Pretelt se aferra a su silla y lanza dardos que ponen en jaque a Corte

Pretelt se aferra a su silla y lanza dardos que ponen en jaque a Corte

Magistrado dijo que no dimitirá y atacó al Fiscal, a sus colegas del tribunal y al Gobierno.

Pretelt se aferra a su silla y lanza dardos que ponen en jaque a Corte
21 de marzo de 2015, 02:03 am

A la decisión de la Fiscalía de investigar a su esposa por cuatro posibles delitos relacionados con uno de los predios de su familia que es reclamado por víctimas de los ‘paras’, Jorge Pretelt, protagonista del más grande escándalo de la historia de la Corte Constitucional, ripostó atacando.

En una entrevista con La W, Pretelt aseguró que él y su familia supuestamente son víctimas de una persecución porque se ha negado a renunciar, como lo han exigido sus colegas de la Corte, las cabezas de la Rama Judicial, el Gobierno y las mayorías del Senado.

Dejó abierta la posibilidad de que su esposa y sus hijos se vayan del país –“no voy a permitir que el señor Fiscal ponga un pelo sobre mi señora o sobre alguno de mis hijos”, aseguró–, y afirmó que las prácticas corruptas de las que lo señalan supuestamente son usuales en el alto mundo judicial.

Esa posición fue calificada este viernes en la noche por la Sala Plena de la Corte Constitucional como “una estrategia de defensa que pretende distraer la atención sobre los hechos de corrupción que son objeto de investigación”.

En la entrevista, Pretelt dijo que no piensa renunciar. “A mí me postuló el presidente Uribe para 8 años y voy a culminar mis 8 años (...) Si renuncio, nos vamos todos”, afirmó. También planteó que supuestamente le montaron un escándalo para sacarlo antes de tiempo de la Corte Constitucional y así sacar de ese tribunal a un magistrado que defiende posiciones contrarias a las del Fiscal y el Gobierno.

La decisión de Pretelt –que este viernes fue llamado a indagatoria por la Comisión de Acusación, ante la que comparecerá el jueves– deja en crisis a la Corte, pues los otros 8 magistrados le han pedido la renuncia irrevocable, y varios han planteado incluso salidas extremas, como una renuncia colectiva o no volver a las salas a las que él asista.

Ataque al Fiscal

A lo largo de 55 minutos se despachó contra el fiscal Eduardo Montealegre, varios de sus colegas en el Palacio de Justicia y el Gobierno. También reconoció varias prácticas cuestionadas. Entre estas, que habló en privado con el abogado Víctor Pacheco a pesar de que este tenía procesos que Pretelt debía decidir, y que intermedió algunos nombramientos en la Fiscalía.

De Montealegre dijo que intenta “tomarse” la Corte, “bien sea poniendo magistrados o comprando las conciencias de los magistrados que allí se encuentran”.

Según Jorge Pretelt, el Fiscal lo invitó varias veces a su casa para hablar “sobre los alcances del Marco Jurídico para la Paz”. “En las últimas (reuniones) le manifesté claramente que no daba mi brazo a torcer en el sentido de que todas aquellas personas que cometieran delitos de lesa humanidad o crímenes de guerra deberían tener una pena real y efectiva. Nunca le gustó al doctor Eduardo Montealegre ese tema”, afirmó.

Y agregó: “Para que el Fiscal General de la Nación hoy llame a mi señora esposa Martha Ligia Patrón López, una persona de reconocida trayectoria, de más de 15 años al servicio de la Procuraduría, por un delito de lesa humanidad, de despojo de tierras, cuando él mismo me quiso convencer a mí en su casa, delante de su señora, (de) que por favor le colaborara con el proceso de paz y dejáramos abierta la posibilidad de que no pagaran un solo día de cárcel los guerrilleros que están hoy en La Habana negociando con el Gobierno”.

También sostuvo que la investigación que lo salpica por supuesto tráfico de influencias en Córdoba no tiene sentido y que fue el Fiscal el que le preguntó “quién podía ocupar la dirección de la Seccional de Fiscalías del departamento”.

