Aumenta uso de carro para ir al trabajo y cae el de la bicicleta

Aumenta uso de carro para ir al trabajo y cae el de la bicicleta

Los que se han bajado de las 'bicis' parecen haberse subido a sistemas estilo Transmilenio.

Aumenta uso de carro para ir al trabajo y cae el de la bicicleta
2 de abril de 2015, 12:33 am

En Colombia cabe el dicho popular ‘más viejo que la moda de andar a pie’: uno de cada tres trabajadores colombianos va caminando a laborar.

Entre tanto, el 12 por ciento trabaja en casa, mientras que el medio de transporte cuyo uso crece más es el de sistemas estilo trasmilenio. Le siguen los vehículos particulares con todo y las medidas como los pico y placa y las deficiencias de las calles, pero, aparentemente, aún con esos problemas no hay alternativas en el transporte público que hagan que las personas usen menos su carro.

Y en el otro extremo, el medio de transporte que más cae es la bicicleta.

Esos son algunos de los hallazgos sobre transporte que presenta la Encuesta de Calidad de Vida del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) correspondiente al año anterior.
De acuerdo con el estudio, quienes en el 2014 iban a pie a trabajar eran el 34,3 por ciento de trabajadores, algo más de 7 millones.

“En las ciudades pequeñas el transporte motorizado no es necesario. En las más grandes se da un menor porcentaje de personas que se movilizan a pie con respecto al total nacional, pero sigue siendo alto”, dice Mauricio Hernández, economista de BBVA Colombia. Ello, según añade, también podría indicar que un buen número de personas está optando por vivir cerca de los lugares de trabajo.

Si se quitan a los caminantes, el bus urbano siguió siendo el medio de transporte ‘rey’ para ir al trabajo, pues representó el 17,4 por ciento (3,6 millones de trabajadores).

Sin embargo, entre el 2008 y el 2014 perdió participación, pues descendió desde el 21,1 por ciento, y fue el medio de donde más trabajadores se bajaron.

Igualmente, durante el año anterior hubo un buen número de trabajadores, 2,5 millones que no necesitó desplazarse a los sitios de trabajo porque lo tenían en casa.

No obstante, el número de personas que no se desplazaba a los sitios de trabajo cayó 0,4 puntos porcentuales en 6 años, pues en el 2008 representaban el 12,8 por ciento, e indicaría que los avances del teletrabajo son aún incipientes.

Además, creció el número de los que recurrieron al automóvil particular para desplazarse, pues este medio pasó de representar el 5,4 por ciento en el 2008 a 6,4 por ciento el año anterior (1,3 millones de personas).

El cambio va en contrasentido a las políticas para desincentivar el uso del carro, los impuestos, las restricciones vehiculares (pico y placa) y deficiencias de infraestructura.

El presidente de GM Colmotores, Jorge Mejía González, afirma que, en las zonas rurales, un buen número de personas que anteriormente se movilizaba a caballo o a pie hoy lo hace en motocicleta o, cuando los ingresos se lo permite, da la cuota inicial para el carro, que ocurre en muchos casos.

Más en carro

Cabe recordar que el año anterior, según la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) se matricularon 165.620 carros particulares, el mayor registro de la historia, y se vendieron 11,1 por ciento más de unidades que en el 2013.
Según BBVA, en el caso de las motos, la tasa de penetración era del 23,3 por ciento de hogares en 2014, frente al 13,5 por ciento de autos particulares.

Sin embargo, el potencial de penetración de carros depende de la región: Bogotá tiene una cobertura de 20,4 por ciento de los hogares, Valle del Cauca del 18, Antioquia de 12,6, Atlántico de 7 y Pacífico de 6.

Solución rápida

Paralelamente, aumentó el año anterior el número de trabajadores que usaron Transmilenio y otros sistemas de transporte masivo para arribar y volver de los lugares de trabajo, pues pasaron de representar el 2 por ciento en el 2008 al 5,1 por ciento en el 2014.

Por ejemplo, en el último año los trabajadores que usaron ese medio pasaron de representar el 3,8 al 5,1 por ciento. Así las cosas, de acuerdo con el número de empleados reportados por el Dane para 2013 y 2014, 291.000 más de ellos prefirieron hacer uso de este sistema de movilidad.

“El transporte de las personas debe ir migrando progresivamente desde el transporte particular hacia el transporte público. La participación que gana Transmilenio demuestra que si a las personas se les ofrece un mejor transporte público, entonces van a decidir cambiarse hacia el nuevo sistema”, dice Mauricio Hernández, economista de BBVA.

Además, en 2014 fue alto el número de trabajadores, 97.065 (0,5 por ciento), que llegó a cumplir con los deberes laborales en canoa, lancha o planchón.

Adicionalmente, entre el 2008 y 2014 creció el número de trabajadores que se movilizó en moto o bicicleta. Sin embargo, en el último año hubo una ligera caída de 0,1 puntos porcentuales de quienes usan la moto, en medio del auge de venta y promoción publicitaria.

De manera sorprendente, el transporte de los trabajadores en ‘caballitos de acero’, entre el 2013 y el 2014 descendió de 4,4 a 3,5 por ciento.

“La seguridad y la iluminación de las ciudades son un reto importante para promover el mayor uso de la bicicleta”, añade Mauricio Hernández, de BBVA Colombia.

Llueva o truene, cumplen

Igualmente, la encuesta de Calidad de Vida del Dane arrojó que 133.225 personas (el 0,7 por ciento de los empleados) se desplazaron en el 2014 a cumplir con el sagrado deber a caballo por trochas, caminos y carreteras destapadas.

El número de trabajadores que se subieron al noble animal fue mayor porque en el 2013 representaban únicamente el 0,6 por ciento.

Sin embargo, la representatividad del caballo como medio de transporte va en retroceso, pues en 2008 lo usaba el 0,8 por ciento del número de trabajadores.

El taxi también perdió preferencia como medio de transporte a los sitios de trabajo, pues cayó de 1,7 por ciento en el 2008 a 1,1 por ciento el año anterior, aunque lo utilizaron 218.124 empleados, un número importante.

Algo similar al ‘amarillo’ le ocurrió al Metro de Medellín, que pasó en 7 años de movilizar 0,6 a 0,5 por ciento de la fuerza laboral, es decir, el año anterior fue usado por 110.010 trabajadores.

La ‘descarrilada’ más grande fue en el 2014, pues ese medio de transporte representaba el 0,7 por ciento el año antepasado y cayó 0,2 puntos porcentuales.

Dicha percepción va en contrasentido de un documento de Fitch Ratings que indica que, en 2014, los ingresos del Metro de Medellín estuvieron beneficiados por el volumen de operaciones y el incremento de la tarifa.

El bus intermunicipal también perdió importancia, pues entre 2008 y 2014 pasó de representar el 2,6 al 1,8 por ciento, y un buen número de trabajadores pasajeros ‘se los robaron’ otros medios de locomoción.

Por último, la encuesta indica que el transporte que asignan las empresas a los empleados pasó de representar el 3,4 a 1,4 por ciento entre 2008 y 2014.

ROLANDO LOZANO GARZÓN
Redacción Economía y Negocios