'Aún hay muchos prejuicios sobre la muerte digna y la eutanasia'

'Aún hay muchos prejuicios sobre la muerte digna y la eutanasia'

Fundación que acompaña a enfermos terminales dice que el Congreso no ve el tema como prioritario.

'Aún hay muchos prejuicios sobre la muerte digna y la eutanasia'
17 de febrero de 2015, 05:10 am

Carmenza Ochoa, directora ejecutiva de la Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente, habló de las implicaciones del fallo de la Corte Constitucional que le ordena al Gobierno, en un plazo de 30 días, reglamentar la eutanasia para enfermos terminales. Aunque desde 1997 ese alto tribunal despenalizó esa polémica práctica, el Gobierno estaba en mora de establecer reglas frente al tema, y el Congreso, de legislar.

¿Cómo reciben el ultimátum que la Corte Constitucional le da al Gobierno para que regule la eutanasia?

Recibimos el fallo con mucho beneplácito. Esperamos que por fin se llene ese vacío que lleva 18 años desde la salida de la sentencia de la Corte Constitucional que despenaliza la eutanasia. La Corte exhortó en 1997 a reglamentar y legislar en la mayor brevedad, pero no le puso un plazo perentorio a las autoridades, por lo que el Congreso no ha sido diligente.

¿Por qué tanta demora para definir las reglas en un tema tan trascendental?

En estos 18 años lo que hemos visto es que hay muchos prejuicios acerca de la muerte digna y la eutanasia. Ahora, el Congreso no lo ve como un tema prioritario. Muchos consideran que esto va a aumentar el número de muertes. Eso no es cierto porque ya son pacientes terminales que van a morir, la diferencia es que van a morir de una manera más digna.

Aunque la eutanasia fue despenalizada en 1997, las entidades que prestan el servicio de salud la siguen negando...

Así es. Le dicen a los pacientes que como la eutanasia no está reglamentada, no se comprometen a practicarla. Que no esté reglamentada la muerte digna lleva a que el médico corra el riesgo de que lo demanden y más adelante tenga que demostrarle a un juez que el paciente cumplía todos los requisitos para acceder a la eutanasia. Las EPS e IPS no quieren estar expuestas a ese riesgo.

¿Cómo debería ser la reglamentación de la eutanasia en pacientes terminales?

Se puede seguir el modelo de Bélgica y Holanda que ya tienen reglas al respecto. En esos países el Gobierno ha creado una comisión o le ha delegado a un comité de bioética la evaluación de las solicitudes de eutanasia de pacientes terminales. El médico que recibe la solicitud y considera que es válida, la lleva a un comité que estudia el caso y es quien finalmente da la aprobación o no. Así las instituciones de salud se libran del riesgo de que las demanden.

Ese comité interdisciplinario lo debe crear el Gobierno Nacional o podrían delegar, en Colombia, a universidades como la Javeriana o la Nacional que ya tienen comités de bioética en donde hay médicos, abogados, enfermeras, gente del común, que aportan al estudio de las decisiones de terminar la vida de manera digna.

En el caso de las regiones más apartadas, podría ser un comité en donde estén un juez del pueblo, el procurador delegado, el personero, personas que tengan una capacidad intelectual para estudiar las solicitudes.

¿En qué caso un paciente puede pedir que se le aplique la eutanasia?

Hoy en día se puede aplicar, pero como dije antes, los médicos no lo hacen por miedo a ser demandados por falta de reglamentación. Lo que ha dicho la Corte es que el paciente debe tener una enfermedad terminal en la que haya un intenso sufrimiento que no se pueda aliviar de otra manera o que el paciente no le haya servido el tratamiento o no lo quiera.

¿Qué pasa si el paciente que la solicita tiene una depresión o una enfermedad psicológica?

Los médicos deben haber analizado la situación del paciente y adicionalmente debe evaluarse la competencia mental de la persona que quiere optar voluntariamente por la eutanasia. Se debe analizar que tiene una enfermedad física, no psiquiátrica, porque por ahora es muy difícil decir cuándo un paciente enfermo mental es terminal. 

El paciente debe ser competente mentalmente para tomar esa decisión. Es posible que por su condición de enfermo terminal tenga una depresión, pero lo que se debe analizar es que no sea una depresión de base, como enfermedad, la que lo llevó a hacer esta solicitud de querer morir, sino su condición física.

¿Qué tantos casos de eutanasia se han autorizado en Colombia?

En Colombia no hay muchos casos de muertes por eutanasia. Muchos enfermos mueren en condiciones indignas. Al año, en la Fundación Pro Morir Dignamente, acompañamos unas 30 solicitudes de enfermos terminales que quieren morir con eutanasia. Menos de la mitad de ellas, unas 12 aproximadamente, son aprobadas y se llevan a cabo.

¿La objeción de conciencia se puede justificar para negarle la eutanasia a un paciente?

En este caso el deber ser es que un médico pueda argumentar objeción de conciencia y negarse a practicar la eutanasia por sus creencias, pero debe remitirle el paciente a un médico que sí pueda hacerlo.

JUSTICIA