Así recibió el Meta fallo sobre la adopción gay

Así recibió el Meta fallo sobre la adopción gay

Investigadora universitaria dice que decisión de la Corte es "ridícula". La Iglesia la defiende.

19 de febrero de 2015, 11:33 pm

El camino del medio en el polémico debate de la adopción gay que tomó la Corte Constitucional de que esta es posible solo cuando en la pareja homosexual está el padre o la madre biológica, encontró en el departamento del Meta sus detractores y defensores.

La docente e investigadora del programa de psicología de la Universidad Cooperativa de Colombia, Rosa Deisy Zamudio González, afirmó que la posición del alto tribunal “es ridícula, los magistrados se lavaron las manos y no solucionaron nada”.

En forma diferente piensa el padre William Gil, sacerdote de la Parroquia Espíritu Santo de la primera etapa de La Esperanza, quien sostuvo que la Corte privilegió los derechos de los niños a tener una familia, que parte de la naturaleza de que puedan tener como padres un hombre y una mujer.

La docente universitaria señaló que desde el año 2009 viene adelantando con sus estudiantes la investigación titulada ‘Patrones de crianza utilizados por parejas homoparentales en hijos biológicos o adoptados’.

Con esta investigación, dijo, ha podido comprobar que los niños que viven con parejas del mismo sexo están bien cuidados, tiene buenos patrones de crianza y psicológicamente no encontró ningún comportamiento que pudiera afectar el desarrollo de sus personalidades.

Mencionó que en su investigación ha conocido cuatro casos de parejas del mismo sexo que tienen hijos. Todos viven en Villavicencio y hay muchos más casos, pero no están cuantificados y algunos padres tienen temor a que sus hijos o ellos mismos puedan sufrir discriminación en sus lugares de estudio o de trabajo.

Por esta investigación la docente Zamudio ha sido reconocida internacionales en Panamá y ha dado conferencias en México.

Casos documentados

De los cuatro casos tienen documentados la investigación de la Universidad Cooperativa de Villavicencio uno corresponde a una pareja gay, en el que uno de ellos es el padre biológico de un niño de 5 años y otro es el de una pareja de lesbianas en el que la madre biológica de una niña de 8 años, es una habitante de la calle, lo que llevó a la tía a adoptarla y ella vive con su pareja.

La docente de la Cooperativa Rosa Deisy Zamudio González sostiene que en desarrollo de la investigación tuvo la oportunidad de conocer dónde viven, cómo viven y de hablar directamente con las parejas y de entrevistar a la niños.

La niña de 8 años les dijo a los investigadores con toda la naturalidad que ella tenía dos mamás, y que fue producto de una relación heterosexual. En el otro caso, los papás del niño se preocupan porque haga las cosas tradicionales de un niño como jugar fútbol.

El tercer caso corresponde a un par de adolescentes que decidieron irse a vivir con la mamá biológica cuando ella decidió irse a convivir con su pareja, en lugar de hacerlo con el papá biológico. El último caso corresponde a un transexual que se convirtió en el padre de unos adolescentes.

En los cuatro casos, aseguró la investigadora Zamudio, ha podido comprobar que los niños y adolescentes tienen buenos patrones de crianza.

‘Es inconveniente’

El padre William Gil, sacerdote de la parroquia Espíritu Santo de la primera etapa de La Esperanza, en Villavicencio, sostuvo que la Corte Constitucional consideró que no es conveniente ni oportuno que los niños sean adoptados por parejas del mismo sexo.

De esa manera, aseguró el párroco Gil, privilegió el concepto tradicional de la familia que está constituida por un hombre y una mujer y el derecho fundamental que tienen los niños a tener una familia natural, que es un concepto que no se ha modificado del significado clásico de familia judeocristiana.

Respeto a la posibilidad de que es mejor que una pareja de homosexuales adopten un niño, en lugar de que estén desamparados por los padres que no asumen la responsabilidad de su crianza, el sacerdote Gil señaló que ese análisis debe hacerse desde el punto de vista de las estadísticas.

Este es un tema que maneja el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) que hace unos análisis juicios para determinar la paternidad de los niños que entrega en adopción y descarta las parejas homosexuales por falta de idoneidad.

El párroco Gil señaló que no cree que exista esa urgencia y por eso la Corte Constitucional tuteló el derecho de los niños a tener una familia natural.

META