Los artistas se la juegan por la paz de Colombia

Los artistas se la juegan por la paz de Colombia

Empezó la Cumbre Mundial de Arte y Cultura para la Paz, que tendrá programación de teatro diaria.

Los artistas se la juegan por la paz de Colombia
7 de abril de 2015, 12:54 am

Ayer, con la presencia de más de quinientos artistas internacionales y nacionales, se inició la Cumbre Mundial de Arte y Cultura para la Paz. Serán siete días de discusiones, conferencias, cine, teatro y música, que incluirá un concierto de Rubén Blades.

Esta cumbre es para que el arte y la cultura sean parte estructural del país que estamos construyendo”, dijo el músico César López durante la inauguración.

La ministra de Cultura, Mariana Garcés, resaltó el poder del arte como testigo de la realidad. “Construir narrativas propias trae una dosis de alivio”, dijo.

Mientras que la secretaria de Cultura de Bogotá, Clarisa Ruiz, enfatizó en que “la cultura es de la gente y no de la burocracia o del Estado”.

La primera jornada permitió escuchar voces como las de María Sanabria, madre de una víctima de ‘falsos positivos’ y Ludivia Vanegas, sobreviviente de la masacre de Trujillo, que cantaron y contaron su experiencia de resistencia.

Pero también opiniones polémicas, como las del escritor Fernando Vallejo, quien habló sobre su visión del proceso de paz; o las de la dramaturga Patricia Ariza. “Quisiéramos un cese bilateral de todos los fuegos, incluidos los fuegos culturales que atizan a otros”, dijo la actriz del Teatro La Candelaria.

Teatro para la paz

Precisamente, el teatro será uno de los protagonistas de esta cumbre, en la cual se realiza la Muestra Nacional y Latinoamericana Teatro y Conflicto, con programación diaria de producciones inspirada en conflictos sociales y políticos.

Entre los invitados internacionales se destaca el grupo peruano Teatro Yuyachkani, que el sábado presentará la obra Adiós Ayacucho, dirigida por Miguel Rubio.

La pieza, basada en la novela homónima de Julio Ortega, sigue la historia de un campesino de Ayacucho que fue asesinado, masacrado y mutilado. De forma simbólica, este hombre viaja a Lima para recuperar los huesos que le faltan.

A mí me asombra mucho que en pleno conflicto armado, en plena guerra interna en el año 1986, este autor tuvo la lucidez de plantear un tema de una manera tan honda y al mismo tiempo tan directa y tan necesaria”, le cuenta Rubio a EL TIEMPO desde Lima.

La pieza se estrenó en 1990 y Rubio dice que se ha presentado en escenarios como las audiencias públicas del proceso de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, instalada por el Gobierno peruano en el 2001 con la intención de recoger los testimonios de víctimas de la violencia política en ese país. “En ese contexto, esta obra tuvo un papel modesto pero importante, sobre todo porque nos desafió, nos confrontó con esa zona de frontera entre la ficción y la realidad, una realidad muy dura, muy difícil de simbolizar”, cuenta el director peruano.

Yuyachkani también presentará la obra Rosa cuchillo –sobre una madre que busca a su hijo muerto–, el 10 de abril, a las 2:30 p. m., en la plaza Che Guevara de la Universidad Nacional.

En el cartel de invitados internacionales también sobresale el grupo ecuatoriano Teatro Malayerba, dirigido por el maestro argentino Arístides Vargas, que escenificará su obra Instrucciones para abrazar el aire, el 9 de abril, en el Teatro La Candelaria.

Es una puesta en escena que recuerda el drama de María Isabel ‘Chicha’ Mariani, una de las fundadoras de las Abuelas de la Plaza de Mayo, cuya nieta desapareció en la dictadura argentina.

Siempre causa pavor el encontrarnos con hechos que no terminan de pasar; en mi caso, siempre he trabajado con estos temas, y a medida que envejezco siento más vergüenza por el profundo dolor que los seres humanos se pueden causar entre sí”, le dijo Vargas a EL TIEMPO en una entrevista.

En la muestra también participarán grupos colombianos, como el Teatro La Candelaria, Umbral Teatro y el R101, entre otros.

Debate cultural con candidatos

Hoy, a las 10:30 a. m., en el Teatro México (calle 22 No. 5-85), tendrá lugar el debate sobre políticas culturales con los candidatos a la Alcaldía de Bogotá, convocado por ‘El Espectador’ y EL TIEMPO.

Con entrada por invitación y la moderación del periodista Eduardo Arias, los aspirantes presentarán sus propuestas sobre la institucionalidad cultural, con temas como la inversión en la promoción de artes, la continuidad de políticas sobre eventos y sitios culturales, las industrias del sector y otros relacionados.

Programación para hoy

Desde las 8 de la mañana, usted podrá participar de actividades de la Cumbre, como la proyección del documental De panes, surcos y libertad, dirigido por Ángela Rubiano Tamayo y Paola Figueroa-Cancino, en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán (cra. 7.ª n.° 22-47).

A las 9:15 a. m., en el mis- mo espacio, se iniciará el panel de ‘Reparación simbólica y políticas culturales’, con la escritora Alejandra Jaramillo, la dramaturga uruguaya Mariana Perco- vich, Joshua Mitroti, director de la Agencia Colombiana para la Reintegración; Juan Carlos Sánchez, director del Instituto de Cultura y Patrimonio de Antioquia, y David Gutiérrez, maestro en Historia del Arte de la Universidad Autónoma de México.

En la noche, cinco obras de la muestra teatral nacional y latinoamerica- na: a las 7:30 p. m., Ositos de goma, del grupo R-101, en la Casa del Teatro Nacional. Cra. 20 n.° 37-54.

En el Teatro México (calle 22 n.° 5-85), en la tarde, cine sobre el conflicto: a las 3:30 p. m., Silencio en el paraíso, de Colbert García, y a las 6:30 p. m., Pasos de baile, de John Malkovich.

Y a las 5 p. m., en el Plane- tario (calle 25 n.° 5-93) , la conferencia ‘El salvador de la posguerra’, con el antropólogo Jorge Colora- do. Programación comple- ta en www.cumbrearte- culturaypaz.gov.co.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO