Plazo para fijar protocolo sobre la eutanasia abre debate

Plazo para fijar protocolo sobre la eutanasia abre debate

Unos ven justo que personas decidan terminar con su dolor; otros, que hay vacíos en tratamientos.

Plazo para fijar protocolo sobre la eutanasia abre debate
18 de febrero de 2015, 01:00 am

Posturas encontradas generó en el sector de la salud la decisión de la Corte Constitucional de darle 30 días hábiles al Ministerio de Salud para elaborar un protocolo que guíe a hospitales, clínicas, IPS y EPS en la aplicación del derecho a morir dignamente.

El primero en reaccionar fue Fernando Ruiz, viceministro de Salud, quien reconoció que no tienen otra opción que cumplir con la orden de la Corte: “Reconocemos que llevamos mucho tiempo sin que se tomen medidas al respecto; en ese sentido, el Ministerio definirá un protocolo con una ruta de atención específica para estos casos y que le sirva al sistema”.

Por su parte, Juan Mendoza Vega, presidente de la Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente, consideró que una vez más el alto tribunal actúa en favor de los colombianos que sufren. (Lea: 'Aún hay muchos prejuicios sobre la muerte digna y la eutanasia')

“La Corte considera, con muy buen criterio, que quien desee solicitar que se acaben sus padecimientos mediante un procedimiento que corte su vida, está en el derecho de solicitarlo, porque se trata de la vida de la persona y de nadie más –sostuvo Mendoza Vega–. Aunque sería ideal que el Congreso legislara sobre el tema para hacerlo de manera integral”.

En la misma orilla se ubicó Jaime Arias, presidente de Acemi (que agremia a la mayoría de las EPS del contributivo); además de garantizar que cumplirán con lo que diga el Ministerio, en lo personal cree que se trata de una buena medida. “Es justa y creo que Colombia llega tarde a tomar una decisión que garantiza la posibilidad de que la gente pueda terminar voluntariamente su sufrimiento”.

Más que declararse a favor o en contra de la eutanasia, Olga Lucía Zuluaga, presidenta ejecutiva de la Asociación Colombiana de Hospitales Públicos, reconoció que en su gremio hay preocupaciones de procedimiento.

“Es muy importante que haya claridad acerca de quienes serán los encargados de pagar por ese tipo de servicios para que no ocurra lo que ha pasado con otros, como las autopsias, que requieren recursos humanos, físicos y económicos que no son cubiertos por ninguna entidad y se convierten en una carga más para los hospitales”, agregó Zuluaga.

Claudia Gámez, presidenta de la Asociación Colombiana de Cuidados Paliativos, cree que el verdadero debate es que a los pacientes con enfermedades terminales debe brindárseles opciones para aliviar o atenuar su sufrimiento.

“En este país, antes de definir cualquier otra medida, se deben fortalecer los cuidados paliativos integrales para todos los pacientes con enfermedades crónicas y terminales –añadió–. Hoy hay un vacío en este aspecto”.

En el mismo sentido, Pablo Arango, médico especialista en bioética, considera importante fomentar los cuidados paliativos y la buena atención a los pacientes terminales, antes que pensar en una eutanasia. De hecho, se declara en contra de ella, porque considera “que la misión universal de los médicos es proteger la vida, no matar”.

REDACCIÓN SALUD