El país del Opus Dei

El país del Opus Dei

Ojalá la Corte sea independiente y logre sacudir su decisión de ánimos católicos o cristianos.

El país del Opus Dei
16 de febrero de 2015, 11:56 pm

Debo ser honesto: no me convencieron las disculpas del rector de la Universidad de La Sabana respecto a las conclusiones del informe de la Facultad de Medicina en el que se califica a los homosexuales de personas enfermas.

No me convencieron porque creo que el primero en salir a rectificar las conclusiones del documento enviado a la Corte Constitucional debería haber sido Álvaro Enrique Romero, el profesor que emitió dicha opinión. Ese mismo profesor debería haber explicado cómo fue que llegó a esa conclusión y por qué, a nombre de la universidad, emite conceptos que se salen de lo científicamente aceptable, más aún siendo él psiquiatra y director de la carrera de Medicina.

Esas disculpas de la Universidad de La Sabana habrían parecido más honestas si la primera vocera autorizada por la alma máter no hubiera salido a hablar de un informe distinto del que emitió la Facultad de Medicina, como si en lugar de reconocer el error se quisiera ocultar el mismo y desviar la atención del público indignado por las conclusiones del profesor Romero.

Tal vez mi opinión sería distinta si en el otro informe aparecieran conclusiones diametralmente opuestas a las del reporte entregado por la Facultad de Medicina; sin embargo, el concepto del Instituto de la Familia de la Universidad de La Sabana no se aleja tanto de aquello que piensa el profesor Romero, pues consigna que “es mejor para los niños y para las futuras generaciones que solo puedan ser adoptados por parejas heterosexuales” porque los “menores adoptados por parejas homosexuales tienen una mayor tendencia a desarrollar la misma orientación sexual”.

¿Es mejor ser adoptados por heterosexuales? ¿Los niños adoptados por homosexuales desarrollarían la misma tendencia sexual? ¿Es esta la manera en que la universidad reconoce y respeta la diversidad de género?

Creería en las disculpas y las afirmaciones de la Universidad de La Sabana si estas no respondieran al manejo que cualquier empresa debe dar a una situación de crisis en donde el prestigio y buen nombre quedan en entredicho. Pero no debemos perder de vista que detrás de ese centro educativo hay una fuerza religiosa, de corte altamente conservador, que difícilmente cambia sus puntos de vista sobre los debates mundanos.

No creo que en el Opus Dei hayan cambiado su posición sobre los homosexuales. Dudo mucho que por un escándalo mediático numerarios y supernumerarios de esta comunidad vayan a abandonar esa idea, que tienen bien arraigada, sobre atentados contra la vida como lo pueden ser el aborto o las relaciones homosexuales.

Por esto no me convencieron las disculpas de la Universidad de La Sabana, porque a fin de cuentas el poder religioso detrás de ese centro académico sigue manteniendo la misma posición que tenía antes, así para las cámaras y los micrófonos el punto de vista deba moderarse.

Ojalá la Corte sea sabia e independiente y logre sacudir su decisión de ánimos católicos o cristianos. Ojalá la decisión que tome respecto a la adopción para parejas del mismo sexo, así como tantas otras que tienen que ver con el desarrollo de la sociedad, esté acorde con los ideales de un país laico y no los de la nación soñada por el Opus Dei o a Casa sobre la Roca.

* * * *

#PreguntaSuelta: ¿Usted respeta o no la vida? ¿Usted saldría a marchar por la vida, más allá de las críticas que han surgido en torno a la marcha propuesta por el profesor Mockus?

Juan Pablo Calvás
@colombiascopio