¿Qué le puede dejar a Colombia la visita del papa? Análisis

¿Qué le puede dejar a Colombia la visita del papa? Análisis

El proceso de paz, la Iglesia, la imagen del país y el turismo nacional se pueden beneficiar.

¿Qué le puede dejar a Colombia la visita del papa? Análisis
2 de abril de 2015, 05:40 am

“Una visita del papa Francisco a Colombia será maravillosa. Estamos hablando del personaje más importante del mundo en los últimos tiempos”, expresó Javier Darío Restrepo, periodista y experto en temas religiosos.

Su impacto llegaría a ser muy positivo en diferentes aspectos del país, comenzando porque, según él, es una oportunidad para darle voz a la “gente de a pie”. También puede motivar a los colombianos a acoger sus discursos y propuestas en temas como el perdón, la solidaridad y la reconciliación.

“Al papa se le ha escuchado con respeto, pero sin mucha obediencia”, añadió el también director de la revista religiosa Vida Nueva, al explicar que aunque su discurso ha sido muy bien recibido en todos los sectores, muy pocos lo han puesto en práctica.

Una visita papal será, principalmente, un respaldo inmenso al proceso de paz que adelanta el Gobierno con las Farc, afirmó Restrepo.

“Seguramente también va a hablar sobre la corrupción y sobre ese choque que hay entre nuestra tradición católica-cristiana y esa Colombia convertida en un paraíso de corruptos. Le llamará la atención que en una nación poblada de campanarios e iglesias, reine la corrupción”, añadió.

La presencia del papa Francisco también puede impulsar la implementación, de una vez por todas, de su propuesta de “tener una Iglesia pobre y para los pobres”. Esta iniciativa, según Restrepo, ha tenido cierta resistencia en Colombia, donde aún prevalece el tema del dinero en un importante sector del clero.

Oportunidad para la Iglesia y la paz

Para el sacerdote jesuita Luis Felipe Gómez –miembro de la misma comunidad religiosa a la que pertenece el papa Francisco- su presencia en Colombia revitalizará las raíces del catolicismo.

“En nuestro país hay un arraigo religioso muy grande. Sin embargo, se ha venido perdiendo poco a poco por la secularización. También se ha ido perdiendo feligresía en las iglesias”, reflexiona el padre Gómez.

La visita del pontífice argentino también servirá para que esa cercanía que él ha buscado entre la Iglesia y el mundo, se ponga en práctica en el país.

“Y puede tener un impacto particularmente positivo para el proceso de paz, bien sea para animarlo, celebrarlo o reafirmarlo. Será una presencia revitalizadora y tendrá un impacto en el tema político, en el buen sentido de la palabra, claro está”, añadió Gómez.

Para el teólogo Fabián Salazar esta visita tendrá un eco totalmente positivo teniendo en cuenta la cercanía que existe entre el papa Francisco y el pueblo colombiano. “Es el primer papa latinoamericano y, por tanto, entiende nuestros dolores y dificultades. Los fieles, más que estructuras, necesitan un pastor, y eso es él”, afirmó Salazar, director de la Fundación para el Diálogo y la Cooperación Interreligiosa Interfé.

“También puede dejar un mensaje de confianza ante la comunidad internacional, de que Colombia no está sola. Será una oportunidad para promover el turismo en nuestro país, para mejorar nuestra imagen y generar empleo durante su visita”, añadió Salazar.

VIDA