perros que regresaron a casa con ayuda de las redes sociales

Pochito, Cucho, Tobby, Molly y Mandarina tuvieron una segunda oportunidad con sus familias.

Cinco perros que regresaron a casa con ayuda de las redes sociales
8 de abril de 2015, 02:02 pm

Pochito, un chow chow dorado de apenas meses, soportó a la intemperie los feroces aguaceros que la semana pasada azotaron a Bogotá y causaron varias emergencias invernales. El cachorro había aprovechado un descuido para, travieso como siempre, salir corriendo de su hogar en el barrio Villaluz, en el occidente de Bogotá, rumbo a un parque cercano.

Pero nunca regresó y su ausencia solo fue advertida horas más tarde, cuando el animal ya divagaba por la localidad de Engativá. Entonces comenzó la angustia de la familia Sánchez por encontrarlo. Primero lo buscaron en un recorrido en moto y luego pegaron afiches en postes de los barrios cercanos, pero nada: el perrito de ocho meses había desaparecido.

La zozobra de la familia Sánchez duró una semana, cuando las esperanzas se habían agotado. A Pochito lograron recuperarlo el lunes de esta semana, siete días después de su pérdida. El salvador del cachorrito fue Daniel Ricardo Rodríguez, un joven de la misma localidad de Engativá que lo encontró bajo la lluvia y decidió darle refugio y comida mientras encontraba a sus dueños.

1

Con esta imagen buscaron a los dueños de Pochito en redes sociales.

¿Pero cómo regresó el chow chow a su hogar? Rodríguez, animalista, emprendió una travesía en redes sociales para dar con sus amos. En Facebook, difundió imágenes en grupos dedicados a encontrar animalitos perdidos. En Twitter, mencionó a “celebridades que apoyan la causa animal para que compartieran las fotos”, según le contó a ELTIEMPO.COM.

Uno de esos retuits llegó a un periodista de CITYNOTICIAS, que publicó la historia el fin de semana pasado. Fue un familiar de la familia Sánchez quien vio la emisión del noticiero y logró identificar al perrito. Horas más tarde, el pequeño Pochito logró abrazarse con los miembros de su hogar.

La travesía de Cucho

El paseo de Cucho de todos los días terminó en incertidumbre para la familia Abello el pasado Jueves Santo. El labrador dorado de 9 años se rezagó unas cuadras y nunca volvió. Luego de buscarlo por el barrio bogotano de La Esmeralda, donde todos lo conocen por su simpatía, sus dueños comenzaron una campaña en Facebook para encontrarlo.

1

Cucho permaneció varios días en la Facultad de Biología de la Universidad Nacional a la espera de sus dueños.

Liliana Abello, una de sus amas, afirma que la reacción de sus conocidos en redes sociales permitió difundir rápidamente el caso de Cucho. Las fotografías del perrito rápidamente se esparcieron y fueron compartidas en grupos de animalistas. Le llegaban reportes según los cuales lo habían visto en barrios como Santa Isabel y Nicolás Federman, pero no mostraban señales en la cola y las orejas que identifican al labrador.

La angustia crecía porque Cucho sufre desde hace varios años de la tiroides y necesita de medicamentos para que no se lastime la piel. Pero la esperanza regresó a los Abello el lunes, cuando un conocido les mostró fotos de un perro que permanecía en la Facultad de Biología de la Universidad Nacional.

Esa misma noche, uno de los Abello llegó a la institución y comprobó que era su mascota, la misma que vigilantes de la universidad habían rescatado cerca a una autopista con una pata herida. Al parecer, Cucho se fue detrás de una perra en celo y fue atacado por otro canino. Luego se desorientó y puso su vida en peligro.

“Las personas en la web fueron increíblemente solidarias, gracias a ellas el perrito apareció, pero en cinco días se adelgazó y tenía síntomas de angustia y tristeza”, dijo Liliana Abello.

El labrador Tobby

Tobby, un labrador negro cruzado con galgo alemán, aprovechó un segundo de descuido luego de que le quitaran el collar para correr y perderse en el barrio Bonaza de Bogotá.

1

Tobby recorrió unos seis barrios en busca de su hogar, según su dueño.

Su familia lo buscó a pie y en zonas cercanas, pero no había rastro de él. En Facebook publicaron fotos y recibieron varios reportes de haberlo visto deambulando por Santamaría del Lago, Villaluz y otros barrios de la localidad de Engativá.

Después de dos días, Tobby regresó por su propia cuenta a la puerta de su hogar, aunque herido, agotado y enfermo de comer desechos en la calle, según su dueño Roberto Hernández, quien agradece a las personas que le mantuvieron viva la esperanza con su solidaridad en las redes sociales.

La poodle Molly

La pequeña poodle Molly no ha cumplido un año y ya pasó una odisea de seis meses fuera de su hogar. Si bien se perdió el año pasado en la localidad de Kennedy, la familia Gutiérrez nunca perdió la ilusión de recuperar a la perrita.

1

El aviso que publicaron los Gutiérrez para buscar a Molly.

A través de Facebook dieron a conocer el caso y usuarios aseguraron haberla visto recorriendo sectores como Abastos y la primero de Mayo, en el sur de Bogotá. De una de esas zonas la rescató una mujer que dirige una fundación, la cuidó por cuatro meses e igualmente publicó imágenes de Molly en grupos de Facebook para hallar a sus dueños.

Esa publicación la vio la familia Gutiérrez la semana pasada y permitió el regreso de la poodle el pasado lunes. “Estaba arisca, no se dejaba tocar, pero se le notó la alegría cuando nos vio. Estábamos sin esperanza, pero seguimos buscando y fue gracias a Facebook que la encontramos”, afirmó Alejandro Gutiérrez.

Mandarina, la labrador amarilla

Mandarina, la labrador de cinco años que llegó a los 20 días de edad al seno de la familia Amarillo, se extravió el primero de abril en el barrio San Luis, en la localidad de Usme.

Para fortuna, de ellos, fue rescatada por una vecina del barrio Santa Librada en la avenida Caracas, hasta donde llegó en medio del desespero por encontrar el rastro de su hogar. La mujer dio con uno de los avisos que publicó la familia por los barrios cercanos.

1

Imagen de Mandarina cuando se reencontró con su familia.

“Las redes sociales ayudaron mucho, ya que la imagen de Mandarina fue rotada y muchas personas nos llamaban y nos decían que habían visto perritas con características similares”, comentó Eyadira Amarillo, quien volvió a gozar de la compañía de Mandarina en el negocio que administra.

Para que no le pase a su perro

Animalistas consultados por ELTIEMPO.COM afirmaron que para evitar casos como estos puede tomar varias precauciones, como pasear siempre su mascota con collar y mantenerla con una placa que indique el nombre y sus datos de contacto, así como mantener el carné de vacunación al día.

Para mayor información, repare este reportaje sobre consejos para evitar que se pierda su mascota y qué hacer si encuentra un animal extraviado.

Si usted quiere publicar un reporte de una mascota perdida, puede visitar páginas en Facebook como ‘Animalitos perdidos en Colombia’, ‘Fundación la Huella Roja’, 'Salva a un amigo’ y ‘Zoonosis Bogotá’.

ELTIEMPO.COM