'En la escritura, lo más importante es no olvidarse de soñar'

'En la escritura, lo más importante es no olvidarse de soñar'

Patricia Engel habla sobre su carrera y su reciente novela: 'No es amor, es solo París'.

'En la escritura, lo más importante es no olvidarse de soñar'
27 de enero de 2015, 07:04 pm

Una revelación. Esa es, probablemente, la palabra que más emplean libreros y editores a la hora de hablar de Patricia Engel. Revelación, porque su primer libro de relatos, Vida, despertó grandes elogios de la crítica, fue incluido entre los “notables” de The New York Times, y fue finalista del premio Pen/Hemingway.

La joven escritora, hija de colombianos, se crió en Nueva Jersey (Estados Unidos). Estudió en la Universidad de Nueva York, y hoy en día, además de escribir, dicta clases de escritura creativa en la Universidad de Miami.

Invitada este año al Hay Festival de Cartagena, hablará de sus relatos y de su primera novela, No es amor, es solo París, en esa ciudad que le fascina por su tremenda carga de historia, pero de la cual también le interesan mucho los dilemas y las tensiones sociales que existen en la región.

Encuentra la inspiración en lo que ve, lo que escucha y lo que siente. La novela que más veces ha leído es La Vie Devant Soi, de Romain Gary, y confiesa que no soporta las películas de horror.

1 ¿De qué manera influyen sus raíces colombianas en su literatura?

Tal vez en una combinación de orgullo, dolor, fe y esperanza.

2 ¿Y de qué manera influye su formación norteamericana?

En el lenguaje, que tiende a ser sin pretensiones y no muy florido.

3 ¿Qué significó haber sido finalista del Pen/Hemingway Book Award?

No pienso en premios cuando estoy escribiendo, pero no se puede negar que al recibir reconocimientos, un libro tiene la oportunidad de llegar a un público más amplio.

4 ¿Qué condiciones requiere para escribir?

Trato de ser flexible y no depender de rituales, pero prefiero el silencio, una mesa grande, una silla cómoda y la luz natural del día.

5 ¿Por qué París en su reciente novela?

Porque amo a París. Pero pensé que en la literatura contemporánea sufría el riesgo de convertirse en un cliché total, lo mismo con sus historias de amor. Quería demostrar otro lado de París, con aspectos no muy favorables, y a la vez contar una historia de amor realista y sincera.

6 ¿Se puede aprender a escribir?

Con disciplina y deseo se puede llegar muy lejos.

7 ¿Cuál es el consejo que siempre les da a sus alumnos de escritura creativa?

Es importante leer mucho y aprender la técnica, pero lo más importante es no olvidarse de soñar ni de sentir compasión.

8 ¿Hay ciudades que invitan al amor? ¿Cuáles en su caso?

Pienso que todo depende de la compañía con quien uno esté, pero hay ciertas ciudades que ayudan con su belleza y misterio. Por ejemplo, fuera de París, San Petersburgo, Marrakech, Estambul, La Habana y Cartagena.

9 ¿Nueva York o París?

Nueva York.

10 ¿Mar o montaña?

Mar.

11 ¿Quiénes son sus autores de cabecera?

Albert Camus, Marguerite Duras, Romain Gary, Maryse Condé y James Baldwin.

12 ¿Cuál fue la última película que la hizo llorar?

Life of Pi (en Colombia se proyectó con el título de Una aventura extraordinaria).

13 ¿Cuál es el recuerdo de Colombia que se le cruza con más frecuencia?

La sabana de Bogotá, verde, hermosa y extensa; y las flores, la alegría y los colores de Medellín.

14 Un adjetivo para Colombia.

Bella (en cuanto a la gente, la tierra y su espíritu).

15 Entre los autores colombianos, ¿a quiénes lee con devoción?

A Jorge Franco, Laura Restrepo y claro que a Gabriel García Márquez.

FERNANDO QUIROZ