Elsa y Elmar, una voz colombiana que se hace oír

Elsa y Elmar, una voz colombiana que se hace oír

La cantante vino desde EE. UU., donde está haciendo su carrera, a presentarse en el Estéreo Picnic.

Elsa y Elmar, una voz colombiana que se hace oír
17 de marzo de 2015, 10:27 pm

Algunos artistas toman la decisión de no hacer parte de un género musical específico. Sin embargo, la otra cara de la moneda son aquellos que, además de aceptar una clasificación, crean su propia categoría, como ocurre con Elsa Carvajal, cantante de Elsa y Elmar, que halló en el ‘pop espiritual’ la mejor forma de explicar su ritmo y su estilo sonoro.

“Estaba cansada de que a mi música le dieran términos que no correspondían con lo que yo hacía, entonces me puse a la tarea de identificar cuál era mi ‘género’ y me inventé la idea del pop espiritual, porque el espíritu es lo no material, o sea los sentimientos, y mis canciones son supersentimentales”, afirma Carvajal.

Esta joven, que desde siempre cantó, bailó y compuso canciones, dejó atrás a su familia y a Colombia hace cuatro años para estudiar música en Boston. Luego de un tiempo se estableció en San Francisco y allí fue donde comenzó su carrera como solista, haciéndose llamar Elsa y Elmar.

“Yo llegué a San Francisco sin conocer a nadie y una noche di un concierto acústico en una fraternidad. Al final del show, un niño se me acercó y me dijo que tocaba el bajo, le pregunté que cuántas cuerdas tenía su bajo y cuando me dijo que cuatro, le dije que ya era bienvenido. Él nos presentó con los demás músicos y ahí comenzamos a ensayar”, cuenta la líder de este proyecto, en el que también trabajan Mateo Lewis, Mariana Restrepo, Liam O’Neill y Eric Sugatan.

Elsa y Elmar se creó en el 2012 y al año siguiente ya anunciaba el lanzamiento de su primer trabajo discográfico, Sentirnos bien, un EP de seis canciones que habla sobre los miedos y las preguntas infantiles y existenciales que todos nos hemos hecho en algún momento de nuestras vidas.

Sobre este álbum que la dio a conocer dentro de la escena independiente, Carvajal ha dicho que “es un trabajo muy bonito y muy ingenuo. Ahora que miro hacia atrás lo veo con mucha ternura porque son canciones que hice para expresarme y para descubrirme a mí misma”.

Ahora, con mucha más experiencia tanto en la música como en la vida, Elsa y Elmar planea lanzar, a mediados de mayo, su segundo disco, que en sonido, estilo y letra es muy diferente al anterior, y se llamará Rey. “Este refleja una nueva etapa de mi vida; es un trabajo mucho más maduro que me dio la posibilidad de reinventarme. Ya está bien de florecitas y de la niña que canta sobre sentimientos; quiero hacer algo más consciente, con más visión. Rey es fuerte, como un puño en una mesa”, dice la artista.

El primer adelanto de este nuevo álbum es el sencillo Exploradora, un canto a la vida y al positivismo, cuyo video se grabó en diferentes playas y parques de California (EE. UU.).

En tan solo tres años, Elsa y Elmar logró ser escogida para participar en el Festival Estéreo Picnic, y continuará su carrera con presentaciones en San Francisco y en México.

DANIEL TORRES
Para EL TIEMPO