La grabación clave del escándalo que salpica a la Corte Constitucional

La grabación clave del escándalo que salpica a la Corte Constitucional

Víctor Pacheco dijo que hubo soborno y salpicó, además de Pretelt, al exmagistrado Rodrigo Escobar.

La grabación clave del escándalo que salpica a la Corte Constitucional
11 de marzo de 2015, 04:44 am

En una grabación de 48 minutos que está en poder de la Fiscalía y a la que tuvo acceso EL TIEMPO, el abogado Víctor Pacheco Restrepo acusó al magistrado Jorge Pretelt y al exmagistrado Rodrigo Escobar Gil de estar detrás de la supuesta exigencia de 500 millones de pesos para que la famosa tutela de Fidupetrol fuera fallada a favor de esa empresa.

La grabación corresponde a la conversación que Pacheco sostuvo con el magistrado Luis Ernesto Vargas el pasado 3 de febrero, un día antes de que la Corte Constitucional eligiera a Pretelt como su presidente. Es una pieza fundamental en el escándalo porque, en la versión que el abogado Pacheco dio ante la Fiscalía el lunes, desaparecieron varios de los episodios que más podrían enredar a Pretelt, como la supuesta exigencia de plata.

++

“Yo estaba interesado en la selección de una tutela, y la tutela se seleccionó. La tutela se llama Fidupetrol contra la Sección (sic) Civil de la Corte Suprema de Justicia”, dice el abogado, y asegura que desde el primer momento buscó ayuda de Jorge Pretelt y del entonces magistrado Alberto Rojas Ríos, que fue quien impulsó la selección de la tutela.

“Jorge Pretelt hizo en esa época una fiesta en el Club El Nogal (...) Cuando llegué a Bogotá vine a averiguar si esos días había habido sala de selección. Pasé por la Corte y me dice (Pretelt): ‘La seleccionaron. Tenemos que hablar’ ”.

Pacheco aseguró que le respondió al magistrado que él regresaba a Barranquilla (donde vive) inmediatamente después del homenaje de El Nogal, y que entonces Pretelt le dijo que pasara por su apartamento.

Esta es la versión que le dio al magistrado Vargas de ese encuentro:

 

“Ese día llegué al apartamento, y él llegó enseguida (...) Eso sería como a las doce del día. Me dijo, vamos a hablar de esto rápido porque no demora en llegar la gente. Llega y me dice: ‘Bueno, le tocó a Mauricio González’.
Me dice así, así:

—Oye, tú sabes, el único que habla acá con Mauricio González soy yo. El que le lleva la cuerda.

—Aja, y qué es eso.

—No, que a él, definitivamente, no le gusta la plata. Pero –me dijo así, palabras textuales, y yo no sabía quién era el personaje–, él quiere que, en un momento dado, dice, que yo le consiga la plata y que se la dé a Marcela Monroy y para un pelao que tiene de 17 años.

Le digo:

—¿De cuánto estamos hablando?

—De 500 millones.

El abogado aseguró que Pretelt le dijo que tenía que ponerse “en contacto con Rodrigo Escobar Gil”, quien fue asesor de Fidupetrol ante la Corte, y que ese exmagistrado, quien fue presidente de la Corte Constitucional, estaba en la fiesta.

“Hablamos y yo pensaba –dijo– : ‘¿Será posible esa vaina? ¿Que esté contaminado todo así?’ Dije: ¡No joda! ¡Increíble!”.

A diferencia de lo que hasta ahora se conocía, el abogado Pacheco sostiene que el supuesto soborno sí se produjo y que sus clientes, las cabezas de Fidupetrol, supuestamente negociaron con Rodrigo Escobar, bajaron el pago a 400 millones y decidieron hacer un contrato. Escobar dice que por el caso recibió un pago de 200 millones de pesos, correspondientes a sus honorarios, y que de esa plata le dio 32,5 millones al abogado Pacheco.

“Mis clientes fueron y hablaron con Rodrigo Escobar (...) Yo no estuve presente en eso, yo no me meto en esas vainas”, se escucha en la grabación que ya está analizando la Fiscalía.

“La plata fue a Rodrigo, y parece que a su vez Rodrigo le da un pedacito al hermano (de Jorge Pretelt), que se llama Fernando y vive en la Calera, lo pertinente a Pretelt”. En este punto, sin embargo, señaló que era lo que suponía.

Y agregó: “Lo cierto, lo que yo vi y lo que oí fue lo del día del Nogal, que (Pretelt) me dijo en su apartamento eso”.
También afirmó que cuando sus clientes le pedían que averiguara por el caso, él llamaba a Rodrigo Escobar, pero que nunca había noticias. “Mis clientes me decían: '¿Qué pasa?, ¿qué pasa?'. Y yo les decía: 'Yo no sé, ustedes decidieron' ”.

Pacheco dice que en octubre del año pasado, cuando la Corte negó por unanimidad la tutela, decidió dar a conocer el hecho. “Fue cuando yo pensé: ‘Este es un hijo de P mayúscula. ¿Cómo es posible? Estoy seguro que no hizo nada con González, pero lo peor es que pone a la esposa de él y a un hijo que tuvo con ella (...) No joda, cómo es que este tipo les juega sucio a sus compañeros con estas vainas. Esta joda la tengo que decir’ ”.

JUSTICIA
jhotor@eltiempo.com