Por qué las matemáticas pueden ser las mejores amigas / Opinión

Por qué las matemáticas pueden ser las mejores amigas / Opinión

Hay muchas razones para estudiar esta asignatura. Una de ellas es que son el lenguaje de la ciencia.

07 de marzo 2015 , 06:05 p.m.

No podemos negarlo, las matemáticas no son la asignatura más popular. El miedo a ellas se transmite de generación en generación. A los niños que tienen ese temor les aconsejo que las vean como a Shrek, ese ogro que espanta, pero que en el fondo es bueno y se gana el amor de la princesa.

Las matemáticas pueden ser las mejores amigas y hay muchas razones para estudiarlas. Una de ellas es que son el lenguaje de la ciencia. Hace 300 años, Galileo decía que “el gran libro de la naturaleza está escrito en símbolos matemáticos” y es así: las leyes de la naturaleza se expresan en fórmulas. No todo el mundo podrá entender bien las fórmulas, pero eso no nos excusa de tratar de comprender los eventos que nos afectan, como el movimiento de los cuerpos, los procesos de transformación y transferencia de energía, y las características de la materia de la cual estamos formados. (Lea también: Cinco estrategias para aprender matemáticas)

Algunos dicen que no las necesitan porque se orientan hacia las áreas sociales y humanas. Están en un gran error. Ni siquiera serán capaces de leer bien el periódico o un informe técnico. El único caso documentado de un grupo humano que no usa números es el de la tribu de los piranhãs, en Brasil: no diferencian entre singular y plural, y no saben sumar uno más uno. El precio es alto: carecen del concepto de historia, el tiempo no fluye.

El resto de sociedades, desde muy temprano, calculan. La Biblia, en el libro Números, describe el censo que hicieron Moisés y Aarón al salir de Egipto, para planificar una política de reclutamiento y hacer proyecciones económicas. Los griegos y romanos hacían censos para proyectar los impuestos y los recursos para las obras.

La estadística es clave desde hace dos siglos y medio. Su nombre significa ‘ciencia del Estado’. Nos ha permitido generar otro tipo de, leyes tanto en el área social como en la natural. Reúne eventos en los que los individuos actúan caprichosamente, pero que mirados en conjunto muestran comportamientos uniformes, que permiten deducir fórmulas generales con buena capacidad de predicción. Finalmente, recomiendo el estudio de las matemáticas como actividad familiar. Es altamente formativo y otorga al estudiante rigor de pensamiento, coherencia lógica, sentido de realidad y respeto por la verdad.

MOISÉS WASSERMAN
Exrector de la U. Nacional
@mwassermannl