Exdirectora de Fiscalía de Montería negó ser ficha de Jorge Pretelt

Exdirectora de Fiscalía de Montería negó ser ficha de Jorge Pretelt

'No tengo por qué enviar correos al magistrado", anotó Gilma Londoño Ganem.

Exdirectora de Fiscalía de Montería negó ser ficha de Jorge Pretelt
16 de marzo de 2015, 07:58 pm

La exdirectora de fiscalías de Montería, Gilma Londoño Ganem, quien fue declarada insubsistente por orden del fiscal general Eduardo Montealegre, y separada de su cargo por supuesto favorecimiento en la selección de personal, respondió a los señalamientos de presuntos vínculos con el controvertido presidente de la Corte Constitucional Jorge Pretelt.

La funcionaria, quien no ha sido separada de la Fiscalía, pese a la insubsistencia del cargo, dijo que sí conoce y es amiga del magistrado Jorge Pretelt, pero aseguró que no consultó con él ninguna de las postulaciones de ascenso de funcionarios de la institución.

Pretelt es el magistrado que a los pocos días de haber asumido como nuevo presidente de la Corte Constitucional se convirtió en el epicentro de un escándalo porque presuntamente pidió 500 millones de pesos para tener incidencia en un fallo de tutela en favor de una fiduciaria del sector petrolero de los Llanos Orientales, según acusación de uno de sus colegas en Bogotá.

En una larga entrevista a la emisora virtual, Montería Radio 38 Grados, negó que haya enviado vía correo electrónico al magistrado en cuestión, el oficio donde reposan los nombres de los funcionarios que ascenderían en cargos.

“Yo no tengo porqué enviar correos al magistrado, no sé si alguien tomó el correo y le envió esos email. Yo ordené que mandaran la terna al Fiscal General”, argumentó en su defensa la destituida directora de fiscalías.

Al explicar el proceso legal para postular funcionarios en carrera de ascenso en la fiscalía, precisó que, previo estudio, pruebas sicotécnicas y evaluaciones judiciales, que realizan desde el nivel central, se envían los postulados al fiscal general.

“Yo mandé las postulaciones, para que el Fiscal General las nombre o no. Yo no tengo el poder nominador, es el Fiscal General de la Nación quien lo tiene”, agregó la fiscal Londoño, quien de paso pidió que se investiguen las hojas de vida y la trayectoria de los funcionarios postulados y los ya ascendidos. “¿Es eso ser corrupta?, ¿hacer lo pertinente es ser corrupta?”, se preguntó Londoño.

Con tono fuerte, pidió a sus superiores que se les investigue y les prueben su irregularidad.

“Me dicen que aparecieron unos correos enviados al magistrado, si eso fue así ¿por qué aún no está establecido?, que se me investigue y me prueben que fui yo la que mandé esos correos, que pudieron manipularse con maldad. No sé si alguien, postulado o no, lo haya hecho”, agregó.

Al reclamar respeto a la presunción de inocencia y al debido proceso, afirmó que “si consideraban que estaba en algo irregular, lo correcto era vincularme a un proceso y escuchar mis descargos”.

La fiscal Londoño dijo que el proceder de la Fiscalía, en su caso particular, es un mal mensaje para el resto de trabajadores de la institución.

“Hoy me tocó a mí, mañana será con otro funcionario. Yo no me merezco esto, me duele como mi institución me sacó con un trato cruel”, anotó.

Finalmente expresó que “así como fueron eficientes conmigo, que lo hagan en casos de corrupción que yo denuncié y cuyos procesos están inactivos. Denuncié casos de funcionarias que actuaron de manera ilegal, ¿y qué pasó? investiguen donde están”.

Londoño Ganem tiene 20 años de servicio en la Fiscalía y es la primera vez que es cuestionada en sus labores, por ello mostró contrariedad ya que nunca ha recibido llamado de atención.

Es abogada egresada de la Universidad del Sinú y tiene dos especializaciones en su hoja de vida profesional en derecho penal y criminalística, y en derecho administrativo.

Al ser declarada insubsistente en el cargo como directora seccional, regresa al cargo de fiscal especializada, dado que se encuentra cobijada por la carrera administrativa.

GUDILFREDO AVENDAÑO MÉNDEZ
Especial para EL TIEMPO