Senado le negó la licencia a Pretelt, quien queda contra las cuerdas

Senado le negó la licencia a Pretelt, quien queda contra las cuerdas

Con 42 votos en contra y 34 a favor, el magistrado no logró el permiso para apartarse por 60 días.

17 de marzo de 2015, 11:21 pm

La solicitud que había hecho el magistrado de la Corte Constitucional Jorge Ignacio Pretelt al Senado de la República para una licencia no remunerada que le permitiera apartarse del tribunal por 60 días le fue negada.

Mientras que en la plenaria del Senado las bancadas de los partidos Centro Democrático y Conservador votaron a favor de otorgarle la licencia, los partidos de la Unidad Nacional votaron en contra del pedido hecho por Pretelt, protagonista del más reciente escándalo de corrupción en el alto tribunal.

Aunque Pretelt analiza los caminos que le quedan, fuentes cercanas señalan que no tiene otra salida que renunciar como magistrado, y que esa decisión se estaría tomando en las próximas horas.

Contrario a lo que podría interpretarse a primera vista, la negativa del Senado a conceder la licencia de dos meses que pedía Pretelt deja al magistrado en el peor de los mundos.

La decisión, que fue impulsada por los congresistas de la Unidad Nacional, representa una nueva voz, la del Congreso, que refuerza el mensaje de que Pretelt debe renunciar definitivamente a la magistratura. Esa dimisión ya le fue solicitada por sus compañeros de la Corte Constitucional, por los presidentes de las otras cortes, el fiscal general de la Nación y el Gobierno a través de los ministros del Interior y de Justicia.

Tras la determinación de esta tarde en el Senado, Pretelt se enfrenta a la disyuntiva de seguir asistiendo a una Corte donde existe una abierta desconfianza hacia él, percepción que es compartida por la cúpula de la Rama Judicial. La licencia de dos meses que había pedido le daba oxígeno a Pretelt para que bajara la presión en su contra y ahora se ha quedado sin ese colchón.

En este momento el magistrado realiza consultas para definir el paso que va a dar.

La votación en el Senado

El debate en el Senado para definir si se le otorgaba o no la licencia de 60 días para apartarse del cargo, mientras avanza la investigación en su contra, comenzó sobre las seis de la tarde.

La discusión inició con la aceptación de los impedimentos de algunos congresistas. Entre ellos, el senador Álvaro Uribe, quien se declaró impedido dado que fue él quien escogió la terna de la que se eligió a Pretelt.

Thania Vega también se declaró impedida argumentando que el magistrado ha tomado decisiones sobre varios recursos políticos que ha presentado su esposo, el detenido coronel Alfonso Plazas Vega.

En horas de la mañana la Comisión Primera del Senado aceptó una proposición de la senadora Claudia López y el senador Armando Benedetti en la que se pide la renuncia del togado, quien ya se retiró del cargo de presidente de este tribunal.

Ante la plenaria, el senador Horacio Serpa, vocero del Partido Liberal, señaló que no aceptarán la solicitud de Pretelt y que lo mejor es que se retire del cargo. "La licencia no es una reacción suficiente frente a la dimensión del escándalo, una solicitud como esta no justifica", dijo Serpa.

A su turno el senador Armando Benedetti dijo que el partido de 'la U' tampoco aceptará esta licencia.

De otro lado, el senador José Obdulio Gaviria del Centro Democrático aseguró que su colectividad respeta el debido proceso y agregó que “el sistema judicial en la Constitución se le introdujo a las cortes en los actos politiqueros”.

Por su parte, el senador Hernán Andrade del partido Conservador indicó que también respetarán la solicitud y aceptarán esto.

El escándalo que salpica a Pretelt

El magistrado Jorge Pretelt había solicitado al Senado una licencia de 60 días a partir de este miércoles 18 de marzo para apartarse como magistrado de la Corte Constitucional.

Pretelt hizo la solicitud luego de las presiones desde sectores como las altas cortes y el Gobierno, desde donde se oyeron voces que le pedían que no solo renunciara a la presidencia del tribunal constitucional o se apartara temporalmente de la Corte, sino que presentara su renuncia como magistrado.

El magistrado se vio salpicado en un escándalo de corrupción luego de que el abogado Víctor Pacheco le dijera al magistrado Mauricio González que Pretelt le pidió 500 millones de pesos para beneficiar en un fallo a la firma Fidupetrol. Pacheco era representante de dicha firma, y según su testimonio Pretelt lo citó en su apartamento donde le habría pedido la millonaria suma de dinero.

El escandaloso episodio puso en boca de todos, no solo a Pretelt, sino a la Corte Constitucional. Precisamente, por esta razón, las cabezas de la justicia le pidieron a Pretelt su renuncia, para que no se pusiera en tela de juicio la “transparencia y probidad” de toda la Rama Judicial.

Pretelt ha rechazado el llamado a renunciar y por ahora solicitó una licencia de 60 días para apartarse del cargo mientras la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes avanza en la investigación en su contra.

EL TIEMPO