Tribunal de aforados podrá suspender y pedir salida de magistrados

Tribunal de aforados podrá suspender y pedir salida de magistrados

Palacio citó hoy a cumbre de las ramas del poder público.

Tribunal de aforados podrá suspender y pedir salida de magistrados
23 de marzo de 2015, 03:30 am

El Gobierno se decidió a darle ‘dientes’ al tribunal para juzgar aforados que se crea con la reforma del Equilibrio de Poderes, que –de pasar el examen del Congreso– tendrá la facultad de suspender y hasta de pedir la destitución de los funcionarios que sean hallados responsables de alguna conducta que les implique afrontar un juicio.

Este paso es fundamental en la cirugía que se le hará al sistema judicial, ya que por primera vez habría sanciones reales contra los funcionarios con fuero y que, como lo demuestra la historia, hasta el momento han gozado de cierta laxitud en los procesos que deben afrontar.

Esa, por lo menos, es la tesis con la que el Gobierno modificó la ponencia para segunda vuelta del Equilibrio de Poderes y que esta semana llegará al Capitolio para su discusión. (Lea: Presidente de la Judicatura pide investigar 'cortejos' a congresistas)

EL TIEMPO supo que el nuevo articulado, que cuenta con respaldo legislativo, dirá que el tribunal de aforados podrá acusar ante el pleno del Congreso (Cámara y Senado en una misma sesión) por dos razones.

La primera será por conductas que impliquen un juicio político, como causas disciplinarias o fiscales, y de encontrar méritos podrá –como medida cautelar– ordenar la suspensión inmediata del aforado mientras se completa el juicio.

Ya ante el pleno del Legislativo, si es hallado culpable, el procesado se expondrá, incluso, a la destitución y, por supuesto, a una causa adicional ante otros organismos judiciales.

El segundo motivo por el que podrá acusar es por delitos de índole penal. En este caso, el pleno de Cámara y Senado puede quitarle el fuero al funcionario y enviar su caso a la Corte Suprema de Justicia. (Lea: 'Que el Presidente diga quiénes están cortejando al Congreso')

El tribunal de aforados solo tendrá hasta 30 días para determinar si el funcionario es responsable o no, y así proceder a acusarlo o a cerrarle la causa.

Quienes quedarán bajo la órbita de esta instancia son los magistrados de las altas cortes, el Procurador, el Fiscal y el Defensor.

El representante Hernán Penagos, uno de los ponentes del Equilibrio de Poderes, afirmó que “lo que se busca es que no sea necesario esperar hasta una sentencia para poder tomar decisiones de fondo”. (Lea también: El día a día del peor escándalo que afronta la Corte Constitucional)

Lo que motivó una decisión de esta naturaleza son los múltiples escándalos que han rodeado a la Rama Judicial, siendo el más reciente el que envuelve al magistrado de la Corte Constitucional Jorge Ignacio Pretelt, acusado de supuestamente cobrar un soborno para tramitar una tutela y que motivó el mayor desprestigio de ese tribunal en la historia.

“El Gobierno es consciente de la crisis de la justicia y considera que la solución pasa por su fortalecimiento, a través de reformas profundas y serias, sin afanes inmediatistas y populistas”, le dijo a este diario el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo.

Se modifica elección

Otro paso fundamental en esta cirugía al sistema judicial es que se implementará un concurso de méritos para elegir a la totalidad de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo de Estado.

Ese proceso lo liderará la Dirección de la Magistratura que se crea con la eliminación del Consejo Superior de la Judicatura. (Lea: 'Pretelt no puede derrumbar el edificio de la justicia')

Quienes ganen ese concurso estarán en una lista de elegibles que irá a consideración de los altos tribunales. Solo la Corte Constitucional conservará el sistema por el cual se escogen a sus integrantes. Lo que se busca, básicamente, es despolitizar a la justicia.

Estos temas serán analizados por el Gobierno y los ponentes en el Congreso, entre este lunes y martes, para lograr el acuerdo necesario que permita darle viabilidad al nuevo texto.

Por otro lado, el presidente Juan Manuel Santos citó para este lunes, en la Casa de Nariño, a una cumbre de poderes –con integrantes de las ramas Ejecutiva, Judicial y Legislativa–, para analizar la dura crisis que afronta la justicia.

EL TIEMPO