Su recomendada, Gilma Londoño, fue relevada del cargo hace una semana bajo cargos de tráfico de influencias. “Le dije (a Montealegre) que era una dama honesta, incorruptible, que podía dirigir los destinos de la Fiscalía de Córdoba”, aseguró el polémico magistrado, quien admitió que en efecto recibió correos con reportes de nombramientos enviados por Londoño.

Con la afirmación de que “nunca le ha pedido un puesto” al Fiscal, afirmó que a colegas suyos como Gabriel Eduardo Mendoza, Iván Palacio y Luis Ernesto Vargas supuestamente les han dado burocracia. Los tres magistrados, especialmente Vargas, han liderado la exigencia de la renuncia.

“Que me pruebe el país si yo he nombrado durante los 6 años que llevo de magistrado a un solo familiar. Eso sí me da para renunciar el martes”, afirmó. Su esposa y su hermana están en altos cargos en la Procuraduría, pero, dijo, fueron nombradas en la administración de Edgardo Maya, hoy contralor general.

Sin embargo, admitió que recomendó ante el exfiscal Guillermo Mendoza Diago a un juez de Córdoba: “Yo sí presenté una hoja de vida al fiscal Mendoza y no lo nombraron, pero sí la presenté. Que vengan los otros magistrados, no solo de la Corte Constitucional, sino del Consejo de Estado y de la Corte Suprema, a tirar la primera piedra, (a decir) que no recomiendan ante los organismos de control a personas”.

Y añadió: “Lo que quieren hacer los magistrados es lavarse las manos y hacer creer que todo el problema del derecho, todo el problema de la justicia, se acaba retirándose Pretelt”.

A Vargas, que grabó la versión en la que el abogado Pacheco dice que Pretelt pidió plata en un caso, lo llamó el ‘chuzador de la Corte’. También se ofreció a someterse al polígrafo para probar que no pidió los 500 millones mencionados en el caso Fidupetrol, suma que consideró muy baja para lo que había en juego en el proceso.

Esposa de magistrado, a interrogatorio

El próximo viernes, Martha Ligia Patrón, esposa del magistrado Jorge Pretelt, tendrá que dar explicaciones en la Fiscalía sobre la compra de los predios La Corona y Alto Bonito, sobre los que hay denuncias de que fueron vendidos por presiones de paramilitares.

Este viernes, la Fiscalía anunció que se pidió al Tribunal de Justicia y Paz de Medellín que se impongan medidas cautelares sobre esos predios, entre tanto avanza la investigación.

EL TIEMPO reveló hace dos semanas que esas tierras ya estaban bajo la lupa de las autoridades por las versiones sobre el despojo del que habrían sido víctimas sus verdaderos dueños.

Según la denuncia, Evelio Díaz, alias el ‘Burro’, un reconocido paramilitar del Urabá antioqueño, fue quien amenazó y sacó de la zona a los campesinos.

La señora Patrón, que hoy trabaja en la Procuraduría General, será escuchada en una investigación por los delitos de concierto para delinquir, desplazamiento forzado, lavado de activos y destrucción y apropiación de bienes protegidos.

La investigación la asumieron siete fiscales de la Dirección de Contexto de la Fiscalía que llamaron a juicio a los integrantes del Fondo Ganadero de Córdoba “por hechos similares” en los que se “cometieron crímenes de guerra y lesa humanidad”.

La Fiscalía compulsó copias a la Comisión de Acusación e Investigación de la Cámara de Representantes para que se investigue a Pretelt por los mismo hechos.

Escobar fue interrogado

Este viernes, el exmagistrado Rodrigo Escobar Gil, también salpicado por el escándalo, fue escuchado durante tres horas en interrogatorio. Escobar aseguró que entregó a la Fiscalía documentos contables y los contratos “que acreditan la transparencia de la fuente y uso de los honorarios”.

En los próximos días también será escuchado Fernando Pretelt, hermano del magistrado, para que explique si recibió dinero relacionado con la tutela de Fidupetrol.

JUSTICIA