Más presión contra Pretelt: Senado negó licencia y Corte pide renuncia

Más presión contra Pretelt: Senado negó licencia y Corte pide renuncia

Tras decisión en Congreso y solicitud del alto tribunal, se cierran las puertas para el magistrado.

Más presión contra Pretelt: Senado negó licencia y Corte pide renuncia
18 de marzo de 2015, 02:02 am

Para presionar su renuncia a la Corte Constitucional, la mayoría del Senado le negó este martes al magistrado Jorge Pretelt la petición de una licencia no remunerada de dos meses que hizo, para dedicarse a su defensa

Un total de 43 senadores, en su mayoría de la bancada de la Unidad Nacional, el Polo y Alianza Verde, votaron contra la licencia pedida. El magistrado contó con el monolítico apoyo del Centro Democrático y un importante sector del conservatismo. Fueron 33 lo que pidieron darle la licencia. El Gobierno no se hizo presente en el debate.

Pretelt está cuestionado porque supuestamente pidió 500 millones de pesos para influir en la revisión de un fallo de tutela de Fidupetrol. (Lea: Tres correos enredan al magistrado Pretelt con tráfico de influencias)

Con su votación, el Senado se sumó al Poder Judicial y al mismo Ejecutivo, que ya de manera pública le han pedido a Pretelt que renuncie al cargo ante la evidencia que hay en su contra.

En horas de la mañana, la Comisión Primera del Senado aceptó una proposición de los senadores Claudia López y Armando Benedetti para que se pidiera la renuncia del magistrado, quien ya tuvo que dejar el cargo de presidente de la Corte Constitucional. (Lea además: 'Pedido a Pretelt para que renuncie no afecta el derecho a su defensa')

La discusión en la plenaria inició con la aceptación de los impedimentos de algunos congresistas. Entre ellos, el senador Álvaro Uribe, quien se declaró impedido dado que fue él quien escogió la terna de la que se eligió a Pretelt.

La senadora uribista Thania Vega también se declaró impedida argumentando que el magistrado ha tomado decisiones sobre varios recursos políticos que ha presentado el detenido coronel Alfonso Plazas Vega, su esposo.

Los argumentos

La senadora Claudia López dijo este martes sobre la licencia que pidió Pretelt: “El magistrado tiene todo el derecho, pero esta corporación tiene el deber de negarle la licencia. La Corte es la joya de la democracia colombiana y todo lo que podamos hacer para proteger su prestigio es poco. Si desde su cargo no se puede defender debe renunciar”.

También el senador Benedetti afirmó que si se aceptaba esa licencia, “seguirá el manto de la impunidad, lo que toca hacer es negársela y que él decida si renuncia o no para que tenga un juicio o acusación por el delito de concusión”.

Por su lado el senador liberal Horacio Serpa dijo que la licencia no es una reacción suficiente “frente a la dimensión del escándalo”.

En apoyo a la petición de Pretelt salieron los uribistas y los conservadores, dos partidos en los que se siguen dando aproximaciones. “Nosotros votamos por concederle la licencia, pero acatamos la decisión de la mayoría”, dijo el senador José Obdulio Gaviria.

Posición de la Corte

Con la decisión del Senado, Pretelt queda en una situación grave, pues precisamente el martes la Corte Constitucional en pleno le exigió su renuncia. En un durísimo comunicado, le pide “de manera pública y formal que renuncie de manera inmediata e irrevocable a la investidura” que ostenta.

Hasta el miércoles pasado, la exigencia de renuncia la habían respaldado públicamente dos magistrados, mientras que los otros seis habían pedido que se separara temporalmente de su asiento en la Corte. Al final de la semana, sin embargo, la posición mayoritaria, que se expresó en el comunicado de este martes, era por el retiro definitivo de Pretelt.

Los ocho colegas del jurista cordobés le dicen que “no tiene sentido” poner los derechos individuales “por encima de la legitimidad del tribunal”. Afirman textualmente: “Sin la credibilidad y la confianza públicas las funciones de este tribunal pierden arraigo y eficacia. No tiene sentido por consiguiente que pongamos los derechos individuales de cada uno de nosotros por encima de la legitimidad del tribunal constitucional”.

Y agregan: “La decisión que le exigimos plantea un problema de responsabilidad personal, pero este debe ser resuelto con arreglo a la ética y al derecho. En ese marco consideramos que la mejor manera de asumir la exigencia de salvaguardar la independencia y autonomía da la justicia constitucional y la integridad de sus derechos es preservar la credibilidad de la ciudadanía en ese tribunal”.

El escándalo en el que Pretelt aparece como protagonista ha llevado a situaciones inéditas. Además de la posición de sus colegas en la Corte, las cabezas de la Rama Judicial y el fiscal general de la Nación le pidieron la renuncia.

‘No decidimos en Fidupetrol’: Uniandinos

EL TIEMPO estableció que la Asociación de Egresados de la Universidad de los Andes (Uniandinos) es dueña del 4,3 por ciento de Fidupetrol, cerca de 136.000 acciones tasadas en unos 400 millones de pesos. Cuando se les preguntó por su participación en el polémico caso, Carlos Mosquera, gerente (e) de Uniandinos, aseguró que no estuvieron presentes en las juntas directivas en las que Fidupetrol tomó la decisión de contratar a Rodrigo Escobar Gil y a Víctor Pacheco. Se trata de los dos abogados que configuraron la polémica tutela que buscaba frenar el pago de 22.500 millones de pesos de parte de la fiduciaria y que hoy tiene enredado al magistrado Jorge Pretelt.

Mosquera le dijo a EL TIEMPO que Uniandinos (con más de 11.000 afiliados) tampoco estuvo presente cuando se definió la estrategia de la tutela y que ya le pidió al agente liquidador de Fidupetrol que les permita tener acceso a las actas de las juntas directivas, de 2013 y 2014, cuando se decidió el tema para tomar medida.

EL TIEMPO