Tras ser expulsado, fallo le permite a soledeño volver a San Andrés

Tras ser expulsado, fallo le permite a soledeño volver a San Andrés

Rony Noriega, de Soledad (Atlántico),salió favorecido en batalla legal que duró 1 año.

Tras ser expulsado, fallo le permite a soledeño volver a San Andrés
20 de enero de 2015, 03:37 pm

Luego de una lucha jurídica de un año, Rony Noriega Montero, oriundo del municipio de Soledad (Atlántico), consiguió que la Corte Constitucional diera a su favor un fallo de tutela que le ordena a la Gobernación de San Andrés que revoque la orden de expulsión que le impuso en septiembre de 2013 y que lo separó de su esposa e hijo, en ese entonces, de 4 años, nacido en esa isla.

Acompañado de su abogado, Carlos Martínez, Noriega Montero relató que la Corte Constitucional revisó fallos anteriores en su contra por solicitud del Defensor del Pueblo, Jorge Otálora, tras determinar que el soledeño no se encontraba en ese territorio insular en calidad de ilegal, sino con una tarjeta de residencia temporal que obtuvo por haber formado una familia.

La Corte también tuvo en cuenta la preservación de los derechos al trabajo y a tener una familia, en el caso del menor. También encontró un vacío en el decreto 2762 de 1991, con el que la Oficina de Control de Circulación y Residencia (Occre), adscrita la Gobernación, regula la expansión demográfica en la isla, en el sentido de que esta no restringe explicítateme que una persona con permiso de permanencia temporal pueda trabajar.

“Mi cliente fue expulsado como un delincuente y además se le impuso una sanción económica. La Occre hace una interpretación negativa de un decreto, evidentemente en desuso, cuando no tiene facultades para hacerlo. El fallo no puede ser apelado”, anotó el jurista Martínez.

Guerra mediática

Pese a lo satisfactorio que resultó el fallo y que está dispuesto a regresar cuanto antes a San Andrés, Noriega Montero asegura que la preocupación continúa, ahora, por los múltiples pronunciamientos que el director de la Occre, Joseph Barrera Kelly, ha hecho en su contra, a través de distintos medios de comunicación locales.

La Occre, a través de Barrera Kelly, manifestó públicamente que esa oficina acatará el fallo de la Corte, pero que al mismo tiempo dará inicio a un proceso administrativo contra el soledeño de 38 años.

“Existe una norma clara dentro del decreto de control poblacional que establece que el hecho de tener hijos nacidos en las islas, estos no le transfieren la residencia legal a personas en estado de irregularidad, de modo que haremos valer esa norma”, fue la declaración de Barrera Kelly en la página 19 de la edición del 31 de octubre de 2014 del semanario El Extra, de San Andrés.

Sumado a esto, lo que fue puesto en conocimiento de la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo, Noriega Montero denunció que el pasado 29 de diciembre recibió una llamada a su teléfono celular en la que un desconocido le informó que si entraba a San Andrés tendrían que responder por un proceso judicial ante la Fiscalía. “No me dijo de qué se trataba y luego de insistirle que me mandara el nombre del expendiente llevo esperando todo este tiempo”, agregó.

El abogado Carlos Martínez describió que su cliente está atemorizado tras ingresar al archipiélago hace unos meses por cuenta de un permiso obtenido a través de una tutela que su esposa, sanandresana, interpuso ante el Tribunal Superior de San Andrés.

En aquella visita, que se prolongó hasta noviembre de 2014, se percató de que su situación es del conocimiento de toda la isla,

“lo que ha despertado odios entre comunidades raizales”. “En boca de todo el mundo está que soy un mujeriego, irresponsable y que no merezco volver a la isla. Así también sucede con mi hijo al que me tuve que traer para Soledad. De mí se dice de todo y así quién me irá a dar trabajo”, manifestó.

Noriega aseguró que su calvario comenzó 18 días después de denunciar irregularidades en el interior de la Defensa Civil, para la cual trabajó en San Andrés.

Andrés Artuz Fernández
Redactor de EL TIEMPO
Barranquilla.