Singular protesta frente a concesionario de Medellín

Singular protesta frente a concesionario de Medellín

Colectivos ciudadanos se quejan de invasión del espacio peatonal.

Singular protesta frente a concesionario de Medellín
16 de marzo de 2015, 02:54 pm

Ciudadanos y activistas se tomaron este lunes la avenida Palacé con el objetivo de recuperar el espacio público y lograr que la Alcaldía pinte la ciclorruta que conectaría esta zona del centro con el sur de la ciudad.

Desde las 4:30 de la mañana fueron acomodando sus plantas de jardín, esteras, sillas y sombrillas playeras, en los lugares que sirven de parqueadero a los automóviles que visitan los concesionarios de Palacé, pero que en otrora fueron aceras para los peatones.

Ahora, tanto los andenes como segmentos de la vía han sido pintados con celdas de parqueo y letreros que dicen: “parqueadero exclusivo para clientes”.

“El andén de Palacé está diseñado para que todos podamos estar, pero que no tienen ni un árbol, porque los concesionarios han convertido todo este espacio público en parqueaderos, vitrinas y bodegas de sus negocios”, dijo Sergio Restrepo, director cultural del teatro Pablo Tobón Uribe.

Los verdaderos afectados de esta situación son los habitantes, los trabajadores y visitantes de la zona, que todos los días ven obstaculizado su camino.

Una de las afectadas es Carmen Villalba, de 70 años de edad y quien tiene que pasar ocasionalmente por esta avenida. Para ella la situación es lamentable y preocupante, pues la falta de espacio público no solo le ocasiona incomodidad, sino que genera peligros para su integridad física.

Desde las 4:30 de la mañana promotores del uso de la bicicleta comenzaron con la protesta. David Sánchez / EL TIEMPO

“Cuando paso por acá, como no hay aceras o están ocupadas, me toca tirarme a caminar por la calle. Uno ya en la tercera edad se ve a gatas para que no lo vayan a atropellar”, contó Villalba.

Por eso, dijo apoyar la iniciativa de la toma pacífica del espacio público, pues según ella, este es para el disfrute de las personas, no para parquear los carros y las motos de la ciudad.

Por allí también pasa todos los días, en su bicicleta, Humberto Betancur, de 80 años de edad, quien se recorre casi 30 kilómetros diarios en este medio de transporte.

Para él, la ciudad está plagada de peligros para los ciclistas. Hace dos meses él fue atropellado por una tractomula en la avenida Regional, que le ocasionó una fisura en el tobillo izquierdo y múltiples heridas en todo el cuerpo.

“¡Avemaría!, si ponen ciclorutas acá, todo cambiaría por completo”, dijo Betancur.

Esta situación de peligrosidad en las vías y falta de espacio público para los peatones, según Daniel Carvalho, investigador del instituto Urbam de Eafit, se debe a que la ciudad del siglo XX fue construida para los carros y no para el ciudadano.

“Una calle como Palacé debería tener una combinación de arborización, espacio público, andenes adecuados, una cicloruta que conecte al centro de la ciudad con el sur. El gran reto es volver a pensar Palacé”, dijo Carvalho.

Para él, el éxito que ha tenido Medellín en el tema urbanístico se debe a que ha sabido rediseñar las calles y volver a distribuir los modos de transporte. Precisamente esto, señaló el especialista en urbanismo, es lo que la Administración tendría que hacer en la avenida Palacé.

PAOLA MORALES
EL TIEMPO